nación

Los impresionantes desbordamientos de ríos que tienen incomunicado a Rionegro, Santander

La capacidad de atención está desbordada.


La temporada invernal no da tregua en el departamento de Santander, donde en las últimas horas se han registrado graves emergencias que tienen afectadas a miles de familias de esta región del país. Uno de los municipios más golpeados es Rionegro, ubicado al noroeste y norte-centro del departamento, allí donde más de 2.500 familias de la zona rural están completamente incomunicadas.

En las últimas 72 horas, las intensas lluvias han causado el desbordamiento de quebradas y ríos, deslizamientos de tierra, caída de rocas y árboles, y desbancamiento de vías que conducen hacia los sectores rurales del municipio, según informó el alcalde del municipio, Rubén Darío Villabona Pérez, en conversación con SEMANA.

“Tenemos completamente incomunicados a los residentes de los corregimiento de Villa Paz, Misiguay y Galapagos; las veredas Portachuelo, Galanes, Napal, La Pradera y La Puya, entre otras. La situación es bastante crítica porque nuestra capacidad de atención ya se desbordó”, dijo Villabona.

El panorama es dramático, ya que según reveló el alcalde a SEMANA, el 60 % del municipio se encuentra incomunicado, es decir, más de 2.500 familias están atrapadas en sus sectores de residencia por el invierno. Las afectaciones son exorbitantes, al tener en cuenta que estas personas viven de cultivar el campo que ahora está inundado.

En este momento sí o sí necesitamos la presencial del Gobierno nacional en nuestro municipio, para ayudar a estas familias que están completamente incomunicadas, por las pérdidas de las bancadas. Tenemos afectaciones viales en más de 35 corregimientos, hay alerta sobre el río Lebrija y Cáchira, la quebrada Samacá”, agregó el mandatario local.

El río Rionegro ya amenaza con desbordarse y en tres instituciones educativas se han presentado daños en sus instalaciones. Hay que mencionar que el municipio se encuentra ubicado geográficamente sobre la cordillera, lo que ocasiona que cada vez que se presentan lluvias las vías se deterioren y se presenten estos derrumbes.

Aunque la administración municipal ha atendido la emergencia de forma inmediata, la capacidad de atención ya superó el límite y ahora la preocupación es mayor, puesto que hasta el momento no han tenido respuesta alguna del Gobierno nacional para poder enfrentar esta situación. “Solicito al Gobierno nacional su acompañamiento, estamos adelantando las articulaciones y acciones, pero necesitamos una respuesta pronta y oportuna de la Unidad Nacional de Gestión de Riesgos y Desastres por la problemática que se está viviendo en este municipio, el segundo más grande de Santander en extensión geográfica”, sostuvo el alcalde.

El alcalde Villabona asegura que se está frente a una situación contrarreloj, pues hay decenas de familias que viven cerca de las quebradas y ríos los cuales han presentando crecientes subidas y desbordamiento. Por ello, Rionegro, Santander, será declarado en alerta roja. Esta calificación establece una alta probabilidad de que ocurran desastres naturales en zonas de alta pendiente o que presentan inestabilidad.

“Tenemos población ribereña en los corregimientos de San Rafael, Papayal, San José de los Chorros. El río Cachira del Espíritu Santo se desbordó y están completamente inundadas las veredas del corregimiento La Tigra. Ante esto, estamos adelantando la adecuación de un espacio para albergue transitorio para las familias”, dijo Villabona.

Pese a que ya ha sido enviado personal y maquinaria a los lugares afectados, no ha sido posible realizar todos trabajos de forma constante porque las lluvias no cesan.

“Como ha estado lloviendo muchísimo no puede trabajar la maquinaria de manera permanente como quisiéramos, toda vez que esto produce más deslizamiento. Por ahora, el consorcio que tiene a cargo el mantenimiento de la vía nacional en conjunto con los bomberos del municipio adelantan las labores de limpieza de estas. Nuestra maquinaria está en algunos sectores, pero tenemos la capacidad desbordada”.

Las fuertes precipitaciones que en los últimos días han caído sobre las diferentes regiones del país se extenderán hasta mediados del mes de junio. Así lo informó en su más reciente reporte el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), el cual precisó que a inicios del mes de marzo inició la transición al primer periodo más lluvioso del año, específicamente en las regiones Andina y Pacífica.

De acuerdo con el informe de la entidad, durante el trimestre consolidado de marzo a mayo se esperan registros de lluvias muy cercanas a la climatología de referencia 1991-2020, a excepción del departamento La Guajira y centro del litoral Caribe.