Tendencias
El jaguar era considerado un animal geriátrico.
El Zoológico de Cali tenía a su cargo a Amelie desde hace 11 años. - Foto: Foto: Zoológico de Cali

nación

El Zoológico de Cali está de luto; murió jaguar a sus 17 años

El animal se encontraba en la capital del Valle desde hace 11 años.

A través de sus redes sociales, el Zoológico de Cali dio a conocer una triste noticia; murió Amelie, jaguar de 17 años, que contaba con cuidados de animal geriátrico por su avanzada edad.

“Amigos del zoo, estamos de luto. En el Zoológico de Cali estamos tristes. Nuestro jaguar Amelie, falleció hoy luego de estar 11 años bajo nuestro cuidado. Amelie era un animal geriátrico de 17 años, con un largo manejo clínico por parte de nuestro personal de bienestar animal. Durante estos últimos años estuvimos muy pendientes de ella, velando por su salud, pero hoy su ciclo de vida terminó”, aseveró la entidad en su Instagram.

El zoológico continuó su mensaje expresando: “sabemos que la muerte es parte de la vida y esto nos impulsa a seguir trabajando desde la esperanza, el amor y el cuidado de todos los animales. Hoy te invitamos a acompañarnos, especialmente a nuestro equipo de bienestar animal, dejando un mensaje cargado de amor”, indicó.

Después de esta comunicación, varios internautas dejaron sus mensajes de apoyo. “Mucho amor para ustedes. Gracias por la labor que hacen cuidándolos tan bien”; “Dios bendiga a quienes trabajan por el bien de la creación”; “gracias por hacer de su vida la más plena. Dios les bendiga siempre”; “a todo el equipo que siempre veló por su salud, gracias”; “les envío un gran abrazo a todo el equipo de colaboradores de la Fundación Zoológica de Cali que cuidaron con tanto amor y dedicación a Amelie”; fueron algunos de los mensajes.

Imponente: jaguar fue captado recorriendo un hotel del Pacífico

En otros hechos, un imponente jaguar estuvo merodeando las instalaciones de un hotel ubicado en la famosa zona turística Piangüita, en Buenaventura, Valle del Cauca. Las cámaras de seguridad del establecimiento lo captaron caminando tranquilamente a altas horas de la noche, cuando los residentes dormían.

Esta situación ha generado alerta y preocupación, por lo cual las autoridades ambientales se desplazaron al sector para implementar acciones que eviten un peligroso encuentro entre el jaguar y los pobladores o turistas.

“Desde hace más o menos dos meses hemos venido instalando cámaras trampa desde Magüipi hasta los alrededores de Piangüita para capturar en video los corredores del jaguar y otras especies. Así mismo, no hemos parado de realizar acciones de educación ambiental que eviten el conflicto felino-humano. Por ahora, lo que vamos a hacer específicamente ante esta aparición son acciones disuasivas para espantar a cualquier individuo de jaguar”, dijo Marco Antonio Suárez, director de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC).

De acuerdo con la entidad, la caza furtiva de presas del jaguar en la zona, como lo son el guatín y el armadillo, pudo haberlo atraído hasta lugares con presencia de seres humanos. Aunque este felino es extremadamente rápido y puede atacar de manera mortal si se siente en peligro, la CVC instó a las comunidades a no intentar cazarlo.

“La aparición de lo que es, al parecer, una hembra de jaguar no debe ser satanizada por la gente, al contrario, detalla que las condiciones naturales de la zona son buenas y que este felino tiene una importante población que no debe ser atacada. Es importante mencionar que el jaguar no es un animal agresivo ante la presencia del ser humano, al contrario, lo evita, pero se deben tomar unas medidas inmediatas para evitar un encuentro nefasto”, explicó Edward Sevilla, director regional de la CVC Pacífico Oeste.

La CVC enfatizó que la Panthera onca, nombre científico del jaguar, aparece en la lista roja de especies amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza). Este felino es el más grande de América y el tercero en el mundo, solo detrás del tigre y el león.

Por ahora el jaguar no ha sido visto nuevamente en los alrededores de Piangüita y se espera que los pobladores y turistas acaten las recomendaciones de la autoridad ambiental para evitar un fatal encuentro y también prevenir la laceración de la especie a través de la caza indiscriminada.