antioquia

Menor de 14 años habría violado a una compañera de colegio en Caucasia, Antioquia

El señalado negó los cargos.


En la subregión del Bajo Cauca antioqueño se presentó un insólito caso de abuso sexual a una menor de 12 años en que el presunto abusador sería un joven de 14 años.

Por solicitud de la Fiscalía, un juez de la República impuso medida de internamiento preventivo contra el menor presuntamente implicado en el delito de acceso carnal violento contra una menor agravado.

Según la investigación adelantada por servidores del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Seccional Antioquia, la víctima de 12 años de edad y el presunto victimario estudiaban en la misma institución educativa en el municipio de Caucasia.

Al parecer, los hechos se presentaron “el pasado 5 de abril, cuando el presunto agresor llevó a la menor a una casa abandonada de la localidad, donde habría intentado desnudarla y ante la oposición de la víctima, esta fue abusada por la fuerza”.

El señalado negó los cargos imputados por un fiscal de la Unidad de Género de Antioquia.

Murió bebé de 19 meses víctima de abuso sexual

Otro caso de abuso sexual y maltrato infantil tiene consternados a los habitantes de la capital antioqueña, tras conocerse el fallecimiento del menor de un año y siete meses que llevaba nueve días luchando por su vida en la Unidad de Cuidados Intensivas (UCI) del Hospital Pablo Tobón Uribe de Medellín.

SEMANA informó sobre el estado crítico en el que se encontraba este bebé que llegó al centro médico con signos de violencia física, desnutrición aguda y posible abuso sexual, de parte de su padrastro.

Aunque fue intervenido de forma inmediata por el equipo médico, las lesiones comprometían su sistema neurológico, lo que ocasionó muerte cerebral, posteriormente, el menor falleció en la madrugada del pasado viernes, 13 de mayo.

De acuerdo con el reporte inicial, el padrastro trasladó a la víctima hacia el Hospital Marco Fidel Suárez del municipio de Bello sin signos vitales. Los médicos lo reanimaron y lo remitieron de manera urgente a otro centro hospitalario de mayor nivel.

Al llegar al centro médico, el presunto victimario dio una versión inicial, manifestando que el menor habría caído en un balde sufriendo varias heridas, por lo que acudieron al lugar.

Una vez el personal médico diagnosticó las marcas de violencia, la Policía capturó al compañero sentimental de la madre para que responda por cometer supuestamente los delitos contra el menor. Sin embargo, de momento, la progenitora no ha sido vinculada a la investigación.

Ante esto, la directora del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, Selma Patricia Roldán, aseguró que el protocolo de atención urgente se activó con base en la normativa, por lo que no habría irregularidades en el tratamiento de la denuncia.

¿Complicidad?

Según información preliminar, el menor era usado en las prácticas de mendicidad, su familia lo alquilaba a mujeres para que se dispusieran a realizar estas acciones en las calles en el municipio del norte del Valle de Aburrá.

Las autoridades revelaron que los familiares y vecinos de la víctima habrían tenido conocimiento del maltrato físico, pero no los alertaron; “El ICBF reitera su llamado a no permitir ningún tipo de vulneración contra niños, niñas o adolescentes. La violencia hacia los menores de edad no se debe normalizar”.

Así las cosas, el Instituto de Bienestar Familiar invitó a la ciudadanía a denunciar cualquier indicio de violencia que identifiquen a través de la línea 123 o en las Comisarías de Familia.