cúcuta

Hacinamiento en Cúcuta: defensor advierte que hay más de 700 personas en estaciones de Policía

El defensor del Pueblo Regional, Jaime Marthey, le expresó a SEMANA que piden a las autoridades no seguir usando las estaciones de Policía como centros de reclusión.


Luego de lo registrado en la cárcel de Tuluám, donde fallecieron más de 50 presos, autoridades en la capital nortesantandereana se encuentran en máxima alerta con relación al hacinamiento carcelario que se sigue registrando en las estaciones de Policía de la ciudad.

Cabe mencionar que en estas instalaciones de Cúcuta se han presentado múltiples fugas y todo por cuenta del hacinamiento, pues esto se ha convertido en una preocupación para las autoridades que no cuentan con los lugares suficientes para mantener a los detenidos.

Ante esta situación, SEMANA consultó al defensor del Pueblo en Norte de Santander, Jaime Marthey, quien fue enfático al mencionar que el Estado está en mora de atender esta problemática que nace por la falta de infraestructura carcelaria.

“Hay un hacinamiento del 700 % en la ciudad, hay 770 internos en 17 estaciones de Policía, que no tienen que estar allí porque ninguna es apta para albergar reclusos porque salud no hay en estos sitios. Desde el punto de vista de los propios internos y de las comunidades que viven en el entorno de cada una de ellas”, señaló Marthey.

Así mismo, el defensor regional le aseguró a este medio que ellos han reiterado en repetidas ocasiones la falta de atención a la situación con las personas privadas de su libertad. “Es responsabilidad de las alcaldías proveer centros de detención transitoria para quienes están sindicados y una vez condenados sean remitidos a la modelo”, aseguró.

Sin embargo, Marthey indicó que, a diario, esta entidad recibe constantes quejas sobre la demora en la ejecución de las libertades para descongestionar los centros de reclusión transitorio.

Además, recalcó que para la alimentación de esas personas les toca a los mismos familiares acercarse a las estaciones con las dificultades logísticas que ello implica.

“Nosotros hemos estado reiterando a las entidades territoriales del área metropolitana (alcaldías) con el fin que se tomen las medidas necesarias para no seguir usando las estaciones de Policía como centros de reclusión, así sea transitoria, pues no es legal ni constitucional”, expresó el defensor regional en SEMANA.

Por su parte, la Alcaldía de Cúcuta confirmó que se encuentra en marcha la ejecución del proyecto Cárcel que Educa, una iniciativa que busca mitigar la problemática que atraviesa la ciudad. Dicho eso, se construirá un centro carcelario ubicado en el barrio El Escobal, a inmediaciones del Puente Internacional Francisco de Paula Santander que conecta con Venezuela.

Así las cosas, el secretario de Gobierno municipal, Cristian Buitrago, dio a conocer que en este espacio que se está trabajando estarán las personas judicializadas por los delitos menores.

“El terreno es del municipio y está en la zona del antiguo Escobal y que por temas de seguridad queda distante de la zona poblada. Hicimos una visita con unos consultores externos que vinieron y que además cuentan con una tecnología para la construcción de cárceles modulares en Colombia, ellos evaluaron el terreno y nos presentaron una propuesta que estamos trabajando e identificando”, explicó Buitrago.

De acuerdo con las autoridades, este proyecto es bajo verificación de Asocapitales, que se encarga de validar si el terreno es apto y cumple con todas las condiciones necesarias en temas de seguridad. Una vez Asocapitales valide el terreno, el valor inicial de este proyecto sería de 14.000 millones de pesos, sin mencionar que se espera que el nuevo Gobierno nacional incluya este tema en su plan de desarrollo.