Tendencias

Home

Pereira

Artículo

Prosperidad Social informó que el nuevo giro de estos recursos comenzaron a pagarse el pasado lunes 26, correspondientes a los ciclos 30 y 31, es decir, de septiembre y octubre, para los colombianos que se encuentran incluidos en el  Sisbén IV y que tengan cuentas en bancos.
Prosperidad Social informó que el nuevo giro de estos recursos comenzaron a pagarse el pasado lunes 26, correspondientes a los ciclos 30 y 31, es decir, de septiembre y octubre, para los colombianos que se encuentran incluidos en el Sisbén IV y que tengan cuentas en bancos. - Foto: Prosperidad Social/Web

nación

No se quede sin ayuda. El programa Familias en Acción tiene abiertas las inscripciones en Pereira

El programa Ingreso Solidario irá únicamente hasta el mes de diciembre de este año

Las personas interesadas en acogerse al beneficio de Familias en Acción que vivan en la ciudad de Pereira deben verificar si están focalizadas para poder acceder al programa, visitando este link https://familiasfocalizadas.prosperidadsocial.gov.co/- donde podrán consultar toda la información al respecto.

Después de comprobar que efectivamente sí pueden acceder a esta ayuda, las familias deben dirigirse sin cita previa al Coliseo del barrio Cuba, ubicado en la calle 73 Bis con carrera 22B, donde podrán adelantar su proceso de inscripción entre las 8:00 de la mañana y las 5:00 de la tarde de lunes a sábado en jornada continua; aunque estén recibiendo actualmente el Ingreso Solidario.

El director regional de Prosperidad Social en Risaralda, Yeison Alfonso Palacio Bedoya, recordó que precisamente el programa Ingreso Solidario irá únicamente hasta el mes de diciembre de este año, por lo que aquellos hogares que reciben habitualmente estas ayudas deben inscribirse en el de Familias en Acción para no quedar sin cobertura durante el 2023.

Aclaró que estas inscripciones corresponden a la fase IV del programa Familias en Acción, en la cual se llevó a cabo la focalización de los hogares con clasificación del Sisbén hasta B4; por lo cual aquellos que resulten beneficiados recibirán el próximo año una transferencia condicionada al cumplimiento de algunos compromisos por parte de los padres como llevar a sus hijos a los controles de crecimiento y desarrollo, acudir puntualmente a las jornadas de vacunación y la permanencia de los menores en el sistema educativo.

“El proceso se extenderá hasta el próximo 1 de noviembre y en este esperamos inscribir a un poco más de 11 mil familias que están focalizadas por el Departamento para la Prosperidad Social en la capital risaraldense.”

¿En qué consiste el programa?

El objetivo es brindar ayudas a las familias que son consideradas como pobres o pobres extremas, que contempla un incentivo en salud que se otorga cada dos meses por todos los menores de 6 años que haya en el hogar, los cuales deben asistir de manera oportuna a las citas de valoración integral en salud para la primera infancia en su respectiva IPS.

También se da una ayuda a la educación de manera individual hasta a tres niños, niñas y adolescentes por cada familia con edades entre los 4 y los 18 años que hagan parte del sistema escolar. Este beneficio se brinda cada dos meses, a excepción del periodo vacacional de diciembre, por lo que se hacen 5 entregas en el año

Los jóvenes deben asistir como mínimo al 80 por ciento de las clases que se programen y no pueden perder más de dos años escolares. Si alguno de los estudiantes tiene 18 o 19 años de edad debe estar al menos en grado décimo, mientras que si ya cumplió los 20 es necesario que se encuentre cursando undécimo.

También a partir de hoy 5 y hasta el próximo 19 de octubre se llevará a cabo el pago de los subsidios correspondientes al programa Colombia Mayor, el cual entrega 80 mil pesos a aquellas personas de la tercera edad que se encuentran desamparadas, ya que no cuentan con una pensión o viven en condiciones de extrema pobreza.

Pero todos estos programas de índole social han generado tormenta entre los gobiernos saliente y entrante; ya que unos hablan de falta de voluntad política para seguir con los pagos y los otros de un déficit fiscal enorme que hace imposible continuar entregando las ayudas.

Precisamente el presidente Gustavo Petro afirmó sobre este particular en su cuenta de Twitter: “El gobierno Duque no presupuestó para el año entrante una partida de casi 10 billones de pesos para las transferencias a personas que se crearon con motivo de la pandemia. Estas terminan el 31 de diciembre.”

La respuesta no tardó en llegar y por eso el exministro de Hacienda, José Manuel Restrepo Abondano, publicó un trino en el que decía: “Esta es la ley 2155 de 2021 (Ley de Inversión Social) que deja claro que algunos programas sociales tenían vigencia a este año 2022 y están debidamente financiados, y que si el siguiente gobierno quería continuarlos debía evaluarlos y darles sustento legal.”

Pero al margen de todas estas versiones está la realidad de las más de 21 millones de personas que hay en Colombia intentando sobrevivir con menos de 332 mil pesos cada mes. A ellas poco les importa quién tiene la razón, porque lo único que necesitan es que les ayuden para poder al menos comer tres veces al día.