Home

Política

Artículo

Juan Carlos Echeverry
Juan Carlos Echeverry, exministro de Hacienda. - Foto: JUAN CARLOS SIERRA PARDO

política

Juan Carlos Echeverry advierte “desastre mayúsculo” con eventual reforma pensional del gobierno Petro

El exministro de Hacienda hizo una fuerte crítica a la propuesta del presidente Gustavo Petro.

El primer trimestre del gobierno de Gustavo Petro estuvo enfocado en sacar adelante su primera reforma, específicamente, la tributaria. Ahora, pretende iniciar un nuevo capítulo en búsqueda de modificar el sistema pensional del país.

Según cifras de Asofondos, la asociación que agrupa a los cuatro fondos privados de pensiones en Colombia (Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia), seis millones de adultos mayores deberían estar gozando de su pensión en Colombia, pero ni la mitad de esta población alcanza a recibirla. Tan solo 2,2 millones reciben su mesada.

Vale recordar que, en Colombia, existen dos regímenes pensionales: el Régimen de Ahorro Individual con Solidaridad y el Régimen de Prima Media. Al primero pertenecen cuatro fondos privados de pensiones y cesantías que son: Porvenir, Protección, Skandia y Colfondos, y del segundo es parte Colpensiones, sistema público.

Según las cifras de Asofondos, 18,4 millones de personas están afiliadas a los cuatro fondos de pensiones privados en Colombia y 360 billones de pesos es el ahorro acumulado en estos fondos. Por su parte, 6,7 millones de personas están afiliadas al régimen público, coordinado por Colpensiones, donde el ahorro es administrado por el Estado.

En días pasados, el presidente Gustavo Petro generó revuelo con el anuncio de ampliar la cobertura de subsidios que se le entregan a personas que no alcanzaron a recibir la pensión y están en estado de pobreza extrema. “Implica una reforma pensional, es decir que parte de las cotizaciones que hoy están en los fondos privados entren a Colpensiones, originando el sistema de pilares”, dijo.

De ese ‘sistema de pilares’ del que habló en su momento el mandatario -y que también socializó durante su campaña-, hoy se conoce que incluye un peldaño solidario, con una renta básica que será equivalente a medio salario mínimo; para luego seguir con el segundo peldaño, en el que estarán ubicados los colombianos que devengan hasta cuatro salarios mínimos, quienes harán sus aportes al régimen de prima media, el cual es administrado por Colpensiones.

En el tercer peldaño estarían las personas que tienen más ingresos y pueden hacer aportes adicionales a través del régimen de ahorro individual, el cual es administrado por las AFP o administradoras privadas.

“Terrible pensional”

El primer boceto de lo que sería el proyecto de reforma pensional del gobierno Petro ya ha dado de qué hablar en varios sectores. Por ejemplo, el exministro de Hacienda y exprecandidato presidencial Juan Carlos Echeverry fue contundente en su opinión y dejó un duro mensaje en su cuenta de Twitter.

Terrible pensional: Traslada 85 % de las cotizaciones al régimen público, seca las AFP (Administradora de Fondos de Pensiones y de Cesantías) y el mercado de capitales, se gasta ese ahorro en subsidios, aumenta el déficit del sistema y su efecto fiscal, pues no hacen cambios paramétricos que reduzcan el déficit”, expuso Echeverry en su análisis.

Luego de contemplar los puntos en contra presentes en este proyecto, el exministro de Hacienda no le otorgó el beneficio la duda y, desde ya, vaticinó un “desastre mayúsculo”, en caso de que el articulado vea la luz y, eventualmente, sea aprobado por el Congreso.

No obstante, la ministra de Trabajo, Gloria Inés Ramírez, ha defendido el modelo de pilares. De acuerdo con su lectura, esto significa que no buscan solo disminuir el abultado hueco en las finanzas de las pensiones, del cual se ha hablado en los últimos años en Colombia, sino aumentar la cobertura (más colombianos aportando y pensionándose). Pero, también, liberación de recursos por parte del Estado para que “los viejos tengan una vida digna en la última etapa de sus vidas, en vez de vivir de la caridad de sus familias”.

En términos generales, la propuesta es que Colpensiones (régimen público) y los cuatro fondos privados de pensiones (Colfondos, Porvenir, Protección y Skandia), se complementen. El Gobierno recibiría la mayoría de los aportes de los cotizantes para distribuirlos.