Home

Política

Artículo

   Es probable que hoy, María Fernanda Cabal sea la senadora colombiana mejor relacionada internacionalmente con sus afines políticos, con contactos en Brasil, España y Estados Unidos.
- Foto: juan carlos sierra-semana

política

“Podría construir un diccionario de insultos que he recogido de la izquierda”, la pelea de María Fernanda Cabal con María José Pizarro y Francia Márquez

La congresista por el Centro Democrático se ha mostrado como una de las principales críticas a la vicepresidenta y a la creación del Ministerio de la Igualdad, la cual se comenzó a discutir este lunes en el Congreso.

La senadora por el Centro Democrático María Fernanda Cabal reaccionó este lunes a la lluvia de crítica que ha recibido desde la izquierda tras haberse referido a la vicepresidenta Francia Márquez como “emperatriz” y de haberle pedido que se cambiara el nombre, pues viene de un “imperio colonizador de África”.

Los comentarios de la senadora Cabal se dieron en medio del debate del proyecto para crear el Ministerio de la Igualdad, entidad que fue una promesa de campaña del presidente Gustavo Petro y que será liderada por la vicepresidenta.

“Esta propuesta busca es crearle su deseo a la vicepresidenta Francia Márquez, a la emperatriz Francia Márquez, quieren crearle su propio palacio a esa que habla de los opresores y los oprimidos. Un día por Twitter le dije que cambie su nombre, porque ni su nombre es el de un imperio colonizador del África”, dijo la senadora uribista.

Su postura fue ampliamente cuestionada por la senadora por el Pacto Histórico María José Pizarro, quien consideró que lo expuesto por Cabal es una forma más de violencia que se hace contra una mujer, pero que en este caso es hecho por otra mujer.

Y también fue cuestionada por la propia vicepresidenta, quien le respondió durante una visita que hizo a Quibdó.

“Su rabia es porque una negra como yo no es su empleada del servicio, sino la vicepresidenta de Colombia”, dijo Márquez.

Ante las críticas, la senadora Cabal afirmó este lunes que no quiere “usar el género femenino” para victimizarse, pero que ella también ha recibido insultos de la izquierda.

“No me gusta utilizar el género femenino para victimizarme, pero creo que podría construir un diccionario de adjetivos de la cantidad de insultos que he recogido de la izquierda”, apuntó Cabal.

La senadora uribista aseguró que con los señalamientos que le hacen están “cercenando y limitando” su derecho a la libertad de expresión. “Si esto va a ser un garrote contra mi derecho fundamental a la libertad de expresión, no vamos a conquistar nada, si no que vamos a seguir la rivalidad y las diferencias y generando más odio”, indicó Cabal.

La congresista agregó que el derecho a la libertad de expresión “no puede limitarse, salvo que se esté incurriendo en una injuria o una calumnia, más aún cuando fui elegida como congresista y este recinto tiene una protección especial”.

No somos iguales

Cabal ya había encendido la polémica en las últimas horas al manifestar que la idea de que todas las personas son iguales es un “imposible biológico”.

De acuerdo con la congresista del Centro Democrático, cada individuo es “único e irrepetible” y con “talentos y capacidades propias”.

“La igualdad, señores congresistas, solo es posible ante los ojos de Dios, que nos creó iguales, y ante la ley. En la fantasía revolucionaria de los congresistas nos quieren imponer que todos seamos iguales, no señor. Esto es un imposible biológico”, señaló durante su intervención en el primer debate del proyecto de ley que busca la creación del Ministerio de la Igualdad.

“Cada uno es individuo único e irrepetible, con un ADN propio, con talentos y capacidades propias. ¿Por qué en este Gobierno tenemos que terminar arrodillados ante la emocionalidad irracional del progresismo?”, agregó Cabal durante su discurso.

De igual manera, la senadora cuestionó la creación del Ministerio de la Igualdad. Lo calificó de “aparato burocrático”.