Tendencias

Home

Cali

Artículo

En video: motociclista intentó pasar entre dos buses del MIO, en Cali
En el clip quedó grabado el motociclista que invadió el carril del MIO e intentó, irracionalmente, pasar en medio de dos buses. - Foto: Pantallazo video autor anónimo

valle del cauca

Video | Motociclista en Cali hizo el ridículo al intentar adelantar dos buses del MIO

El inoportuno acto ocurrió cuando el semáforo estaba en rojo.

Las redes no perdonan, y peor si se trata de un acto imprudente como el que cometió un motociclista en Cali, al intentar pasar entre dos buses del Masivo Integrado de Occidente (MIO), mientras el semáforo estaba en rojo; como era de esperarse, tuvo que bajarse del vehículo para devolverse.

“Él dijo: ‘cabe la llanta y paso, por eso ocurren los accidentes”; “prenden la moto y se les apaga el cerebro”; “toda esa gente deberían multarla y además imponerle que pague de su bolsillo un curso de conducción donde repase las normas de tránsito”; “rayan los demás vehículos y huyen para no pagar por sus daños”; “son muy atacados, se meten por donde no caben”; “ese es un vivo bobo”; “no pueden ser más brutos porque es imposible”. Fueron algunos de los comentarios.

El video que fue publicado en la cuenta @MIOusuarios en Twitter, se puede ver al hombres vestido con una camiseta blanca y un pantalón negro. La grabación muestra al sujeto cuando el pie derecho no le pasa y decide retroceder, pero bajándose de la moto de placas JCK-24G

El motociclista no calculó que no cabía entre los dos vehículos pesados y quedó atrapado, finalmente tuvo que esperar a que el semáforo cambiara a verde.

Esta no es la única imprudencia que se ha registrado en los últimos días. Otro hecho reciente fue captado en la calle 5 de Cali, donde un motociclista se movilizaba con tres personas más en su vehículo.

En la grabación que se ha hecho viral en redes, se puede ver que en la parte de adelante se ubicó una de las pasajeras, mientras que atrás, donde reglamentariamente debe ir una persona, iban dos; al parecer, adolescentes.

Esta situación ha generado varios comentarios, todos en contra, no solo por la ilegalidad que representa, sino por el riesgo a la vida.

“Desgraciadamente esto es Cali, ciudad de nadie. Gobernada por nadie, que tristeza”; “Cali tierra de nadie”; “Cali, ciudad gótica”; “no valoran la vida”; “que peligro, tanto para ellos como para los demás conductores”; “la anarquía en Cali y su jefe durmiendo entre laureles porque solo le interesa la rumba”; “la pregunta es: ¿en dónde están las autoridades, los agentes de tránsito? O en su defecto la Policía. Con endurecer la obtención o la renovación de la licencia, no se termina la estupidez humana a la hora de conducir”. Han sido algunos de los comentarios.

Estos actos irresponsables se ven a diario en la capital del Valle; las faltas de respeto a los agentes de tránsito de Cali, también se han vuelto frecuentes. A la interceptación de grúas por parte de conductores para bajar a la fuerza motocicletas que habían sido inmovilizadas y a los disparos con arma traumática por parte de un hombre ofuscado por una decisión, se suma un hecho repudiable.

En plena vía pública de la ciudad, un motociclista nalgueó a un guarda, cuya identidad se desconoce, mientras realizaba su trabajo. Todo quedó registrado en un video.

Las imágenes dan cuenta de que son tres los involucrados: el que nalguea al guarda de tránsito y dos cómplices que van en otra motocicleta. El parrillero es quien graba la falta de respeto. En cuanto el conductor nalguea al funcionario, se echan a reír, celebrando la acción.

Este incidente ha causado repudio en redes sociales y reavivado la sensación de falta de autoridad en la ciudad. “Si no hay alcalde, ¿qué se puede esperar?”, opinó un ciudadano.

En el video se alcanzan a ver las placas de la motocicleta que conduce el hombre que le toca las nalgas al guarda de tránsito, sin embargo, las autoridades de movilidad de la ciudad no se han pronunciado al respecto.

Algunas personas en redes sociales han especulado sobre la identidad del conductor que cometió la falta, pero por ahora no hay nada establecido.