Tendencias

Home

Cartagena

Artículo

Estudiantes protestando en el Liceo de Bolívar.
Estudiantes protestando en las inmediaciones del Liceo de Bolívar. - Foto: Ruby Villarreal

nación

Estudiantes del colegio Liceo Bolívar en Cartagena salieron a protestar, ¿qué están pidiendo?

El cuerpo estudiantil cerró el paso de forma intermitente en la avenida principal del barrio Daniel Lemaitre.

En la mañana de este miércoles 28 de septiembre, los estudiantes de la Institución Educativa Liceo de Bolívar, ubicada en la zona nororiental de Cartagena, salieron a las calles con el objetivo de llamar la atención de la Secretaría de Educación Distrital.

La comunidad estudiantil expresa tener una gran preocupación, puesto que el estado de la infraestructura del colegio es deplorable, si bien es un problemática a la que se enfrenta hace varios años, la temporada invernal ha aumentado el deterioro de la misma.

Rafael Muñoz, personero de la Institución, es quien viene liderando estas movilizaciones y en conversación con SEMANA contó las afectaciones que han tenido desde el inicio de las lluvias, luego del regreso a las clases presenciales. “Nuestra institución ha estado sufriendo daños más grandes por las lluvias, este año que estamos adentro la hemos notado. Últimamente, están llegando a tope todas las construcciones, los salones están llegando a su límite, porque la infraestructura está decayendo”.

Asimismo, explicó que los daños son tan graves que recientemente la oficina donde se encuentran los vigilantes, días atrás parte de una de sus paredes se vino abajo por la humedad. “El tercer piso es el que se está viendo más afectado, los abanicos y las lámparas, se están dañando. Cada vez que las renovamos y llueve, se filtra el agua y hace corto circuito”, agregó el representante estudiantil.

Esta institución tiene 3 jornadas de clases, en la mañana, diurna y nocturna. Las protestas iniciaron con la jornada de la mañana, posteriormente se sumaron a ella los estudiantes de la tarde, quienes cerraron el paso de forma intermitente, en la avenida principal del barrio Daniel Lemaitre, restaurando la normalidad del tráfico a las 2:30 p. m.

Esta no fue solo una manifestación convocada por el cuerpo de estudiantes, los profesores también se han sumado a la jornada de protestas y manifiestan su apoyo a los jóvenes que están luchando por sus derechos.

Como es el caso de Noemí Pérez, docente de la institución hace más de 20 años, quien explicó la situación actual del Liceo de Bolívar. “Los estudiantes en cabeza del personero, han programado un plantón estudiantil informativo a la comunidad para que sepan las condiciones que se están generando como consecuencia del desgaste de la infraestructura”.

Noemí Pérez explicó que se han realizado solicitudes ante la SED por parte del rector y del consejo directivo, sin embargo, no han obtenido una respuesta satisfactoria. “Hemos enviado solicitudes por las vías legales a la Secretaría de Educación y la respuesta parece ser en unas parte nulas y en otras, se dice que no hay plata”.

“Nadie nos ayuda, nadie nos responde las cosas que pedimos, entonces estamos luchando hoy aquí afuera por nuestros derechos, haya sol o lluvia, vamos a seguir protestando y vamos a seguir haciendo más jornadas”, señaló Rafael Muñoz, personero de la institución.

Igualmente, se han establecido mesas de trabajo para establecer los puntos críticos de la problemática que vive el recinto. Sin embargo, Rafael que fue escogido por los más de 1500 estudiantes que componen al colegio, hace un llamado al Distrito exigiendo respuestas.

“No necesitamos falsas promesas, necesitamos un compromiso serio, para que nos arreglen esta problemática. El mensaje para la Secretaría de Educación es que por favor nos ayuden, no dejen morir este colegio que ha sido la casa de muchos estudiantes a lo largo de 72 años de historia. (...) Este es un gigante dormido que necesita despertar y eso es lo que estamos haciendo hoy en día, estamos despertando por nuestra institución, por el amor que le tenemos. Porque es nuestra casa, queremos repararla y queremos seguir creciendo como una familia, no que nos destruyamos como está pasando ahora”.