Home

Política

Artículo

Presidente Gustavo Petro, en compañía de varios miembros de su gabinete.
Presidente Gustavo Petro, en compañía de varios miembros de su gabinete. - Foto: Presidencia

política

Presidente Gustavo Petro dice que hay que investigar por qué cada casa en Providencia habría costado hasta 600 millones de pesos en Gobierno Duque

El mandatario estuvo presente el fin de semana en la isla y aseguró que hay inconsistencias en lo que se invirtió para la reconstrucción tras el paso del huracán Iota.

El presidente Gustavo Petro afirmó que es necesario abrir una investigación por los costos de las viviendas que se construyeron en Providencia, luego del paso del huracán Iota, que dejó gran parte de la isla destruida.

De acuerdo con el mandatario, las casas no debieron haber costado 600 millones si no se hubieran importado los materiales. “Eso amerita investigaciones y espero que los órganos de control lo hagan a partir de los costos unitarios”, afirmó el presidente.

Igualmente, el mandatario afirmó que, además de la infraestructura, la reconstrucción de la isla debe hacerse también desde lo humano y la integración de la cultura como parte fundamental de lo que está sucediendo.

Afirmó que la reconstrucción tenía que haberse visto desde el punto de vista humano y no solo económico, teniendo en cuenta la cultura de la zona y con materiales quizás hasta tres veces más económicos, sin que esto hubiese costado 1,2 billones de pesos.

El jefe de Estado dijo que hubo una reconstrucción del 90 % en San Andrés y 85 % en Providencia, avances que fueron refutados, y hasta se mostró sorprendido por el costo de cada vivienda, dijo que cada una valió en promedio 600 millones de pesos.

“Son edificaciones, para los que no pueden ver la foto, de aproximadamente 70 metros cuadrados. En promedio, esto da casi diez millones de pesos por metro cuadrado. Entonces, por qué un valor tan sorprendente; cómo puede valer en Providencia una casa en concreto, con tejas de zinc muchas veces, algo de estructura de acero, 600 millones de pesos”, dijo puntualmente el presidente Petro en rueda de prensa, culminada la visita a la isla.

Además, manifestó que al preguntar a quienes se han encargado de ese proceso de reconstrucción en la isla, le respondieron que el valor de las viviendas obedece, básicamente, a los costos de trasladar el material hasta la isla, como el cemento, el acero, desde Cartagena hasta el archipiélago en barcazas.

“Aunque parte de ese costo fue asumido por la misma Armada Nacional que ayudó en el traslado desde el puerto de Cartagena hasta la isla. Yo creo que ese valor sorprendentemente alto explica lo que ha pasado allí. Realmente ni se tuvo en cuenta a la comunidad raizal, ni su cultura arquitectónica”, agregó el mandatario de Colombia.

Además, aseguró que, junto con el Ministerio de Comercio, buscarán abrir espacios para la pesca, una de las actividades económicas clave en la isla, para poder aportar a la reactivación económica de Providencia.

Vamos a iniciar con el Ministerio de Comercio una labor de fortalecimiento de las cooperativas pesqueras tanto de Providencia como de San Andrés, que les haga pasar del artesanado hacia la industrialización y que elimine intermediarios foráneos”, dijo.

Igualmente, el mandatario criticó que no se hubiese empezado con la reconstrucción del hospital. “No puede haber una reconstrucción pensada en el concreto y no en los seres humanos”, aseguró.

Además, afirmó que si bien el gobierno anterior llegó con algunos computadores a la isla, no pensó en conectividad para los mismos, y por ello, piensa que se hará un esfuerzo para llevar fibra óptica hasta Providencia para que los colegios puedan estar conectados.

Finalmente, la comitiva del gobierno lanzó una dura advertencia y es que la probabilidad de que ocurra otro huracán es muy posible.

En medio de su intervención, el director de la UNGRD, Javier Pana Sánchez, lanzó una contundente advertencia: aseguró que la isla no estaría preparada para enfrentar un fenómeno de magnitud como un huracán.

“En noviembre completamos dos años después del huracán (Iota) y este año, de acuerdo con los pronósticos, podemos estar enfrentando unos nuevos huracanes que podrían pasar cerca de San Andrés y Providencia. Eso significa que teníamos que tener, después de dos años, capacidades instaladas para enfrentar cualquier huracán que se presente. Pero no es cierto”, afirmó.

Las capacidades instaladas hacen referencia a las herramientas, espacios, asistencia humanitaria, entre otros, que se tienen de manera previa o “instalada” ante la ocurrencia de un evento. Según el alto funcionario, actualmente el archipiélago carece de esos factores, lo que se constituye en una preocupación ante el inminente riesgo que representa la nueva temporada de huracanes que se avecina.