Tendencias

Home

Medellín

Artículo

sala de cine
Los delincuentes se ocultaron en una sala de cines para posteriormente robar en locales del centro comercial cuando ya habían cerrado. - Foto: Getty Images

nación

Hombres se escondieron toda una noche en un cine para robar al siguiente día centro comercial en Medellín

Las autoridades están investigando la identidad de los delincuentes.

En un hecho insólito, dos hombres se ocultaron en una sala de cines en la ciudad de Medellín (Antioquia), para posteriormente robar en diferentes locales de un centro comercial. Los sujetos habrían disfrutado de una película y después esperaron a que llegara la madrugada para salir a delinquir.

La información fue confirmada por las autoridades, quienes detallaron que la denuncia fue recibida hace cuatro días.

“El hurto se presentó en la zona de comidas. El caso ingresó en la línea de emergencia 123 a las 6:40 a.m. El cuadrante llegó al lugar y la vigilancia privada informó que el hecho se presentó a las 12:30 a.m. Primero, es importante que la empresa de vigilancia verifique sus procedimientos y actividades que desarrolla de seguridad en este establecimiento, ya que se puede observar que una vez cerrado, esas personas, al parecer, se quedaron dentro del cinema que allí funciona”, dijo el teniente coronel Richard Castro, comandante Distrito 4 de la Policía Metropolitana del Valle de Aburrá.

Castro agregó: “en segundo lugar, inmediatamente el caso fue informado, el Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrante inició las actividades de recolección de elementos materiales de prueba que nos permitan identificar y capturar a las personas que cometieron este hecho”.

La autoridad recalcó que este procedimiento está siendo apoyado por la seccional de investigación criminal y la seccional de inteligencia de la Policía. “Invitamos a que cualquier persona que tenga información adicional, nos la pueda hacer llegar a nuestra línea única de emergencia 123″, invitó.

Los establecimientos comerciales más afectados y que interpusieron la denuncia oficial fueron: Leños y Carbón, Bonanza, Sándwich Cubano, Los Propios Perros y Cinemas Royal Film.

Se conoció que los dos sujetos alcanzaron a hurtar más de 11 millones de pesos en efectivo de las cajas registradoras y cajas fuertes de los locales. Por el momento, a través de las cámaras de seguridad del centro comercial están tratando de verificar la identidad de los delincuentes; mientras tanto, la seguridad del lugar se incrementó para evitar nuevos robos.

Organización delincuencial fue enviada a la cárcel

De otro lado, un juez penal del Circuito de Medellín impuso medida de aseguramiento en contra de siete presuntos integrantes de una organización delincuencial con injerencia en la Comuna 8 de la capital de Antioquia.

Entre los afectados con la medida están los presuntos cabecillas de la organización: Juan Carlos López, alias Juárez, quien se encuentra en el cartel de los más buscados; Ricardo León Giraldo López, alias Tornillo Pequeño, y John Edwin Salazar Soto, alias Montañero.

“La mencionada estructura delincuencial tiene injerencia en los sectores Ocho de Marzo, Santa Lucía, Barrio de Jesús, Cauces de Oriente, La Pastora, Caicedo y San Antonio de la zona centro occidental de Medellín, además del corregimiento de Santa Elena y sus veredas”, dijo la Fiscalía.

De acuerdo con la entidad, la banda se dedica a las extorsiones a comerciantes y transportadores, a los desplazamientos forzados, tráfico de estupefacientes, homicidios selectivos y porte ilegal de armas de fuego, entre otros delitos.

“Según la investigación adelantada por servidores del Gaula de la Policía y el Ejército Nacional, los procesados serían responsables de la extorsión a vendedores de comidas rápidas y comerciantes, quienes habrían pagado entre 20.000 y 30.000 pesos semanales para poder trabajar en el sector y tener derecho a la denominada vigilancia”, subrayó.

También fueron señalados del desplazamiento de dos personas, al parecer porque no siguieron con el pago de la extorsión que habría exigido la banda criminal.

“Los procesados no aceptaron los cargos imputados por un fiscal destacado ante el Gaula Medellín por delitos como concierto para delinquir agravado en calidad de cabecilla, extorsión agravada y desplazamiento forzado”, concluyó la Fiscalía.