Tendencias

Home

Política

Artículo

Getty Creativo
La crítica devaluación del peso colombiano en los últimos días tiene prendidas las alertas de economistas y políticos del país, quienes tienen temor por las consecuencias que esto pueda traer para los colombianos. - Foto: Getty Images/iStockphoto

política

Federico Gutiérrez hace un llamado desesperado al presidente Gustavo Petro ante devaluación del peso: “Esto no es un juego, piense en el país”

El excandidato presidencial aseguró que la situación es grave, teniendo en cuenta que el peso colombiano está más devaluado, incluso, que la moneda de Argentina.

La crítica devaluación del peso colombiano en los últimos días tiene prendidas las alertas de economistas y políticos del país, quienes tienen temor por las consecuencias que esto pueda traer para los colombianos.

En este sentido, el excandidato presidencial Federico Gutiérrez le hizo un llamado al presidente Gustavo Petro para que preste más atención a lo que está sucediendo y ponga en marcha medidas de acción que logren conjurar dicha situación.

Por medio de su cuenta de Twitter, Gutiérrez le pidió al mandatario colombiano que ‘haga un alto en el camino’ y escuche a los expertos. “Piense en el país. Esto no es un juego. Usted ya ganó, no estamos en campaña”, dijo Fico en su trino.

Además, aseguró que la situación del peso colombiano es “grave” y que está más devaluado con respecto al dólar que la moneda de Argentina. El llamado lo acompañó con un trino del exministro de Mauricio Cárdenas que muestra una gráfica sobre la devaluación del peso colombiano desde junio de 2019.

“Hoy Colombia es el país con la tasa de cambio más devaluada con respecto al dólar (desde junio 19), en una muestra que incluye los emergentes, desarrollados europeos y países grandes de LA. ¿Será que queda alguna duda de que la incertidumbre económica está afectando el mercado?”, dice el trino de Cárdenas.

¿Cómo afecta al bolsillo la devaluación?

Para analizar esta situación hay que tener en cuenta dos aspectos.

El primero está relacionado con el panorama internacional, donde los inversionistas temen por una posible recesión en Estados Unidos y algunos países de Europa, consideradas potencias económicas, y esto ha disparado el apetito entre los inversionistas por los activos refugios, aquellos que logran mantener su valor en tiempos de crisis. El dólar es uno de ellos y el creciente apetito ha disparado su precio por ley de oferta y demanda.

En segundo lugar está el contexto nacional, ya que si bien el dólar está subiendo en todo el mundo, las presiones internas que se están dando por temas como la reforma tributaria, la inflación que no cede (igual que en todo el mundo) y los anuncios que se están dando por el Gobierno actual avivan el temor de serias afectaciones al aparato productivo.

En diálogo con SEMANA, el economista y analista de mercados Andrés Moreno explicó que la devaluación de una moneda local frente a cualquier otra, especialmente el dólar, se traduce inicialmente en una pérdida de poder adquisitivo. Muchos de los productos que se consumen a diario son importados y usan materias primas importadas para su elaboración, razón por la cual se dispara.

“La mayoría de las personas ganan o ganamos en pesos, hay muchos bienes que no se producen en el país, sino que se importan, muchos colombianos viven por fuera y desde aquí se paga su manutención, como es el caso de los estudiantes. Estamos perdiendo poder adquisitivo frente al mundo y capacidad de comercio”, explicó.

Entretanto, para Juan David Ballén, director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa, esta situación impactará, como ya se ha dicho, la inflación, que actualmente en el país supera el 11,44 %. Esto debido a que tocará utilizar más pesos para poder alcanzar un dólar, lo que hará que la plata alcance cada vez menos.

Con todo esto que está pasando, se encarece el precio de bienes importados y se genera una mayor inflación, esto hará que nuestra moneda pierda valor en el mundo y la economía nacional pierda atractivo frente a los inversionistas”, dijo Ballén, quien frente a la pregunta sobre cuándo empezará a bajar, indicó que “una vez superemos la recesión e iniciemos un nuevo ciclo económico, el cual podría darse entre finales de 2023 e inicios de 2024″.