política

No para el rifirrafe en Medellín, ahora alcalde (e) será denunciado por acoso laboral

La queja fue interpuesta bajo anonimato por un miembro de la administración municipal.


La llegada del Alto Comisionado para la Paz y ahora alcalde encargado de Medellín Juan Camilo Restrepo, designado por el presidente Iván Duque una vez fue apartado del cargo Daniel Quintero Calle, no ha sido bien aceptada por algunos funcionarios que se han declarado en oposición, lo cual ha generado varias problemáticas.

Ahora se conoce una queja anónima radicada ante la Procuraduría. En el documento conocido por SEMANA el funcionario especifica que Restrepo amenazó con declararlo insubsistente.

Al parecer, todo se trata de una situación presentada este 17 de mayo, cuando personal de seguridad de Restrepo se acercó solicitando que se apagaran los micrófonos del salón consejo de gobierno, ante lo cual explicaron que ya estaban apagados, pero que era compleja la desconexión de estos por el cableado, agregando que requieren una posible reprogramación al momento de volver a instalarlos, por lo que el funcionario lo comunicaría con la persona encargada de sistemas, explica en el documento.

Según la queja disciplinaria, Restrepo “respondió en tono desafiante: soy el alcalde de Medellín, ¿quién es el tal (nombre del funcionario)? No encuentro por qué deba enviar ninguna solicitud por escrito, porque estoy dando una orden de desconectar los micrófonos, de lo contrario proceso a declararlos insubsistentes”.

Al respecto, el alcalde encargado explicó que “cuando un jefe de una empresa, de un sector privado, solicita una información o cuando en público y en privado, he dicho que cuando una persona no sigue los lineamientos de donde está, tiene dos opciones: o presenta la renuncia o (...) se declara insubsistente”.

Declaración que tiene relación a lo antes mencionado por Restrepo en el canal Teleantioquia, cuando le preguntaron cómo afrontaría una situación de rebeldía por parte de los funcionarios, en caso de presentarse. “Tienen dos opciones: le pido la renuncia o lo declaro insubsistente, en eso me demoro cinco minutos”, manifestó el alcalde (e), fragmento que también fue descrito en los hechos de la queja.

Restrepo ha sido enfático en decir que “yo no vengo a pelear a Medellín ni menos a formar una gallera”; sin embargo, son varios los obstáculos que se le han presentado en los seis días que lleva de asumir este cargo.

Finalmente, el funcionario asegura que interpone esta acción por “acosar constantemente con la declaratoria de insubsistencia”, advirtiendo que existen pruebas que sustentan dichas afirmaciones.

Recordemos que esta denuncia se hace días después de que el secretario privado, Juan David Duque enviara un comunicado asegurando que “cualquier amenaza de declarar insubsistente a un funcionario de la Medellín Futuro constituye acoso según lo estipulado en Art. 38 numeral 1.° de la Ley de Garantías”.

Solicitó a la Contraloría una auditoría forense

Este lunes 16 de mayo, el alcalde encargado de Medellín, Juan Camilo Restrepo, anunció a través de su cuenta de Twitter que radicó formalmente ante la Contraloría General de la Nación la solicitud de auditoría forense y acompañamiento en las funciones que correspondan en la Alcaldía de Medellín.

En diálogo con SEMANA, el alcalde aseguró que esta petición fue realizada por dos factores: “El primero es solicitar una auditoría forense de los últimos meses en lo que tiene que ver con la ejecución de los recursos públicos, y en segundo lugar, a partir de mi posesión, un acompañamiento en el marco de las competencias de la Contraloría en lo que tiene que ver con la ejecución del gasto público”, explicó.

Restrepo recalcó que no es él quien debe realizar un control frente a la designación de recursos, por lo que hace un llamado para que los órganos de control realicen las investigaciones correspondientes. “No quiero estigmatizar ni mucho menos hablar de algo en particular”, señaló.

Y es que, en su llegada, el Alto Comisionado para la Paz ha sostenido algunos roces con el gabinete municipal, además de haber recibido amenazas y hasta protestas en su contra.