Home

Política

Artículo

Gustavo Petro votación
Gustavo Petro le ha dado más juego a otros sectores que al mismo petrismo. (AP Photo/Fernando Vergara) - Foto: AP

politica

¿Petristas contra Petro? ¿Qué está pasando?

Varios simpatizantes del petrismo, líderes y apoyos que llegaron al final de la campaña han mostrado su inconformismo con los anuncios de los funcionarios delegados.

Faltan 19 días para que Gustavo Petro se posesione como nuevo presidente de la República y ya varios de sus seguidores la han emprendido contra miembros de su gabinete, personas del equipo de empalme o hasta los mismos colegas pertenecientes al Pacto Histórico.

Aunque no todos son miembros directos del petrismo, sí se sumaron a esa campaña en algún momento de la contienda electoral. Pedían a los colombianos dejar de lado los temores sobre el candidato, resaltando que era necesario el “cambio” para el país.

Sin embargo, pasadas algunas semanas, varios que simpatizaron con la campaña de Petro han empezado a quejarse del gobierno entrante por varios anuncios que se han hecho de parte de los miembros del equipo de empalme.

Llama la atención que uno de los que más ha hecho reclamos ha sido el senador Gustavo Bolívar, cabeza de lista del Pacto Histórico pero quien perdió ese liderazgo con Roy Barreras, que logró quedarse con la presidencia del Senado por encima del libretista.

A Bolívar le han reclamado por haber estado este tiempo en su casa en Miami y no estar presente en las múltiples reuniones o cónclaves del Pacto en Colombia. A pesar de eso, Bolívar ha sido uno de los que más ha criticado a Barreras.

Cuestionó al virtual presidente del Senado y de paso a varios de sus compañeros por supuestamente representar lo mismo que prometieron que iban a cambiar, haciendo referencia a la elección del próximo contralor general.

“Huele mal. Roy está en campaña por una candidata del actual contralor para garantizar el tapen tapen cuatro años más. Varias personas del Pacto me han llamado a abogar por ella. Esa lista fue manipulada y hay que tumbarla. Seguro me derrotan pero la gente votó por un cambio no lo olviden”, reconoció el senador. El nombre de esa persona que supuestamente estaría siendo favorecida por miembros del Pacto es María Fernanda Rangel, quien actualmente sigue en la lista de candidatos a ese cargo y también es respaldada por sectores tradicionales.

Gustavo Bolívar y Roy Barreras
Gustavo Bolívar y Roy Barreras han sostenido diferencias públicas. - Foto: SEMANA

Bolívar se ha convertido en una piedra en el zapato del petrismo y del mismo gobierno de Petro, tanto que Barreras tuvo que salir a enfrentarlo ante las múltiples recriminaciones. Reconoció que esa disputa le termina por afectar al presidente electo.

Ante las múltiples recriminaciones de Bolívar varios simpatizantes del Pacto le han reclamado, diciendo que ‘la ropa sucia se lava en casa’, pero el senador ha dicho que no se le debe temer al debate porque eso es lo que los podría acabar. “Si queremos perdurar, el Pacto Histórico no puede repetir esa historia”, comentó.

Otro de los que no se ha guardado una sola crítica es el exministro de Hacienda Rudolf Hommes, quien recientemente se ha convertido en uno de los principales críticos del gobierno de Gustavo Petro, tanto así, que muchos le reclaman por qué terminó votando por Petro si no le gustan ninguna de sus propuestas.

“Todos los días se conoce una crítica más fuerte de Rudolf Hommes al gobierno de Gustavo Petro. ¿Alguien me explica por qué votó por él? Nada de lo que está proponiendo es nuevo y el nombramiento de Ocampo estaba cantado”, evidenció la exdirectora del ICBF, Cristina Plazas.

Hommes ha arremetido contra prácticamente todo el gabinete de Petro y las ideas que han lanzado. Ha descalificado varias diciendo que serían contraproducentes para el país. Ha cuestionado, por ejemplo, la reforma tributaria, la reforma a la salud, la agraria, entre otras propuestas escuetas que hasta ahora ha lanzado el equipo de empalme de Petro.

El último dardo fue por la elección del contralor, cuestionando que desde el petrismo no hayan querido supuestamente iniciar ese proceso de nuevo. Dijo que si así es el arranque, no se imagina lo que será el gobierno posteriormente. “Si es para seguir con las mismas mañas, el cambio va a resultar una promesa vacua. El primer paso no puede ser una desilusión”, comentó el exministro.

Pero hasta los petristas más acérrimos también han resultado decepcionados con el nuevo gobierno. El exasesor de Petro en el Congreso, Andrés Charry, que lo ha acompañado en varias batallas políticas y que estuvo en su alcaldía de Bogotá, reclamó porque las ideas del progresismo que los llevaron al poder se han visto sepultadas, especialmente por personas a quien consideran externas.

A Charry le molestó que ya no se vayan a gravar las bebidas azucaradas, una promesa de campaña y una bandera que habían ondeado durante años en contra de los gobiernos de turno, a quienes atacaron ferozmente por no implementarlo. Ahora que están en el poder y tienen la posibilidad, han dicho que eso tendrá que esperar. Así lo confirmó el nuevo director de la Dian, Luis Carlos Reyes, del equipo de empalme del nuevo mandatario. Personajes como Reyes, que no viene del petrismo puro, sino que tienen una capacidad más técnica, ha generado recelo en las toldas petristas que ven cómo se hacen nombramientos de afuera, pero que resultan pocos los escogidos del propio partido.

Personas del Pacto, militantes y bases se han mostrado decepcionados porque dicen que en campaña sí los tenían en cuenta y ahora ni les contestan el teléfono.

Y es que al petrismo le ha tocado hasta ahora tragarse varios ‘sapos’. Además del tema de las bebidas azucaradas, también se descartó que vayan a ponerle IVA a los planes de celular por encima de 38.000, una idea que sacó a relucir la ministra de Cultura Patricia Ariza, una petrista de vieja data.

A varios les tocó silenciarse cuando anunciaron que no eliminarán el 4x1.000, luego de haberlo prometido hasta la saciedad en campaña. Asimismo, ya se dijo que no se acabará con las EPS, otra promesa incumplida de Petro.

Petro sabe que necesita mantener la gobernabilidad que ha ganado y la cercanía con otros sectores y eso ha llevado a que el petrismo y quienes han estado históricamente al lado del nuevo presidente tengan que esperar su turno.

La representante María José Pizarro fue víctima de los dardos de Bolívar en redes sociales.
La representante María José Pizarro ha sido víctima de los dardos de Bolívar en redes sociales. - Foto: MAURICIO FLOREZ - semana

La elección de Roy Barreras como presidente del Senado fue un hecho que disgustó a varios, por considerar que viene de partidos tradicionales y que representa un modelo político que juraron vencer. Allí nombres como María José Pizarro, Gabriel Becerra (UP), Alexánder López, el mismo Bolívar y gente que ha militado desde siempre en la izquierda, tuvieron que ver cómo Barreras se imponía ante ellos. Algunos manifestaron su inconformidad.

Y lo más posible es que lo mismo suceda en la Cámara de Representantes, a la que se ha postulado David Racero, de las bases del petrismo, pero quien tiene complicada su elección. Aunque desde el Pacto van con esa carta con optimismo, lo cierto es que se espera que se termine imponiendo el Partido Liberal, ante los acuerdos de César Gaviria con Petro en Italia y al ser la bancada más grande del Congreso. En la disputa también está Katherine Miranda que, aunque es de la Alianza Verde, fue jefe de debate de Petro y es cercana al nuevo mandatario.

Precisamente, otro sector que ha tenido que ver cómo el nuevo gobierno ha distribuido las labores dejándolos de lado es la Alianza Verde, que decidió respaldar a Petro en la recta final luego de haberse agarrado con el presidente electo. En este caso particular, los verdes tuvieron que ceder luego de las fuertes disputas que tuvieron con el líder de la Colombia Humana en una pelea política de la izquierda sin precedentes y acercarse al nuevo gobierno. ¿Qué tanto los tendrá en cuenta Petro?

Una puja adicional y que no es menor, pero que evidencia ese tire y afloje, es lo que pueda pasar con la gerencia de RTCV, el sistema de medios públicos del país, donde se espera que Petro decida si se mantiene fiel a quienes lo han acompañado desde el inicio o les da juego a otros liderazgos más nuevos. En la disputa estarían Hollman Morris, uno de sus compañeros más cercanos, o por ejemplo, Mábel Lara, que llegó en la recta final de la campaña. En la lista de opcionados también está el cineasta Lisandro Duque.

Todavía faltan varios nombramientos, tal vez los más importantes, por eso muchos se preguntan si Petro seguirá repartiendo esos puestos con otros sectores en lo que ha llamado un gran “acuerdo nacional”, o si le retribuirá al petrismo el respaldo fiel que le han dado desde que no tenía el mismo poder que hoy ostenta.