nación

Más de 6.000 sismos han sacudido a Santander este año: Observatorio Sismológico del Nororiente

La mayoría de los sismos no son percibidos por la población debido a la baja magnitud.


Durante los primeros siete meses del año en el departamento de Santander se registraron más de seis mil sismos, de los cuales solo uno tuvo una magnitud igual a cinco, según el reporte entregado por el Observatorio Sismológico del Nororiente Colombiano (Osnoc).

El Osnoc es un proyecto en conjunto entre la Universidad de Santander (Udes), la Corporación Autónoma Regional para la Defensa de la Meseta de Bucaramanga (CDMB) y el Servicio Geológico Colombiano (SGC).

Desde allí se adelantan investigaciones para conocer el comportamiento de los suelos ante la ocurrencia de eventos sísmicos y el impacto en las edificaciones e infraestructura de la región ante este fenómeno.

En ese sentido, el Osnoc reveló que entre el 1 de enero y el 31 de julio de 2022 se reportaron 6.248 eventos sísmicos en esta región del país, donde, entre otras cosas, se ubica el segundo nido sísmico más activo del mundo.

En su mayoría son de una magnitud baja, que no son percibidos por la población. 21 de los temblores han sido de magnitud mayor o igual a cuatro y uno solo tuvo una magnitud de cinco. Se trata de un movimiento telúrico registrado el pasado 7 de marzo con epicentro en Los Santos, a 154 kilómetros de profundidad”, explicó Carlos Fernando Lozano, director del Osnoc.

El municipio de Los Santos, en Santander, es el lugar con más actividad sísmica en Colombia y el segundo del mundo después del Hindú Kush, un macizo montañoso de Asia, situado entre Afganistán y el noroeste de Pakistán.

Vale precisar que el temblor más reciente que fue percibido por la ciudadanía ocurrió el pasado sábado 13 de agosto, a las 08:02 a. m. Igualmente, su epicentro fue en Los Santos con una magnitud de 4.6 y una profundidad de 153 kilómetros. La intensidad máxima del movimiento fue clasificada como Ligera, según el SGC.

Asimismo, el director de Osnoc aseguró que durante todo el 2021 se reportó una cifra aproximada de 11 mil eventos sísmicos en este departamento. “La sismicidad en Santander está dominada por lo que se conoce como el nido sísmico de Bucaramanga. Allí ocurren entre 12 y 20 sismos diariamente”.

Adicional a esto, el Ingeniero Lozano señaló que principalmente el riesgo sísmico está relacionado con el estado estructural de las edificaciones, los tipos de suelo y la topografía existente en la región, así como de las fuentes que originan los sismos (fallas geológicas activas y el nido sísmico). “En nuestro análisis de la información registrada por el Observatorio Sismológico, hemos identificado qué en algunas zonas de la ciudad se registran altos niveles del movimiento del suelo y observamos modificaciones en la duración del registro sísmico”.

Actualmente, la red del Osnoc tiene ocho estaciones localizadas en la meseta de Bucaramanga. También hay estaciones en Girón, Floridablanca, Piedecuesta y la Mesa de Los Santos. Dentro del proceso de expansión de la red de monitoreo se tiene planeada la instalación de tres nuevos puntos de monitoreo en municipios como El Playón, Rionegro y Lebrija.

¿Qué hacer durante el sismo?

•Si está en una construcción sismorresistente, ubicarse cerca de columnas, bajo un escritorio o en las zonas demarcadas como seguras, siempre lejos de vidrios o elementos que puedan caer.

•Si se encuentra en una construcción informal, tratar de salir de inmediato, durante la salida, vigile su entorno para identificar peligros durante la evacuación.

•Nunca usar ascensores para evacuar.

•No ubicarse bajo los marcos de las puertas, ya que no es un lugar seguro, el marco ayuda a disipar la energía del sismo, por lo cual puede romperse y colapsar.

•Si está en una silla de ruedas, ubicarse al lado de una columna o lugar seguro, frenar la silla y proteger la cabeza con los brazos. Asegurarse que en su lugar de estudio y trabajo cuenten con medidas específicas para apoyarle en la evacuación.

•Si está en la calle, observar su entorno y buscar un lugar seguro. Procurar estar lejos de postes y cables. Alejarse de las fachadas, pues pueden caer partes de la misma como ladrillos o vidrios, con precaución dirigirse al centro de la calle, tener cuidado con los vehículos, es muy posible que los conductores no hayan sentido el sismo.

Si se va conduciendo un vehículo en las calles y percibe un sismo, reduzca la velocidad y en lo posible deténgase en un lugar seguro (alejado de postes, cables, vallas).