Home

Cartagena

Artículo

Arma de fuego, imagen de referencia.
Investigan en Cartagena el homicidio de un vendedor de pescado en su casa. Foto de referencia - Foto: Pixabay

nación

En Cartagena asesinaron a un vendedor de pescado en su propia casa en un asalto

El homicidio se registró delante de la esposa de la víctima .

Una familia en la ciudad de Cartagena les está pidiendo a las autoridades que esclarezcan lo sucedido durante la madrugada de este sábado 26 de noviembre, cuando se produjo el homicidio de Gustavo Salcedo Solís, un comerciante que estaba tranquilo descansando en su vivienda y fue asaltado por unos sujetos que llegaron a preguntarle de manera insistente por la ubicación del dinero en efectivo.

Este adulto mayor de 63 años de edad, quien se dedicaba a la venta de pescado por las calles de la capital de Bolívar, se encontraba con su esposa durmiendo pero los despertó un fuerte ruido en la casa. Cuando salieron de la habitación para comprobar lo que sucedía, fueron abordados por dos individuos que los amenazaron con armas de fuego.

Los momentos de angustia para esta pareja fueron interminables en el interior de su vivienda del barrio Simón Bolívar, mientras eran intimidados por estos sujetos que buscaban por toda la casa revolviendo sus pertenencias. Finalmente, al no encontrar el dinero que buscaban, decidieron dispararle a Gustavo Salcedo en la cabeza, provocándole la muerte de forma instantánea.

Por ahora los investigadores analizan las cámaras de seguridad de la zona de San Fernando, donde ocurrió este terrible hecho hacia la 1:30 de la madrugada, para buscar pistas sobre los autores del crimen y ver hacia qué lugar emprendieron la huida. También hablaron con el hijo del hombre asesinado, quien vive en la parte superior de la vivienda y se cruzó con uno de los atacantes y fue amenazado por este, cuando bajaba a la planta donde habitan sus padres para ver lo que había sucedido porque escuchó el disparo.

Durante otras acciones ocurridas en Cartagena en los últimos días, se logró la captura de Miguel José Carrascal, conocido con el alias de Camilo, durante un operativo conjunto de la Seccional de Investigación Criminal, (Sijin), la Policía Nacional, la Interpol y la Fiscalía General de la Nación.

Este sujeto era solicitado por la justicia por hacer parte de un grupo delincuencial conocido como Héroes del Caribe, una subestructura del Clan del Golfo, que tiene su accionar en la capital bolivarense bajo el mando de un individuo conocido con el alias el Gomelo.

Después de su arresto en el corregimiento de Pueblo Nuevo, que pertenece al municipio de Colosó en el departamento de Sucre, un juez de control de garantías determinó para él la medida de detención en establecimiento carcelario por los presuntos delitos de concierto para delinquir, homicidio agravado, terrorismo y tráfico, fabricación o porte de armas de fuego, accesorios, partes o municiones.

En su prontuario delictivo aparecen 16 homicidios ocurridos este año en Cartagena, según lo que indican las autoridades, y tendría ya en la mira a otras potenciales víctimas. Uno de los crímenes en los que tendría responsabilidad es el de Jorge Luis Romero Díaz, quien fue asesinado el 29 de enero en un sector conocido como El Bodegón en el corregimiento de Las Boquilla.

También se le acusa por dos homicidios en el barrio Fredonia de Cartagena; el primero de ellos fue el de Jair Enrique Veroy Contreras ocurrido el 8 de marzo y el segundo sucedió el día 12, cuando fue atacado con arma de fuego el señor Arbelio González Córdoba. Ese mismo mes, específicamente el 28, habría asesinado a Eduardo González Valdéz en el sector de La Esperanza; mientras que el 31 cometió un triple crimen en el barrio Nuevo Paraíso, donde murieron Ernesto Archbold Torres, Ruth Minia Ordóñez y Harris Zuliga Puello.

Para el mes de abril el rastro de muerte de este sujeto se hizo presente en el barrio Vista Hermosa, donde mató el día 7 a Ronaldo de Jesús Martínez Pineda; mientras que el 24 ultimó a Yesid Alejandro Burgos Martínez en el sector Ricaurte del barrio Olaya Herrera.

El 8 de mayo se conoció el crimen de Ever Manuel Navarro Ginez en el barrio San Isidro y el día 24 en la isla de Barú fueron asesinados Jhon Jairo Oliva Duarte, Rodolfo Agamez Zúñiga y Pedro Luis Llamas Magallanes. Entre tanto para el 3 de junio se le atribuye el asesinato de Luis Antonio González Orozco en el barrio Flor del campo; mientras que el 23 la víctima fue Luis Ernesto Márquez Acosta en la zona conocida como República de Venezuela. Tres días después murieron por sus actos sicariales Jorge Luis Torres Arzusa y Leonardo Pérez Álvarez en las calles de Blas de Lezo.

Igualmente es señalado de cometer en julio los asesinatos de Jorge Luis del Villar Gómez el día 2 en el barrio Bruselas, el 12 de Benis José Morales Padilla en la calle 8 del sector Fredonia y el 30 de Brandol Daniel Caraballo Vergara. Un día antes habría dejado a varias personas heridas al lanzar una granada de fragmentación.