norte de santander

Por presunta negligencia del Ejército, indígena murió cuando era trasladada en la vía Cúcuta - Tibú

El Ejército retuvo por más de una hora la ambulancia en la que iba la indígena.


La comunidad de Norte de Santander denunció un hecho que los tiene consternados: presuntamente, un grupo de uniformados de la Trigésima Brigada del Ejército habrían retrasado el traslado de una mujer que requería ser atendida en la ciudad de Cúcuta, quien no resistió y murió.

La víctima, quien era integrante de la comunidad barí, de la región del Catatumbo, fue identificada como Aurora Ashirona Sagyera, de 52 años. Ella sufría de una infección respiratoria grave por lo que desde el Hospital Regional del Norte, de Tibú, fue remitida hacia el Hospital Universitario Erasmo Meoz (HUEM), de Cúcuta, pero en medio del traslado las cosas se complicaron.

Este incidente se presentó sobre el medio día del pasado 5 de agosto, cuando en la vereda Agualasal fue interceptada la ambulancia de placas GWU-073 por parte de algunas tropas del Ejército, con el pretexto de que debían inspeccionar el vehículo ante cualquier sospecha de algún cargamento de cocaína.

“Se presentó este caso con una paciente barí que debía ser trasladada hasta el hospital de Cúcuta, iba remitida desde el hospital de Tibú, y fue cuando abordaron la ambulancia los militares que la paciente entró en crisis y, debido a la demora en el traslado, la señora falleció”, señaló Ana María Pérez, gerente del hospital del municipio de Tibú.

Pese a que el médico que se encontraba en la ambulancia le explicó a las autoridades el delicado estado de salud en la que se encontraba la paciente, quien requería de oxígeno para llegar a su destino, los militares retuvieron el vehículo durante al menos una hora y medía.

De acuerdo con lo denunciado por el personal médico, estos hombres argumentaron en su momento que para continuar con el trasladado debían esperar a que llegara otra ambulancia para hacer el trasbordo; sin embargo, la mujer no aguantó y falleció.

“Nosotros no nos oponíamos a que se revisara la ambulancia, pero violaron los protocolos que era acompañar la ambulancia hasta el lugar de referencia y hacer el acompañamiento de manera inmediata y rápida”, recalcó la gerente del hospital de Tibú.

Por su parte, el coronel César Karán, comandante de la Trigésima Brigada del Ejército Nacional en este departamento, aseguró que ya se inició las respectivas investigaciones del hecho para, en lo posible, tomar medidas frente al caso y verificar si hubo o no alguna negligencia por parte de los uniformados.

Según la institución, lo cierto es que los militares tenían la orden de ubicar a estos vehículos luego de haber recibido información por fuente humana, de que por medio de ambulancias, se pretendía transportar droga. Sin embargo, luego de la verificación correspondiente, esta fue descartada.

La institución hospitalaria repudió tajante y enérgicamente la inmovilización y el bloqueo de la ambulancia por parte de unidades militares pertenecientes a la Brigada 30″, se lee en el comunicado del centro asistencial de Tibú.

Por su parte, el personero del municipio en mención, Jhon Ascanio, hizo un llamado a las autoridades de la Defensoría del Pueblo y Procuraduría, ha acompañar las investigaciones de este caso para determinar las procedencias que enlutan a la comunidad barí.