Esta hazaña se registró sobre la Plaza Guarín de esta ciudad.
Esta hazaña se registró sobre la Plaza Guarín de esta ciudad. - Foto: Fragmento de video tomado de Facebook

bucaramanga

Video | Así estarían fingiendo un accidente con moto para robar a conductores en Bucaramanga

Mientras la víctima revisa el supuesto choque, un cómplice hurta las pertenencias que haya en el carro.

Al descubierto quedó una nueva modalidad de robo en la que motociclistas estarían fingiendo un accidente de tránsito para aprovechar el descuido de sus víctimas, quienes serían otros conductores, y así poderle hurtar sus pertenencias junto con un cómplice.

Un reciente caso quedó registrado en una cámara de video de un vehículo que transitaba por la Plaza Guarín de la capital santandereana el pasado sábado 3 de diciembre, cuando un motorizado fingió golpear por la parte trasera a una camioneta para que su dueña se bajara a revisar lo sucedido.

Solo bastó con un par de segundos, mientras la mujer que conducía el vehículo se dirigió hacia la parte donde estaba el motorizado y verificaba que nada le había sucedido al carro, el cómplice abrió la puerta del copiloto y hurtó el bolso a la víctima.

El motorizado arrancó con dirección opuesta y la mujer se subió nuevamente a la camioneta, donde minutos después se percató del robo, pero ya era muy tarde, pues la otra persona también había huido del lugar en compañía del otro motorizado que lo estaba esperando. Este sería el modus operandi de la banda delincuencial que atemoriza a la ciudadanía de Bucaramanga.

Al parecer, la inseguridad no solo está las calles de la ciudad, también estaría al interior de reconocidas instituciones educativas como el campus principal de la Universidad Industrial de Santander (UIS), donde los estudiantes, y en general quienes hacen parte de esta alma mater, estarían siendo víctimas de los delincuentes.

A través de redes sociales se han conocido múltiples denuncias de robos que presuntamente se habría registrado al interior de la UIS durante los últimos meses. Los estudiantes, en algunos casos, habrían sido intimidados con armas blancas para que entregaran sus pertenencias.

“Me robaron cerca al edificio de química, había un ‘man’ mirando mucho a todos los que estábamos por ahí, al parecer no era de la universidad. Fui un momento al baño y cuando volví ya no estaba el bolso”, publicó un estudiante de la UIS en su perfil de Facebook.

Tal parece que son varios los puntos tanto al interior como en inmediaciones de la UIS que se han registrado este tipo de atracos, que ponen en riesgo la vida de la comunidad educativa. En el ágora, la gallera, la parte administrativa, las canchas y hasta en el parqueadero, presuntamente han ocurrido los hurtos.

“Hay un tipo robando, el miércoles pasado se me acercó pidiendo plata y sacó una navaja, de milagro solo me quitó unos audífonos y algo de dinero. Diría que toca llamar a la Policía o exigir varios policías en la zona, a cualquier hora se pasa por ahí. De seguir así, puede empeorar; tengan precaución y salgan en combo”, señaló otro estudiante.

A estos hechos de inseguridad también se suman presuntas peleas a cuchillo en el sector de la gallera, amenazas a docentes y administrativos, por lo cual la comunidad de la UIS hace un llamado para que las autoridades competentes tomen cartas en el asunto.

“En la gallera hemos presenciado peleas a cuchillo, no hay una respuesta clara por parte de las directivas y la situación cada vez es más grave. Estamos ante una situación muy complicada donde estamos presenciando robos a cuchillo a profesores de la institución, incluso hacia los mismos estudiantes”, denuncian los afectados.

Los hurtos, al aparecer, estarían siendo cometidos por personas ajenas a la institución, pues ante la falta de controles rigurosos en la entrada al campus han logrado camuflarse entre los estudiantes e ingresar para hacer de las suyas.

Hasta el momento, las directivas de la UIS no se han pronunciado sobre esta situación. Sin embargo, la Asamblea estudiantil se reunió la semana pasada con el propósito de buscar soluciones y evitar seguir siendo blanco de los delincuentes.