nación

¿Embargarán las cuentas a deudores de los impuestos en Bucaramanga?

Los morosos pueden llegar a cuerdo con la administración municipal para evitar llegar a instancias mayores de cobro.


Luego de cumplirse los plazos establecidos por la Alcaldía de Bucaramanga para que los contribuyentes pudieran pagar con descuento los impuestos del Predial e Industria y Comercio, y que el Gobierno Nacional declarara finalizada la emergencia sanitaria por covid-19, en la capital santandereana inició el cobro coactivo a los deudores morosos.

De acuerdo con la Secretaría de Hacienda de Bucaramanga, una vez concluido este período de emergencia, la ley obliga nuevamente a retomar las funciones para lograr que los morosos se pongan al día con sus obligaciones tributarias.

“Teníamos decretos nacionales que nos restringían y había una suspensión de términos de los procesos de fiscalización de cobro coactivo, que es una fundación fundamental de la Secretaría de Hacienda. En ese sentido, con la finalización del no pago de las obligaciones tributarias, todos los contribuyentes saben que podrían terminar embargados si no pagan”, detalló la entidad.

Aunque la cartera municipal señala que son altas las probabilidades de embargo para los morosos, también sostiene que hay varias formas de evitar llegar a estas instancias y de paso saldar las cuentas pendientes, toda vez que hay personas que desde hace más de diez años no pagan.

“La probabilidad de embargo es alta, por ello hacemos reiterados llamados al contribuyente para que se ponga al día o haga un acuerdo de pago con la administración municipal, esto le permitirá evitar un embargo, no ser reportado a data crédito e inclusive en última instancia evitar que les hagan un embargo de los bienes inmuebles”.

Teniendo en cuenta la norma, la Secretaría de Hacienda asegura que es obligatorio retomar los procesos de cobro, puesto que ya no hay ningún “impedimento” para no hacerlo.

“Hemos dado muchísimos plazos, llevamos más de dos años de hacer amnistías tributarias, no cobramos intereses, no embargamos a nadie. Pero, por supuesto, ya necesitamos reactivar los procesos que teníamos en curso y la ley nos obliga también a retomar las funciones de cobro coactivo”.

La cartera municipal invitó “a los contribuyentes a que se acerquen y nos digan de qué manera pueden ponerse al día. La emergencia sanitaria ya terminó, por ello todos los procesos se reanudan por orden legal y todos los procesos de cobro activo tienen que llegar a su término como lo establece la ley”.

Informe del Dane revela que a los colombianos no les gusta pagar impuestos

De acuerdo con el calendario tributario de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian) entre el 9 de agosto y el 19 de octubre de 2022, los colombianos, según el último dígito de la cédula, deben presentar su declaración de renta del año gravable 2021.

No todas las personas naturales están obligadas a declarar renta, solo aquellas que al cierre de 2021 tenían un patrimonio bruto igual o superior a 163.386.000 pesos o quienes tuvieron ingresos, consumos mediante tarjeta de crédito, compras o consignaciones bancarias, depósitos o inversiones financieras por 50.831.000 pesos.

Pagar impuestos, aunque necesario, es un tema que nunca caerá del todo bien entre las personas de a pie, ya que flagelos como la corrupción acrecientan la idea de que este dinero se perderá. Así mismo, el nivel de evasión es bastante alto, según la Dian, que recientemente reveló que solo en empleados públicos hay casi seis mil morosos.

Ahora bien, un reciente informe del Departamento Administrativo Nacional de Estadísticas (Dane), dejó muy claro que a los colombianos no les gusta pagar impuestos, pese a que aseguran que destinan más del 20 % de sus ingresos para esta tarea.

En su Estudio de Política Social (EPS), el Dane aseguró que a la pregunta “de sus ingresos mensuales, ¿qué porcentaje considera usted que dedica al pago de impuestos?”, el 56,3 % aseguró que entre un 0 y un 20 %, mientras que para el 27,6 % este mismo rango fue de entre el 21 y el 40 % y apenas un 0,03 % dice que destina más del 80 %.