medellín

Evacúan a 68 familias de una zona residencial de Medellín por un deslizamiento

En la última semana, más de 80 hogares han tenido que ser evacuados de manera temporal por las emergencias naturales que han causado las fuertes precipitaciones.


En la madrugada de este miércoles los habitantes del conjunto Atavanza, en el barrio Rodeo Alto de Medellín, fueron sorprendidos -nuevamente- por un movimiento en masa en las inmediaciones de la torre siete. En consecuencia, cerca de 200 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares de manera preventiva.

De acuerdo con el reporte del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Desastres de Medellín, una vez se recibió el reporte, las unidades del cuerpo oficial de bomberos acudieron al sitio, donde no encontraron personas lesionadas ni daños materiales.

Sin embargo, los perjuicios estuvieron concentrados en el exterior de la zona residencial, con un material que se desprendió sobre el corredor vial de la loma, entre la carrera 82 con la calle 15 B. En efecto, la vía está cerrada mientras se adelantan las labores de inspección.

Los organismos de socorro fijaron el perímetro de seguridad para reducir el peligro de las afectaciones a los habitantes del sector que constantemente son protagonistas por los deslizamientos de tierra que ocurren en esa zona del suroccidente de la capital de Antioquia.

Las tareas de remoción se han complicado porque las fuertes precipitaciones se mantienen, mientras que en los habitantes hay temor de que la saturación del terreno obligue a la expansión del perímetro que obligaría a evacuar nuevos hogares hasta que se estabilice la montaña.

En imágenes registradas por residentes se observa la dimensión de la emergencia: el desprendimiento se está dando lentamente y, de igual manera, un muro de contención está amenazando con venirse al suelo.

La atención sobre este conjunto está activa desde marzo de 2021, cuando organismos de socorro ordenaron el cierre definitivo del salón social y la piscina, ante el riesgo de colapsar tras el estado de la montaña que los sostiene.

Las autoridades están en la zona afectada evaluando las complicaciones junto a la constructora del edificio que, hace un año, está llevando a cabo un estudio sobre la calidad de la tierra en que construyeron el complejo de apartamentos.

Por otro lado, en las últimas horas también la Alcaldía atendió un desplome de árbol en vía pública en la calle 120 con la carrera 64AA, en el barrio Toscana, al noroccidente de Medellín, que no generó afectaciones en personas ni vehículos.

Otro movimiento afectó 22 viviendas y cinco locales en Medellín

La capital de Antioquia sigue sumando emergencias por las fuertes precipitaciones que se han registrado este año. En las últimas horas, un movimiento en masa damnificó a más de 100 habitantes del barrio Manrique.

El pedazo de tierra se desprendió en las inmediaciones de un lavadero de vehículos que no cuenta con los permisos para operar. Al parecer, ese sitio habría saturado el terreno de agua, aumentando la probabilidad del deslizamiento de tierra.

La emergencia ocurrió en el sector Palos Verdes, donde los organismos de socorro evidenciaron un banqueo irregular y la tala indiscriminada de árboles sin el visto bueno de la autoridad ambiental del Área Metropolitana.

Una vez los vecinos del sector informaron sobre el incidente, cerca de 14 unidades del Cuerpo Oficial de Bomberos de la ciudad acudieron al sitio junto al equipo social de la Alcaldía.

La directora del Departamento Administrativo de Gestión del Riesgo de Medellín, Laura Cristina Duarte Osorio, indicó que fue necesario hacer un polígono de seguridad de 1.600 metros.

En consecuencia, 27 inmuebles fueron evacuados tras el movimiento en masa. Luego de una evaluación técnica, se clausuraron dos hogares de manera definitiva por el riesgo inminente de colapso, mientras que las demás deberán estar por fuera hasta que se estabilice la zona.

“El llamado para toda la comunidad es [acatar] las recomendaciones de evacuación y sumarse a toda la oferta institucional por parte de toda la Secretaría de Inclusión Social y demás ofertas por parte de la Alcaldía”, agregó la funcionaria.

De momento, la tierra se sigue desprendiendo y las familias solo reportan pérdidas materiales de algunos enseres. Si bien en este sitio no hubo lesionados, en otro sector de Medellín una persona quedó atrapada a raíz de un movimiento en masa.