valle del cauca

Desempleo joven en Cali llega al 20 %

La falta de trabajo en la capital del Valle ha presentado un incremento significativo.


La realidad del desempleo en la población joven de Cali es alarmante. Según el observatorio ciudadano dedicado al monitoreo de indicadores de la calidad de vida en la capital del Valle y sus municipios de influencia Cali Cómo Vamos se ha registrado un incremento del 20 %.

Este desacierto se viene presentando desde el año pasado; el informe indica que de 1.000 jóvenes caleños, 145 se responsabilizaban por el hogar en 2021, sin embargo, no conseguían ocuparse en un trabajo estable. “El estudio demuestra que estos jóvenes incrementaban sus obligaciones, especialmente mujeres en todos los rangos de edad”, dice el informe.

Dentro de los factores que posiblemente influyen en la falta de empleo en población joven en 2021; fueron trastornos como la depresión y la ansiedad, producto del confinamiento por la pandemia de la covid-19.

El informe también señaló que entre más edad tengan los jóvenes, aumenta la afiliación en el régimen contributivo, sin embargo, el 16 % de esa población no estaba afiliada, cotizaba o era beneficiaria de alguna entidad de seguridad social en salud el año pasado, justamente por la falta de empleo.

Como conclusión, Cali Cómo Vamos identificó que el ingreso promedio de los jóvenes que estaban empleados en 2021 se mantiene en 2022 en 968.940 pesos.

Según informe, el 50 % de los jóvenes en Colombia no estudia ni trabaja

Un informe presentado por el programa Global Opportunity Youth Network (Goyn Bogotá) y la Fundación Corona reveló que, de los cerca de 11,5 millones de jóvenes en edad de trabajar que hay en Colombia, el 51 % están excluidos de oportunidades de educación o empleo formal; esto significa que uno de cada dos jóvenes no estudia, ni trabaja o se encuentran en la informalidad.

Esta cifra deja en evidencia que en el país se está perdiendo más de la mitad del potencial de la juventud que, si hoy accediera a las oportunidades requeridas, podría contribuir al desarrollo social y económico de Colombia, según el Informe 2022 “Jóvenes con Potencial: Retos, Avances y Recomendaciones en la Generación de Oportunidades para Jóvenes con Potencial en Bogotá”.

En Bogotá, actualmente se estima que viven casi 1,9 millones de jóvenes, que representan cerca del 16 % de la población joven del país y el 25 % de la población de la ciudad. Aproximadamente, 1,8 millones se encuentran en edad de trabajar; sin embargo, el 37 % está excluido de las oportunidades de formación y empleo formal, representando más o menos a 671.000 jóvenes.

Los jóvenes con potencial, que se refieren a los jóvenes que no trabajan, ni estudian o están en la informalidad, representan una oportunidad enorme para generar movilidad social. El empleo y la generación de ingresos de estos jóvenes acelera la recuperación económica y para esto debemos trabajar de forma colectiva y colaborativa, reconociendo las necesidades particularidades de esta población”, aseguró Daniel Uribe, director ejecutivo de Fundación Corona.

Al analizar las cifras por género, se evidencia que existe una mayor participación de las mujeres jóvenes en la inactividad frente a los hombres, asociado en su mayoría al cuidado y actividades del hogar, representando el 76 % de quienes se dedican a estas actividades, no necesariamente por voluntad, limitando el tiempo que pueden dedicar a oportunidades de formación y empleo y que en la mayoría de los casos no son remuneradas.

Esta situación, que afecta de manera diferencial a las mujeres, refuerza la existencia de barreras de género en el acceso a oportunidades, que inician desde edades tempranas en las que la dedicación a actividades del hogar y del cuidado, incide en las trayectorias de educación desde la etapa escolar y que se amplían hasta condicionar las trayectorias de las mujeres a la inactividad.

“Es necesario y urgente incluir un enfoque de género en las estrategias que promueven oportunidades para la población joven de manera que se generen alternativas para las mujeres jóvenes para completar sus proyectos de vida. Adicionalmente, es necesario involucrar y sensibilizar los entornos familiares que les asocian estas cargas, pues en muchos casos vienen asociados a prácticas basadas en género que les impiden a las mujeres aceptar las oportunidades, aun cuando estas se presenten”, dijo Juan Carlos Reyes, director de Goyn Bogotá.