antioquia

Capturan a presunto homicida de un policía en Remedios, Antioquia

Las autoridades avanzan en el esclarecimiento de los atentados contra la fuerza pública que se han presentado en las últimas semanas.


En las últimas horas otro miembro de la Policía Nacional fue asesinado en Antioquia. De acuerdo con la información suministrada por la institución, el patrullero Juan Diego Londoño Barrientos fue atacado con arma blanca en el municipio de Remedios, ubicado en el nordeste del departamento.

El hombre de 37 años brindaba los apoyos de seguridad y vigilancia en esa localidad de Antioquia, donde tienen amplio despliegue los grupos armados. Sin embargo, su muerte se dio por fuera del servicio.

Al parecer, él salió de su residencia en la noche del pasado martes 24 de mayo hacia un establecimiento comercial donde iba a buscar alimentos. En ese momento, en circunstancias que son investigadas, protagonizó una discusión con un sujeto de 59 años.

El comandante del Departamento de Policía de Antioquia, coronel Daniel Mazo Cardona, aseguró que el presunto victimario estaba en estado de embriaguez y, en medio de la alteración, sacó el arma tipo navaja y le causó varias heridas al patrullero.

“Lamentablemente, sobre la una de la mañana, pierde la vida. Lo que se ve inicialmente, obedece a una situación de intolerancia”, señaló el comandante.

Una vez se reportó el incidente, las unidades de la institución capturaron al sujeto que fue dejado a disposición de la Fiscalía para que responda por el delito de homicidio.

Otra captura

Además, la Policía confirmó la judicialización de alias Lola, quien sería un supuesto integrante de la subestructura armada Jorge Iván Arboleda Garcés, del Clan del Golfo.

Él habría participado en el homicidio del patrullero Gerson Camilo Rocero Chavarro, quien fue ultimado con arma de fuego el pasado 11 de marzo en el municipio de Vegachí.

“Este sujeto sería responsable de informar los movimientos de las unidades del Ejército y la Policía con el fin de evitar los controles policiales en el sector”, concluyó el coronel Daniel Mazo Cardona.

En las últimas dos semanas, en Antioquia, asesinaron a cinco integrantes de la fuerza pública. En su mayoría, los casos estarían relacionados con retaliaciones de los grupos ilegales por las operaciones que se han liderado en su contra.

Las respuestas en Anorí

Este año, en el municipio de Anorí, se han presentado dos ataques terroristas contra las autoridades, dejando el saldo de tres hombres de la fuerza pública muertos. En ese sentido, las autoridades ordenaron frenar la circulación nocturna por las calles de la zona urbana y rural del municipio de Anorí, Antioquia, por el alto índice de inseguridad que protagonizan las disidencias de las FARC y el ELN, quienes podrían poner en riesgo las elecciones del próximo domingo.

Con la firma de Juan Camilo Piedrahíta Ceballos, mandatario del pueblo ubicado en la subregión del Nordeste, se dio a conocer el decreto que contempla cuatro medidas restrictivas justificadas en los estragos que han hecho los ilegales.

En la última semana se presentaron extorsiones, intimidaciones y cinco homicidios, entre las víctimas recientes hay un concejal y, en días anteriores, fueron asesinados dos patrulleros de la Policía Nacional por miembros de un grupo armado como retaliación por las operaciones desarrolladas por la fuerza pública.

En efecto, la decisión es necesaria para “conservar el orden público y poder así ejercer el control y prevenir cualquier hecho lamentable”, señaló el alcalde.

Así las cosas, desde este martes y hasta el 30 de mayo, los ciudadanos no están autorizados para salir de sus viviendas entre las nueve de la noche y las cinco de la mañana del día siguiente.

Durante las mismas fechas y horarios está prohibida la circulación de motocicletas y los establecimientos comerciales deben prestar los servicios por fuera del tiempo de la restricción.

Sin embargo, las personas que tengan argumentos de fuerza mayor o una emergencia que ponga en riesgo la integridad física de alguien, podrán transitar con normalidad.