Home

Cali

Artículo

Los cuerpos presentan signos de tortura y están atados
El macabro hallazgo se presentó en la vereda Piles, en Yumbo (Valle del Cauca). - Foto: Suministrada

valle

Horas después de encontrar dos cuerpos amarrados y en bolsas negras en Juanchito; hallan otro cadáver cerca a Yumbo, Valle

Las autoridades están investigando el macabro hecho.

Un nuevo hecho violento se registró este martes en la vereda Piles, corregimiento Arroyohondo del municipio de Yumbo (Valle del Cauca), donde fue hallado el cuerpo de un hombre sin vida.

Unidades del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI), llegaron hasta el sitio para realizar el respectivo levantamiento. Por ahora, las autoridades se encuentran investigando este hecho, y en las próximas horas estarían otorgando declaraciones oficiales.

Este terrible suceso se presenta después del ocurrido en las primeras horas de este martes en el corregimiento de Juanchito, zona rural de Candelaria, Valle del Cauca, muy cerca a Cali. La situación se presentó puntualmente en el Malecón de Changó, donde los cuerpos de dos personas fueron encontrados dentro de bolsas negras.

El lugar fue acordonado mientras que las autoridades adelantaban todo el proceso relacionado con el levantamiento de los cadáveres y la recolección de pruebas que permitan empezar con la investigación para esclarecer lo sucedido.

Las víctimas fueron identificadas como Brayan Ortiz y Katherine Rodríguez, una joven pareja de esposos que había sido reportada como desaparecida. De acuerdo con el subcomandante de la Policía, coronel William Quintero Salazar, “a la escena se acercaron los familiares de dos ciudadanos que el día de ayer fueron citados por una persona en una actividad comercial”.

De acuerdo con la institución, esta información inicial les permite tener algunos indicios de lo que sucedió con estas personas.

Además, analizan las cámaras de seguridad de la zona para establecer si los cuerpos fueron lanzados en horas de la madrugada en ese sector que es solitario y está ubicado en la vía Cali-Candelaria, muy cerca de la capital vallecaucana.

La información de los cuerpos en el sitio fue recibida aproximadamente a las 6:00 a. m. mediante una llamada en la que los alertaron “sobre el hallazgo de dos cuerpos sobre la vía que hay cerca al jarillón del río Cauca. Inmediatamente, se trasladan las patrullas del sector y encuentran un cuerpo de una femenina y otro al parecer dentro de otra bolsa”, indicó el coronel Quintero Salazar.

Según datos revelados de la pareja de Cali, eran comerciantes de frutas y verduras y supuestamente fueron citados por una persona para realizar una actividad comercial que tenía que ver con la compra y venta de una propiedad.

La escena con la que se encontraron los investigadores fue escalofriante. Los cuerpos estaban empacados en bolsas negras en medio de costales con escombros.

El de la mujer tenía la cara cubierta con un costal blanco que, al parecer, estaba lleno de tierra o un material similar; el torso fue metido en una bolsa negra que lo cubrió hasta casi las rodillas. En ese punto se ve que la mujer tenía puesto un pantalón negro ajustado al cuerpo y llevaba unos tenis de ese mismo color con suela blanca, los cuales están ligeramente cubiertos por otra bolsa negra.

Los pies de ambas víctimas fueron atados en la parte de los tobillos y en sus manos, y estaban desaparecidas hacía menos de 24 horas en la ciudad de Cali.

De acuerdo con el reporte entregado por la Policía Metropolitana de Cali, las unidades de la Policía Judicial avanzan con la investigación.

Falleció joven que resultó herido en confusos hechos con la Policía

La Policía Nacional abrió una investigación disciplinaria para esclarecer los hechos ocurridos en el barrio Bonilla Aragón de Cali, en el que resultó inicialmente herido un menor de 17 años, en medio de un operativo ejecutado por varios uniformados.

Las denuncias de la comunidad y de los familiares del joven aseguran que se trató de un caso de abuso policial, pero la institución afirma que se hicieron presentes en el lugar por el requerimiento de un ciudadano, quien indicó que le habían hurtado su teléfono celular.

En la zona se tienen instaladas varias cámaras de seguridad, las cuales serán empleadas como material probatorio para determinar lo que realmente sucedió.

Desde el comando de la Policía Metropolitana de Santiago de Cali emitieron un comunicado en el que informan: “las versiones iniciales señalan que, al parecer, uno de los tres presuntos autores del hecho, intentó oponerse a la acción de los uniformados, mediante la utilización de un arma de fuego traumática modificada que tenía en su poder. En ese momento, y en circunstancias que son materia de investigación, uno de los policiales accionó su arma de dotación”.

SEMANA pudo confirmar que el menor falleció mientras era sometido a una intervención quirúrgica en el hospital hasta donde fue trasladado bajo custodia policial.

Las otras dos personas que estaban en el sitio, de 22 y 24 años, fueron capturadas y dejadas a disposición de la Fiscalía General de la Nación para el proceso de judicialización por los delitos de porte ilegal de armas de fuego y hurto calificado y agravado.

Los policías que atendieron el caso recuperaron el celular del ciudadano que puso la respectiva denuncia, y los capturados fueron enviados a la cárcel de manera preventiva por un juez.

“Desde el comienzo hemos aportado toda la información requerida por el CTI de la Fiscalía que quedó a cargo de la investigación en el ámbito penal”, afirman desde la Policía Metropolitana.