Home

Política

Artículo

La petición realizada por internet busca prohibir la pólvora sonora que afecta a los animales y el medio ambiente.
En el 2021 se llevó a cabo esta campaña en la capital del país. - Foto: Cortesía

política

“Cielos en calma”, la campaña para evitar uso de pólvora en celebraciones navideñas para proteger a los animales y el medio ambiente

La senadora Andrea Padilla es una de las que apoya esta iniciativa. Su propósito es evitar que los animales se vean afectados por esta actividad.

Se acerca la temporada de fin de año y una de las actividades más frecuentes son los espectáculos de pirotecnia. Sin embargo, sectores animalistas han alertado que esto les generaría cierto malestar auditivo a las mascotas y afectaciones al medio ambiente y animales silvestres.

Por eso, la senadora Andrea Padilla, de la Alianza Verde, insistió en su campaña ‘Cielos en calma’, con la cual busca suspender los espectáculos que involucren pólvora para evitar el sufrimiento de algunas especies y cuidar el medio ambiente.

“La evidencia médica indica que los animales sufren por las explosiones de la pólvora debido a sus sentidos agudos, y pueden verse gravemente afectados por el estrés que les causan los estímulos auditivos, olfativos y vibratorios”, aseguró la congresista.

Según dijo, algunos de los daños que pueden sufrir los animales son la pérdida de la capacidad auditiva, inmunodepresión, afectaciones al sistema respiratorio, extravíos, accidentes, abandono de nidos, pánico, trastornos de ansiedad, abortos, muerte súbita y alteraciones de comportamiento.

La congresista afirmó que según una investigación del colectivo Conexión Animal, en 2021 hubo 1.095 reportes de animales extraviados, atropellados o muertos como consecuencia de las explosiones de la pólvora en Cali, ciudad en la que se realizó el estudio. “Entre 2018 y 2021, la cifra de víctimas animales fue de 3.804″, afirmó la congresista animalista.

De otro lado, Padilla dijo que el medio ambiente también se ve afectado porque la pirotecnia libera contaminantes atmosféricos y acuáticos que pueden ser potencialmente tóxicos, no solo para los animales, sino también para otros seres vivos.

En el caso de los seres humanos, la senadora de la Alianza Verde afirmó que también se pueden presentar afectaciones en adultos mayores o personas con alguna condición especial como autismo.

En el 2021, cuando era concejal de Bogotá, Padilla logró que la alcaldía de Bogotá y varios centros comerciales de la ciudad se sumaran a esta iniciativa, por lo que espera que este año se pueda replicar y se amplíe a varias ciudades del país. Dijo que le enviará una carta a empresas y entidades públicas para que tengan en cuenta esta información y eviten estos espectáculos.

Cabe recordar que el uso de pólvora en la capital del país, por ejemplo, está prohibida para que sea usada por los ciudadanos libremente, lo mismo sucede en varias ciudades del país donde hay restricciones.

A pesar de la evidencia, se siguen presentando casos lamentables de personas y hasta niños quemados con estos elementos. El más reciente que encendió las alarmas fue el caso de un bebé de un mes de nacido que se encuentra hospitalizado en Medellín tras haber sufrido quemaduras por pólvora en todo su cuerpo. El hecho se registró en medio de la tradicional ‘alborada’ que se celebra en esa región del país en el inicio de la época decembrina.

En el caso de Cali, las autoridades anunciaron que se prohibirá el uso de pólvora en la ciudad y en sus áreas metropolitanas. Y habrá multas para quienes quemen o vendan estos elementos.

De otro lado, la ministra de Salud Carolina Corcho afirmó que se implementará el programa ‘Ruta sin pólvora’ con el que se busca reducir el número de quemados en diciembre.

A pesar de las múltiples quejas, del otro lado, quienes viven de ese sector o lo respaldan han reclamado y buscado alternativas para continuar el espectáculo de forma responsable. Por ejemplo, Federación Nacional de Pirotecnia (Fenalpi), organización gremial que reúne a los pirotécnicos formales y artesanales del país, aseguró que precisamente se encuentra trabajando en un producto que no afectaría a los animales, ya que tendrían “bajo impacto sonoro” para las mascotas.

Fenalpi también ha dicho que hay lugares en todo el país con los permisos necesarios para el expendio y uso de estos elementos, sin embargo, a punto de iniciarse las festividades de fin de año el debate vuelve a revivir.