nación

¿Promesa incumplida? Cuando Rodolfo Hernández ofreció 20 mil viviendas en Bucaramanga

El actual candidato presidencial entregó ‘cartas-cheques’ donde se comprometía a ejecutar el proyecto.


En los últimos días, varias personas le han recordado al exalcalde de Bucaramanga y actual candidato presidencial de la Liga de Gobernantes Anticorrupción, Rodolfo Hernández Suárez, que en 2019, tras finalizar su período de mandato, no cumplió con una las principales propuestas de su plan de gobierno y que incluso había firmado con sello notarial.

Se trata del programa de vivienda de interés prioritario denominado “Plan 20 mil Hogares Felices”, que tenía, precisamente, como propósito construir 20 mil viviendas para las familias más humildes de la ciudad.

Hernández, durante su período de campaña en 2015, entregó miles de ‘cartas-cheques’ a comunidades de escasos recursos, en donde se comprometía con una madre o padre cabeza de familia a asegurarle un cupo en el mencionado programa, si resultaba elegido.

Ciudadanos consideraron el documento como un pagaré.
Ciudadanos consideraron el documento como un pagaré. - Foto: Cortesía

Es un programa novedoso en donde la ciudadanía tiene la oportunidad de comprar el suelo, con todas las condiciones para tener una vivienda. Cumpliendo con los requerimientos ambientales, logísticos, recreación, educación, salud, deporte y las actividades que necesita el ser humano para tener una vida mejor”, dijo en su momento Rodolfo Hernández, en el espacio digital que él creó y que denominó ‘Hable con el alcalde’.

Para ser parte del programa, los ciudadanos debían registrarse en la página www.20milhogaresfelices.com (que hoy ya no existe) y cumplir con tres requisitos principales: no tener vivienda, tener la capacidad de pago para comprar la tierra (que costaría entre 5 y 6 millones de pesos) y hacer el crédito de financiamiento de la urbanización del mismo.

No obstante, cuando Rodolfo Hernández se posicionó como alcalde de Bucaramanga, dijo que ya no serían viviendas, sino lotes con servicios. En todo caso, el proyecto se tenía planeado ejecutar en el sector norte de Bucaramanga, luego comprar el terreno a la cementera Cemex. Sin embargo, la compra nunca se dio porque “no tenemos el dinero para comprar esa tierra, tampoco puedo expropiar el lote, se frustra un sueño. Como se robaron toda la plata, no se pudo comprar el predio”, aseguró en 2018 Hernández Suárez.

Ante el incumplimiento de dicha promesa, el ciudadano Jaime Núñez demandó al exalcalde, toda vez que las ‘cartas-cheques’ fueron consideradas como una especie de pagaré y en materia civil representan un mérito ejecutivo y un título de valor, ya que estos documentos estaban firmados por el mismo Rodolfo.

Retomando, quizá, parte de la propuesta de construcción de vivienda, en los últimos días del mes de abril de 2022 la constructora HG (cuyo dueño es Hernández), instaló en pleno parque principal de Piedecuesta, Santander, una casa prefabricada que, al parecer, formaría parte de un proyecto de vivienda rural dirigido a campesinos.

En seguida, las voces de rechazo se manifestaron aludiendo a que esto era una técnica para jugar con las emociones y necesidades de las personas más vulnerables, por lo cual solicitaron a la Alcaldía de Piedecuesta retirarla del espacio público, petición que se cumplió días después.

Cabe recordar que el candidato de la Liga Anticorrupción renunció en septiembre de 2019 a su cargo como alcalde de Bucaramanga, es decir, faltando casi tres meses para finalizar el período para el que fue elegido, tras ser suspendido por la Procuraduría por supuesta participación en política, y por lo que su mano derecha, Manuel Francisco Azuero, quedó de alcalde.