educación

A 4.000 usuarios del Icetex les condonarán sus créditos educativos: así se sabrá quiénes son

La entidad anunció que se harán condonaciones hasta del 50 %.


A pesar de que el Icetex ha servido para que miles de estudiantes colombianos puedan obtener sus títulos universitarios, son varios los que han tenido que lidiar con las deudas que tienen con la entidad, algunas de ellas impagables.

La imagen de la entidad ha estado en el ojo del huracán en más de una oportunidad por las altas tasas de interés que cobran, que resultan imposibles de cancelar y ponen en más de un aprieto a los graduados, especialmente aquellos que no logran conseguir un empleo una vez terminan de estudiar.

Con el objetivo de poder reducir la mala imagen, el Icetex lanzó una campaña para condonar la deuda de más de 4.000 usuarios en situación de vulnerabilidad, que han tenido problemas con el pago de su crédito.

De acuerdo con la entidad, serán 4.067 los usuarios del crédito educativo los que recibirán el beneficio de condonación, que podrá ser del 25 al 50 % de la financiación luego de haber culminado con éxito su educación superior y recibir su diploma.

Esta condonación se cubrirá con los subsidios que acompañan al crédito educativo que se han entregado desde el gobierno para quienes están en situaciones de pobreza en el país.

Los beneficiados con la condonación del crédito serán notificados personalmente; se les informará de cuánto es el porcentaje de la condonación y el saldo oficial que tendrá su estado de cuenta a final de agosto.

Estos son los cambios que tendrá el Icetex

El miércoles 15 de junio, Iván Duque firmó el Decreto 1009 en el que se reglamenta el mecanismo de Pago Contingente al Ingreso (PCI) para nuevos créditos contraídos con el Icetex, establecido en la Ley 2159 de 2021, que es la Ley de Presupuesto General de la Nación 2022.

El hoy expresidente lo dio a conocer a través de su cuenta oficial de Twitter, en la que escribió que los beneficiarios que aún no tengan trabajo o ganen menos de un salario mínimo legal vigente no deberán realizar ningún pago, no se les registrará mora ni esto se traducirá en un reporte a las centrales de riesgo.

Dijo entonces que se trataba de un mecanismo para nuevos créditos que permite el pago de la obligación de acuerdo con el ingreso del beneficiario.

Por su parte, mediante un comunicado, la institución aseguró que estará dirigido a los nuevos usuarios que accedan a crédito de pregrado para estudiar en una Institución de Educación Superior (IES) del país y soliciten acogerse a este esquema.

Aclararon que la medida permite que estas personas no tengan que pagar por esta obligación mientras cursan sus estudios y que la tasa de interés corresponderá a la establecida para la línea de crédito con la que realice sus estudios.

Los usuarios que se beneficien del mecanismo PCI tendrán una deducción y retención proporcional a sus ingresos, siempre y cuando la persona devengue más de un salario mínimo mensual legal vigente (1 SMMLV). Dicha proporción está definida desde el 11 % para quienes tengan ingresos entre 1 y 2 SMMLV, y aumentará hasta un máximo del 20 % del ingreso mensual para ingresos de más de 8 SMMLV.

Quienes no tengan empleo, o perciban un ingreso igual o menor a un (1) SMMLV, no deberán hacer ningún pago, no entrarán en estado de mora con su crédito, ni serán reportados en centrales de información.

El período de amortización del crédito será por un máximo de 20 años luego de terminados los estudios financiados. Si al término de este período no ha sido pagado en su totalidad, se entenderá por terminado. Si el usuario desea hacer aportes mayores a los correspondientes a su cuota o terminar de pagar antes su obligación, podrá hacerlo.

El mecanismo se establece a través de la deducción y retención directa de los ingresos de los nuevos usuarios de crédito que voluntariamente se acojan a este mecanismo. Las retenciones serán efectuadas directamente por el empleador o contratante con quien el usuario del crédito tiene relación directa y tendrá lugar al momento de recibir su ingreso.

Quienes reciben ingresos en o desde el exterior, deberán realizar pagos correspondientes a su ingreso mensual según corresponda. Tanto los retenedores como los usuarios con ingresos en o desde el extranjero, deben consignar al Icetex los valores retenidos.

Vale recalcar que el mecanismo PCI en ningún caso hará parte de las obligaciones tributarias de los beneficiarios ni de los retenedores y es aplicable solamente a los nuevos créditos que sean contraídos con el Icetex, bien sea con cargo a recursos propios de la entidad o de terceros administrados por el Instituto y que se acojan desde el inicio a este mecanismo, y no afectará los recursos destinados a las Instituciones de Educación Superior Públicas del país.

Noticias relacionadas