norte de santander

Norte de Santander: van más de 4.000 damnificados y ocho muertos por la ola invernal

El gobernador aseguró que ha invertido $6.800 millones en atención de emergencias por las fuertes lluvias.


Desde hace más de tres meses, el departamento de Norte de Santander ha sido uno de los territorios más golpeados por la ola invernal. A la fecha van más de 4.000 damnificados y ocho muertos por las fuertes lluvias, que no cesan.

Durante estos últimos meses se han presentado múltiples emergencias en los 40 municipios que comprenden la región. La zona del Catatumbo es donde más situaciones de alerta se registran. Allí las autoridades siguen reportando inundaciones, deslizamiento de tierra, cierre de vías, entre otros.

Por tal motivo, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, mediante un Puesto de Mando Unificado que se llevó a cabo en días pasados en la ciudad de Bogotá con la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, dejó en evidencia la grave situación que atraviesa el departamento.

El mandatario expuso que son 4.087 damnificados de las emergencias en los 40 municipios. Sin embargo, aclaró que 22 territorios se han visto fuertemente afectados por la temporada de lluvias, dañando los cultivos, carreteras y viviendas en general.

El gobernador Serrano aseguró que: “El departamento ha invertido arriba de los $6.800 millones en atención de emergencias por las fuertes lluvias”. Seguido, reveló cuáles son los municipios que presenta más daños: Bochalema, Lourdes, Durania, San Calixto, Ocaña, Salazar, Cáchira, Convención, La Playa, Cucutilla, Arboledas, Chitagá, Mutiscua, Pamplonita, Ábrego, Los Patios, Tibú, Chinácota, Cúcuta, Bucarasica, El Tarra y San Cayetano.

Por otro parte, la mayoría de las víctimas mortales se han registrado en la región del Catatumbo, de la siguiente manera: Ábrego (1), Tibú (3) y Sardinata, en este último murieron tres hermanos menores por un alud de tierra. Mientras que en la capital nortesantandereana ha fallecido una persona y otra se encuentra desaparecida.

Tras esta situación, el director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Eduardo José González Angulo, dijo: “Ya hemos invertido más de 26,9 billones de pesos en reducir y mitigar el riesgo en los últimos seis años, pero necesitamos seguir sumando esfuerzos para aminorar el impacto de estos eventos y así seguir protegiendo vidas”.

Lluvias irían hasta finales de junio

La zona rural de Cúcuta también ha presentado emergencias por la creciente de los ríos Zulia y Pamplonita, generando inundaciones y varias personas damnificadas. Por esta razón, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) recomienda a la población cucuteña no bajar la guardia en los sectores de alto riesgo, ante la presencia de las lluvias.

El Ideam entregó el reporte para el mes de mayo, donde manifestó que las torrenciales lluvias continuarán como consecuencia del fenómeno de La Niña, por lo que pide a los organismos de socorro a monitorear las riberas de los ríos en donde se mantienen altos niveles generando algunas alertas de desbordamiento.

Por su parte, secretario de Gestión del Riesgo de Desastres, Huber Plaza Villamizar, hizo una recomendación a la ciudadanía cucuteña y aseguró que desde que inició la primera temporada de lluvias han estado monitoreando, verificando y atendiendo las emergencias que se han presentado en la capital nortesantandereana.

“El llamado que hacemos a la comunidad es para que esté alerta porque las lluvias irán hasta junio y las condiciones de La Niña prevalecen, lo que significa que habrá mayores precipitaciones durante este mes en Cúcuta”, manifestó el secretario.