Tendencias

Home

Medellín

Artículo

Protesta en el barrio El Poblado de Medellín, incinera motocicleta.
Protesta en el barrio El Poblado de Medellín, incineran motocicleta. - Foto: Cortesía.

medellín

Encapuchados queman moto en manifestación en El Poblado de Medellín

La Secretaría de Seguridad y Convivencia le hace seguimiento a la movilización social.

A esta hora, alumnos del Politécnico Jaime Isaza Cadavid protestan a las afueras del centro universitario ubicado en el barrio El Poblado de Medellín.

Los manifestantes bloquean la avenida las vegas, en sentido norte−sur, con una motocicleta que incineraron para que los vehículos no transiten por uno de los principales corredores viales del Área Metropolitana del Valle de Aburrá.

De acuerdo con la Secretaría de Seguridad y Convivencia de Medellín, la vía está cerrada y la Policía Nacional monitorea la situación de alteración del orden público.

Si bien no se han reportado enfrentamientos con la fuerza pública, en las inmediaciones del sitio hace presencia el Escuadrón Móvil Antidisturbios de la institución.

Al parecer, la movilización social está motivada por una serie de denuncias que vinculan a un docente con presuntos casos de abuso sexual. En consecuencia, los manifestantes piden medidas urgentes de investigación y, además, la expulsión de los señalados.

De momento, no hay un pronunciamiento oficial del Politécnico Jaime Isaza Cadavid.

Tres policías lesionados y dos personas capturadas tras enfrentamientos en Universidad de Antioquia

Los enfrentamientos por parte de encapuchados y miembros del Esmad a las afueras de la Universidad de Antioquia la semana pasada dejaron tres uniformados heridos y otras dos personas fueron capturadas.

Información que fue confirmada por el coronel José Abdón Galindo, comandante operativo de Seguridad Ciudadana, quien aseguró que los lesionados no sufrieron heridas considerables.

“En este lugar, desafortunadamente, fue lesionado uno de nuestros hombres del Esmad y dos mujeres de los dispositivos de intervención. Afortunadamente, fueron esquirlas y están fuera de peligro”, explicó.

Ese mismo día, SEMANA reportó la quema de una motocicleta de la Policía Nacional en la calle Barranquilla; entre tanto, otra moto fue ingresada al campus universitario, el cual suspendió sus clases.

De acuerdo con el coronel Galindo, los hechos se presentaron cuando el uniformado se desplazaba por la regional sentido sur-norte y fue increpado por estos delincuentes.

“Es de destacar que este joven no tenía nada que ver con la actividad de manifestación pública. Ahí salieron dos sujetos y abruptamente lo despojaron de su motocicleta y él, que estaba armado, en cumplimiento de sus funciones oficiales decidió retirarse para que no se presentara ningún tipo de incidente”, explicó el comandante.

Uno de los capturados es el encapuchado que intentó robarse el vehículo de la Policía, quien fue detenido en flagrancia. “En este momento se está dejando a disposición por obstrucción a la función pública y hurto, con el agravante de que es un bien público; así mismo, por obstruir vías”, agregó el coronel.

Por su parte, Juan Camilo Restrepo, alcalde encargado de Medellín, señaló que desde el puesto de mando unificado se monitoreó esta situación de alteración al orden público en el sector.

“No vamos a permitir que algunos amenacen la tranquilidad de los ciudadanos y sigan generando zozobra a su gusto”, trinó el mandatario.

Durante el paro armado se perdieron 800 mil litros de leche en Antioquia

Por otro lado, Antioquia fue reconocido por las autoridades como uno de los departamentos más afectados durante el paro armado del Clan del Golfo. Además de las muertes, hostigamientos y cese de actividades educativas en las subregiones, los comerciantes reportaron pérdidas millonarias.

Tras la toma de las principales vías, donde se registró la quema de 101 automotores por parte de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC), los vehículos no pudieron ingresar hasta las fincas productoras, por lo que 800.000 litros de leche tuvieron que ser botados.

Esto representó pérdidas por 1.200 millones de pesos, según lo confirmó el gerente de la Cooperativa Colanta, Sergio González Villa. “No pudimos recaudar, en un fin de semana, entre viernes, sábado y domingo. Esa leche la tuvieron que botar en la finca, porque simplemente nosotros no pudimos entrar y ellos tampoco pudieron entregarlo, ni traerla a la planta. Inclusive, algunos carros fueron vandalizados en la zona del norte y caribe”.