Tendencias
Ocurrió en el sector de Vuelta Perico.
Ocurrió en el sector de Vuelta Perico. - Foto: Suministrada.

nación

Santander: un niño se ahogó al intentar salvar a su hermano menor

La búsqueda del cuerpo se extendió por más de 48 horas.

Nuevamente, un paseo familiar terminó en tragedia en Santander. Este jueves fue hallado el cuerpo de un adolescente de 15 años, quien se ahogó cuando disfrutaba de un paseo de río con su familia en el municipio de Puerto Wilches.

La situación se presentó en el sector conocido como Vuelta Perico, lugar a donde había llegado el pasado martes, 13 de septiembre, Kevin Andrés Lemus Castrillón en compañía de sus seres queridos. El compartir familiar transcurría con normalidad hasta que un miembro de la familia comenzó a pedir ayuda.

Un niño de 9 años, hermano de Kevin, al parecer se estaba ahogando. Sin pensarlo dos veces el adolescente se lanzó al afluente y nadó hacia donde estaba el pequeño para salvarlo. Aunque Kevin Andrés logró rescatar a su hermano, él no contó con la misma suerte.

“La familia informa que el joven por salvar a su hermano menor nadó contra la corriente pudiendo sacar a su hermano a la orilla, pero se cansó, se lo llevó el agua y no pudo salir, los papás estaban a una distancia alejada. Tan pronto se tuvo el reporte se inició la búsqueda del adolescente”, dijo Kevin Duque, líder de la defensa civil de Puerto Wilches.

Al sitio acudió personal del cuerpo de Bomberos, Defensa Civil, Policía, Armada y pescadores de Vuelta Perico, quienes durante varias horas realizaron labores de búsqueda aquel martes; sin embargo, no hubo resultado.

Desde muy temprano el miércoles, 14 de septiembre la búsqueda se reinició. Los organismos de socorro recorrieron los sectores conocidos como islas cinco y seis, las riberas del río, entre otros lugares. Pero, una vez cayó la noche y por motivos de seguridad la búsqueda nuevamente fue suspendida.

Este jueves 15 de septiembre el amplio grupo de búsqueda regresó al lugar de la desaparición y tras varias horas de recorrido el cuerpo de Kevin Andrés fue hallado. En una canoa, el cadáver fue llevado hasta la orilla del río Magdalena, donde familiares y amigos protagonizaron dolorosas escenas.

Personal la Sijin de la Policía se encargó de realizar el levantamiento del cuerpo, el cual fue llevado hacia Medicina Legal.

Kevin Andrés es el segundo adolescente que pierde la vida por inmersión en Santander en lo corrido de este mes. El primer caso se registró el primero de septiembre en el municipio de Barbosa.

Luego de nueve días de incertidumbre e intensas búsquedas, los organismos se socorro lograron hallar el cuerpo de Herid Santiago Orozco Abaunza, el joven estudiante de 18 años, quien el pasado primero de septiembre desapareció tras sumergirse en el río Suárez.

El joven fue hallado el sector de El Pozo, en la parte baja de Villa María, metros más abajo de donde fue visto por última vez con vida. De acuerdo con los Bomberos de Barbosa, el cuerpo estaba atrapado entre las piedras y pequeñas cuevas que se encuentran bajo el agua.

“El aguacero que se registró en las últimas horas ayudó a que el cuerpo pudiera salir a flote, él estaba atrapado en entre las rocas como era de esperarse. Se hizo un trabajo colaborativo con la familia y la comunidad, para encontrarlo”, dijo David Márquez Cruz, comandante de Bomberos Barbosa.

Ganchos, manilas, cuerdas e incluso neumáticos fueron utilizados por la comunidad para poder recorrer el afluente y tras largas jornadas de búsqueda poder encontrar a Herid Santiago. Sus padres y familiares ahora, pese al dolor y desconsuelo, podrán despedirlo en cristiana sepultura.

“Cuando nosotros supimos que él apareció, realizamos un acompañamiento a la familia y amigos de él. Nosotros fuimos contactados por la familia de Herid Santiago y con ganchos, manilas, cuerdas y neumáticos emprendimos la búsqueda; la cual, afortunadamente, dio resultados, señaló uno de los rescatistas.

El pozo donde fue encontrado el cuerpo del joven es considerado peligroso, toda vez que la corriente se hace más fuerte y tiene remolinos que succionan a los bañistas. Por ello, los organismos de socorro recomiendan a la comunidad no ingresar a esta zona.