Home

Política

Artículo

Carlos Fernando Motoa, senador del partido Cambio Radical.
El senador Carlos Fernando Motoa de Cambio Radical se mostró en contra de la creación del Ministerio de la Igualdad. - Foto: Suministrada a SEMANA

política

“Parece que la reforma tributaria se va a ir en los gastos y apetitos burocráticos del nuevo gobierno”: Carlos Fernando Motoa por creación del Ministerio de la Igualdad

El senador se mostró en contra de la creación de esa cartera que estará a cargo de la vicepresidenta Francia Márquez.

Este lunes se discutió en comisiones primeras conjuntas del Congreso el proyecto que crea el Ministerio de la Igualdad, una de las principales banderas del petrismo con la llegada de su líder al poder. Se trata de una cartera que estará a cargo de la vicepresidenta Francia Márquez.

El senador Carlos Fernando Motoa de Cambio Radical es uno de los que más se ha opuesto a esa idea. En entrevista con SEMANA, el congresista explicó por qué no está de acuerdo con la propuesta, hizo varios reparos y aseguró que será más burocracia para el Gobierno.

SEMANA: ¿por qué no está de acuerdo con la creación del Ministerio de la Igualdad?

CARLOS FERNANDO MOTOA (C. M.): lo considero innecesario. Creo que no es conveniente ese esfuerzo presupuestal y fiscal. Parece que la reforma tributaria se va a ir en los gastos y apetitos burocráticos del nuevo gobierno.

SEMANA: ¿por qué lo consideran innecesario?

C. M.: no es necesario porque la carta política de la Constitución de 1991 establece como un tema transversal a todo el Estado, alcaldías, gobernaciones, Gobierno nacional, la rama judicial, el Legislativo, a todo el Estado los asuntos de igualdad y de equidad. Es un tema que se repite en varios artículos de la carta política. Es el primer argumento.

El segundo, el presidente Petro el 9 de noviembre expidió un decreto en el que le entrega facultades a la vicepresidenta en materia de igualdad para la población afrocolombiana, para el tema de mujeres, para el tema de empleo y siete funciones más. Si ya lo hicieron por medio de un decreto presidencial, ¿por qué necesitan crear ahora una estructura burocrática de nivel de un ministerio? Ya existen esas funciones delegadas a la vicepresidenta por el presidente Gustavo Petro.

Y tercero, duplicidad de funciones. Logré demostrar en las comisiones conjuntas primeras que existe un grupo para la equidad en el Ministerio del Trabajo. Que existe un viceministerio para la Igualdad en el Ministerio del Interior. Que existe una dirección para juventud e infancia para el ICBF, lo propio existe en el Departamento Nacional de Planeación. Existe también en el DPS, ¿por qué si están todas esas funciones cumpliendo en ministerios y entidades, por qué se necesita crear un ministerio, se van a suprimir las otras entidades? Nada de eso está claro en la ponencia ni el proyecto de ley.

SEMANA: ¿qué otros reparos tiene sobre la iniciativa?

C. M.: que se entreguen facultades extraordinarias al presidente. Cuando se entregan facultades deben ser precisas, claras y muy delimitadas. Eso no está en este proyecto de ley. Otro argumento, todos estos temas que crean estructuras y gasto público deben tener el concepto del Ministerio de Hacienda, lo que se denomina la sostenibilidad fiscal. Es muy curioso que siendo un proyecto del Gobierno no venga acompañado del Ministerio de Hacienda. Dicen que después lo aportan, pero todo eso muestra la improvisación y la desconexión que existe en el Gobierno.

SEMANA: ¿Sobre las facultades extraordinarias que tendría el presidente Gustavo Petro, cuál es la alerta?

C. M.: es un artículo constitucional que establece cuándo el Congreso puede desprenderse de esas competencias y dárselas al presidente. Es un artículo que nuestra carta política que en este proyecto de ley no está claramente definido qué se va a hacer con esas facultades que se le van a entregar a Gustavo Petro.

SEMANA: ¿y qué implicaría esas facultades, hasta dónde podría intervenir Petro en la creación del Ministerio de la Igualdad?

C. M.: podría crear una nueva estructura, dejar la duplicidad de funciones, crear nuevos cargos en el orden nacional, una serie de cosas que son competencias del Congreso.

SEMANA: ¿cómo fue este primer debate en comisiones primeras conjuntas?

C. M.: tienen las mayorías, están muy tranquilos. Están aplicando la decisión de la aplanadora en materia legislativa. El ministro no interviene, no habla; los ministros que están ahí parece que estuvieran simplemente observando qué partidos tienen comportamiento adecuado con el Gobierno y cuál no.

SEMANA: ¿le preocupa que se pueda replicar lo que ha hecho y dicho la ministra de la Igualdad de España Irene Montero que se reunió recientemente con Gustavo Petro?

C. M.: no conozco esa situación, pero lo que sí insisto es que no se requiere la creación de un ministerio nuevo con los gastos que eso implica a propósito de la dificultad que estamos teniendo en materia fiscal, de la crisis económica que se está viviendo para muchos hogares. En vez de destinar esos recursos para ayudar a la población que lo requiere, o construir más vivienda, darles apoyo a los estudiantes en materia de becas o para promover temas de emprendimiento.

SEMANA: ¿el Gobierno está aprovechando que tiene las mayorías para no escuchar a la oposición?

C. M.: las tiene. Digamos que lo mencionamos, pero las respuestas no van en la línea de contestarnos los interrogantes y en comisión pasa lo mismo. Es verdaderamente desconcertante no ver a un Gobierno tratando de debatir, sino simplemente procediendo a la votación de mayorías sin discusiones de fondo de esta iniciativa.