Home

Medellín

Artículo

Capturas contra el hurto a personas, residencias y automotores en Medellín.
Capturas contra el hurto a personas, residencias y automotores en Medellín. - Foto: Policía Nacional.

medellín

Este año han capturado a 5.600 personas en Medellín

Las cámaras de seguridad han sido fundamentales para dar con los responsables de los hurtos en la ciudad.

La Secretaría de Seguridad de Medellín resaltó que en los primeros cinco meses del año ya superaron las estadísticas de operaciones del año anterior, sumando un 27 % en la tasa de capturas.

Es decir, los uniformados de la Policía detuvieron diariamente al menos a 40 personas señaladas de cometer todo tipo de delitos. Sin embargo, los más frecuentes han sido el hurto calificado y el concierto para delinquir.

Ómar Rodríguez Aranda, subsecretario operativo de la Secretaría de Seguridad y Convivencia de Medellín, dijo que los resultados se deben a “los esfuerzos de los grupos de investigación de la Policía Metropolitana y la estrategia articulada contra el delito”, que incluye la vigilancia a través de medios tecnológicos.

Entre los resultados más llamativos, Rodríguez dio cuenta de ocho judicializaciones que ocurrieron por siete hurtos que los señalados habrían cometido en la ciudad.

Por ejemplo, tras una investigación que inició el pasado 20 de marzo, alias Veneco fue aprehendido por un asalto que protagonizó al interior de una vivienda ubicada en el barrio Laureles donde, según la Policía, se robó cerca de cinco millones de pesos, incluyendo un juego de joyas.

Además, alias Gago y Pecas fueron retenidos por hurto calificado y agravado. Este último tenía en sus antecedentes cerca de siete robos cometidos en grandes superficies comerciales.

Uso de tecnología

La articulación entre los operadores de las cámaras y los cuadrantes facilitó el seguimiento a dos hombres que se movilizaban desde el sector de Moravia hacia el centro de Medellín en una motocicleta, que minutos antes fue hurtada con arma de fuego.

En otra acción fue detectada otra moto que se utilizó para cometer diferentes hurtos y su accionar quedó registrado por los visualizadores de seguridad, que alertaron a las unidades de la Policía que estaban sobre el terreno: “Ubicaron y redujeron a dos sujetos en Laureles, cuando se movilizaban en el automotor”, se lee en el informe.

Por último, en cercanías de la estación San Antonio del Metro de Medellín, el grupo de Investigación Criminal interceptó una camioneta con una placa obtenida de manera irregular. En consecuencia, el conductor fue detenido por receptación y falsedad marcaría.

Alerta en la Universidad Nacional sede Medellín por inseguridad: van 40 atracos en dos meses

La Vicerrectoría de la Universidad Nacional sede Medellín alertó por la inseguridad que se vive desde el año 2018 en las inmediaciones del campus académico. En los últimos 60 días se han denunciado 40 atracos del que han sido víctimas, en su mayoría, los estudiantes.

El más reciente caso se registró a plena luz del día y dejó a un alumno herido con arma traumática luego de que se resistiera a entregarles sus pertenencias a dos hombres que aún no han sido identificados por las autoridades.

La víctima iba acompañada por otros dos estudiantes de primer semestre, quienes resultaron ilesos en medio del forcejeo que se dio en el sector del Volador, a escasos metros de una de las entradas del campus.

De acuerdo con el reporte de la institución, el alumno que resultó con lesiones se está recuperando en un centro asistencial de la ciudad luego de que le practicaran una cirugía producto de la detonación.

Problema conocido

Este hecho revivió la preocupación que hay en la comunidad universitaria por los altos índices de inseguridad. Si bien no todas las personas que han sido víctimas de los ladrones denuncian, se cree que cada semana ocurren hurtos en el corredor de la Nacional.

Daniel Vásquez Cardona, representante de la Facultad de Ciencias humanas y Económicas, relató en SEMANA que la inseguridad está vigente hace cinco años y cesó cuando el personal dejó de asistir presencialmente a las aulas a causa de las restricciones generadas por la pandemia de la covid-19.

“Todas las salidas de la Universidad Nacional sede Medellín son bastante peligrosas. Ahora todos los compañeros y compañeras se reúnen para no caminar solos porque en cualquier momento del día se presentan los actos delictivos. En un mismo día han atracado dos o tres veces a una misma persona. Necesitamos repuestas y acciones por parte de las autoridades”, dijo el vocero de los estudiantes.

Incluso, diariamente encuentran personas extrañas y sospechosas a los lados de los caminos peatonales que dan acceso al plantel, por lo que se sienten amenazados y, en ese sentido, ven vulnerados sus derechos.

¿Quién responde?

El vicerrector de la Universidad Nacional sede Medellín, Juan Camilo Restrepo, respaldó las quejas de los estudiantes porque ha podido comprobar que la situación es fuerte y reiterativa.

“Cada día tenemos denuncias de estudiantes donde hay robos e intimidaciones. La semana pasada tuvimos cinco robos a estudiantes. Nuestros estudiantes no tienen cómo defenderse. Una de las recomendaciones es que no salgan solos”, dijo el directivo.

Agregó que el acompañamiento de la Policía no ha sido permanente por lo que solicitó mayor presencia de la Fuerza Pública y de la Secretaría de Seguridad de Medellín para prevenir actos que atenten contra la vida de la comunidad universitaria.

La propuesta

En ese orden de ideas, los voceros de la Universidad Nacional proponen crear la “Ruta U”, un sistema de buses públicos que permita acercar a los alumnos a las puertas del campus dado que hay una larga distancia entre el Metro y las sedes de la Unal.

“Y tenemos frustración, obviamente, porque hicimos la propuesta y lo hablamos con muchas personas y hubo disposición de hacerlo, pero aquí hay un problema de voluntad política. Desde 2018 hemos tenido reuniones, hubo apoyos, pero bajaron la guardia. Al bajar la guardia, empiezan a aparecer estos casos”, concluyó el vicerrector.

De momento, ni la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá ni la Alcaldía de Medellín han entregado declaraciones sobre las quejas que, reiteraron los denunciantes, ponen en riesgo a las más de 18 mil personas que circulan diariamente por la Universidad.