Tendencias
¡Pilas! Este viernes rotará la medida de pico y placa en Bucaramanga
Más de 230.000 propietarios de vehículos deberán pagar un monto que se definió en el sistema y método para determinar las tarifas de los derechos de tránsito y servicios que presta la Dirección de Tránsito de Bucaramanga (DTB). - Foto: Dirección de Tránsito Bucaramanga

nación

Así será el cobro por placa a propietarios de vehículos en Bucaramanga

Esta tarifa había sido suspendida en 2021 por el Tribunal Administrativo de Santander.

En segundo debate y con 10 votos a favor, el Concejo de Bucaramanga aprobó el proyecto de acuerdo 068, el cual establece “el sistema y método para determinar las tarifas de los derechos de tránsito y servicios que presta la Dirección de Tránsito de Bucaramanga (DTB)”. La decisión ha causado revuelo entre los bumangueses.

Dicha tarifa había sido suspendida en 2021 por decisión en segunda instancia del Tribunal Administrativo de Santander, al considerar que se trataba de doble tributación. Sin embargo, este fin de semana el polémico cobro “revivió”. En medio del debate cinco concejales se opusieron y otros dos se ausentaron.

Así las cosas, ahora los propietarios de motocicletas matriculadas en la DTB pagarán $13.000 al año y los otros vehículos $ 46.000. En total serían más de 230 mil propietarios de automotores los que deberán pagar esta tarifa a partir del 2023.

“Este voto de confianza de los concejales nos compromete a trabajar con mayor entusiasmo para brindar más seguridad vial, fortalecer la cultura ciudadana y mejorar la movilidad en la ciudad. Además, aseguramos que la entidad siga siendo pública, es decir, de todos los bumangueses”, expresó Iván Rodríguez, director de Tránsito de Bucaramanga.

La entidad indicó que este proyecto no es un nuevo impuesto, sino una tasa o aporte que vienen realizando desde hace más de 20 años los propietarios de vehículos matriculados en cada municipio.

“Los recaudos generados por dicha tasa, sumados a los ingresos que se perciben por concepto de trámites de matrículas, licencias de conducción, revisión técnico–mecánica y multas, contribuyen a soportar los costos necesarios para la operatividad y el funcionamiento de organismos como la Dirección de Tránsito de Bucaramanga”, explicó la entidad.

La administración y custodia de los documentos de vehículos matriculados en la ciudad es una de las necesidades que se atienden a través de esa tasa, los servicios de regulación y control vial que prestan los agentes de tránsito, así como el levantamiento de accidentes con víctimas fatales, las labores de señalización y mantenimiento a la semaforización, entre otros, se asumen a partir de esos recaudos.

En cuanto al fallo del Tribunal de Santander, la Dirección de Tránsito aseguró que este afectó de manera considerable la tarifa del 2017; “por parametrización del sistema, el cobro de la tasa de 2022 se activó durante tres días. Para subsanar este fallo, se prepara un acto administrativo que autorice las respectivas devoluciones a los usuarios”.

Por su parte el concejal de Bucaramanga, Carlos Parra, indicó la aprobación de este acuerdo se hizo de espalda a los ciudadanos y se trataría de un tema de intereses políticos entre el alcalde de la ciudad, Juan Carlos Cárdenas y partidos políticos.

“Esto se llama el pupitrazo y es lo que la gente rechaza, porque es jugarle a sus espaldas. Rechazo que estas sean las dinámicas que tienen cooptado el Consejo de Bucaramanga porque no es justo con la ciudad. Políticamente este proyecto no tiene problema por una razón política, y es que el Alcalde la primera decisión fue que, a pesar de haber sido elegido con los concejales de la Liga y con los del partido Verde, consolidó un pacto político con Cambio Radical, partido Liberal, Centro Democrático y partido Conservador y en consecuencia va a aprobar el proyecto”, dijo Parra.

Y agregó: “.a doble tributación, de acuerdo a múltiples conceptos, se da no por el sujeto pasivo sino porque el es mismo hecho generador. Entonces si nosotros al ciudadano le ponemos a pagar en el municipio, lo que ya paga a nivel departamental estamos incurriendo en la doble tributación”.