nación

Enfermera sufrió graves lesiones tras ser agredida por paciente en hospital de Santander

La agresora, al parecer, estaría bajo el efecto de sustancias estupefacientes.


La intolerancia parece no tener límites en Bucaramanga, Santander. Esta vez se conoció la brutal agresión que sufrió una enfermera por una joven que ingresó al servicio de urgencias del Hospital Universitario de Santander (HUS).

Con una incapacidad de siete días y una fractura en la nariz, así terminó Yenny Paola Patiño, una auxiliar de enfermería, luego de recibir fuertes golpes en la cara y cabeza, mientras ejercía sus funciones en el área de triage de urgencias del HUS.

“Ocurrió a las 3:30 de la madrugada, estaba sola cuando llegó la muchacha bastante agitada pidiendo que le quitaran las barras de planificar del brazo, porque creía que estaba embarazada. Yo le dije: espere un momento que ya la valora el médico. Pero, ella insistía que tenía que ser ya, se me abalanzó y comenzó a pegarme puños”, le contó a SEMANA Yenny.

La golpiza se prolongó varios segundos hasta que el guarda de seguridad se percató de la situación y corrió a auxiliar a la enfermera, quien para ese momento tenía su rostro cubierto de sangre.

“Yo pude gritar, vino el celador y me la quitó de encima. Quedé en shock, estaba sangrando mucho. Me dirigí hacia trauma y allá me valoró la doctora que estaba de turno y el cirujano plástico, me diagnosticaron fractura de hueso nasal y me dieron incapacidad por siete días”, agregó la enfermera.

“Luego me valoró el otorrino y me dijo que tenía desviación de tabique, por lo cual debían realizarme una cirugía, que aún no me han programado”, sostuvo.

Al parecer, la agresora es una joven, de 21 años, adicta al consumo de sustancias estupefacientes y precisamente el día de la agresión estaría bajo los efectos de estas, por ello y debido al alto grado de alteración debió ser sacada del HUS.

“Llevo 15 años laborando acá, nunca me imaginé que me llegaran a golpear o agredir así, fue algo muy impactante. Pero también me dio mucha tristeza porque yo estoy acá para ayudar a los demás, no entiendo por qué me golpeó. La situación hubiese sido peor donde esa persona venga armada, no sé qué hubiera podido pasar si el vigilante no llega en ese momento”, relató.

El pasado jueves se conmemoró el Día Mundial de la Enfermera o Enfermero, fecha que se celebra cada 12 de mayo desde 1974, luego de que el Consejo Internacional de Enfermería así lo estableciera.

Aprovechando esta celebración, Yenny Patiño hizo un llamado a todos los ciudadanos que acudan al HUS para que traten con respeto a todo el personal de la institución.

“Así como los usuarios piden ser tratados con respeto, nosotras las enfermeras también merecemos respeto, porque hay cosas que a veces se nos salen de las manos, pero ese no es el hecho para ser agredidos verbal y físicamente. Hay que tener paciencia en los servicios de salud”, dijo.

Colombia cuenta con 82.218 enfermeras y enfermeros, es decir, 16.1 por cada 10 mil habitantes, y con 329.607 auxiliares de enfermería, lo que equivale a 64.6 por cada 10 mil habitantes. En sus redes sociales, el Ministerio de Salud de Colombia homenajeó el día y agradeció la labor que realizan estos profesionales de salud en el país.

“En el #DíaInternacionalDeLaEnfermería, queremos reconocer y agradecer la labor de los más de 411 mil profesionales del país, que con su compromiso, esfuerzo y dedicación, cuidan la salud y el bienestar de todos los ciudadanos”, escribió la entidad.