nación

Recluso recibió 22 puñaladas en estación de Policía de Piedecuesta, Santander

La familia denuncia que las autoridades no les han dado explicaciones de lo ocurrido, pues los uniformados al parecer no se percataron del ataque.


A través de redes sociales, una mujer recibió un video, donde aparecía su hijo recibiendo una feroz golpiza por parte de un grupo de hombres. El hecho que ocurrió al interior de la estación de Policía, ubicada en el municipio de Piedecuesta (Santander), fue denunciado por el abogado del joven.

La violenta situación se registró luego de que un joven, quien fue identificado como Brayan Calderón, quien se encontraba detenido desde hacía seis meses en la estación de Policía del municipio de Floridablanca, en el sector de La Cumbre, fuese trasladado esta semana hacia Piedecuesta por el hacinamiento que presenta el primer lugar.

“La madre me llama y me dice que en el video se observa cómo intentando acabar con la vida de su hijo. En seguida, nos dirigimos a la estación de La Cumbre y allí nos dicen que hace tres días lo habían trasladado a Piedecuesta, en este lugar la Policía nos dice que no se habían dado cuenta de la situación, pero la celda es tan pequeña que es imposible no se enteren”, dijo Julián Fernando Duarte Ballesteros, abogado del joven a SEMANA.

Según se observa en la grabación que, además, se viralizó en redes sociales, un grupo de al menos 8 detenidos se unieron para golpear a Brayan, durante varios minutos le propinaron patadas, puños e inclusive uno de los agresores le causa múltiples heridas (en la espalda, brazos y piernas) con un arma blanca.

Todo ocurre, al parecer, en horas de la noche. “Edinson, ya, no le dé más lata (...) De a uno le van dando, no tapen, dejen grabar”, se escucha decir a la persona que capta la brutal agresión.

Él tiene hematomas en todo el cuerpo, recibió 22 impactos de arma cortopunzante, lo encontramos en shock y con ayuda de la personería de Piedecuesta fue trasladado a un centro médico, porque la Policía no había hecho nada”, agregó el abogado Duarte Ballesteros.

El joven, por fortuna, no recibió afectaciones en ningún órgano vital y en este momento se encuentra estable. La familia denuncia que hasta ahora ni la Policía, ni las autoridades administrativas de Piedecuesta se han contactado con ellos para dar explicaciones de lo sucedido.

No entendemos por qué había un celular dentro de la celda, por qué están fumando y peor aún por qué hay armas cortopunzantes en este lugar, estos detenidos no tienen visitas entonces quién les está facilitando todo esto. Este joven llevaba seis meses detenido, en condición de sindicado, sin ver a su mamá”, señaló la defensa.

Aunque las autoridades no han determinado qué motivo este brutal ataque, la familia que Brayan presume que se podría tratar de una extorsión. Nos dicen que fue por rencillas, pero por rencillas nadie ataque así. Esto tiene una trascendencia de fondo y más aún cuando lo graban, al parecer, el envío del video a la mamá era con fines extorsivos”.

En el área metropolitana de Bucaramanga, actualmente hay ocho estaciones de Policía, las cuales tienen una capacidad para 87 personas privadas; sin embargo, a la fecha se presenta un hacinamiento que supera el 844%.

“La Policía no tiene competencias para vigilar a las personas privadas de la libertad, ellos no tienen el curso que hacen los guardias del Inpec, pero es una responsabilidad que ellos han asumido. La Policía la necesitamos en la calle cuidando a la ciudadanía”, expresó el abogado.

El joven agredido, al parecer, no interpondrá denuncia ante las autoridades competentes porque “siente temor por su vida y la de su familia”.