Tendencias
Odio y celos
No todos los signos del zodiaco se soportan, pues sus personalidades son muy diferentes. - Foto: Getty Images

horóscopo

Los signos del zodiaco que más se odian entre sí

La rivalidad que los astros auguran para el horóscopo es relativa al pensamiento y forma de actuar de cada signo, hay parejas que no se soportan.

Los seres humanos tienen creencias populares que, desde el área de la astrología, pueden permear en sus acciones cotidianas. Por medio del horóscopo, varios de ellos suelen sentirse identificados con predicciones que, posiblemente, describen su carácter y cualidades.

El sitio web Terra dice que todas las personas guardan algo de rencor u odio por otro ser que tiene un signo zodiacal diferente. Suele suceder que, por preferencias o gustos, alguien no siente afinidad o conexión.

Precisamente, así como sucede con el agua y el aceite, dos líquidos que no se unen, existen pares de signos zodiacales que el horóscopo, junto a la lectura de los astros, no muestran ningún rasgo de conectividad o aprecio. Sumado a esto, Cosmopolitan dice que cada persona tiene algo odioso que caracteriza su esencia.

Las duplas de signos zodiacales que se odian

Aries y tauro

La vida de Aries es ocupada, no le gusta quedarse quieto y, según expertos de Telemundo, esa es un arma de doble filo que puede jugar a favor o en contra de las personas nacidas bajo ese signo. Por su parte, las personas de tauro son proactivas, pero no comprenden por qué existen seres, como aries, que no descansan o dejan ir sus responsabilidades.

Terra dice que tauro se toma su tiempo para realizar cada acto de su vida; al contrario, aries es rápido y veloz, esa diferencia los distancia por completo.

Capricornio y piscis

Aunque el método de centro, vida y esperanza de esta pareja de signos puede llegar a tener puntos en común. Cosmopolitan comparte que capricornio es un trepador social y piscis es muy sentimental.

En ese orden de ideas, capricornio no tiende a simpatizar con piscis, ya que le gusta que las cosas se hagan de la mejor manera posible y el signo de agua suele ser más tranquilo, romper las reglas o buscar otras alternativas para llegar a cumplir sus metas.

Acuario y géminis

Mientras a uno le gusta estar escondido en su caparazón de seguridad, al otro le gusta mostrarse tal y como es. Por una lado, a géminis le sienta bien compartir con amigos de calidad, que le permita surgir, pero por el lado de acuario, busca diversión y recargar sus energías, según Terra.

Canal Tarot afirma que cada uno es el alma de su círculo social, a su manera, pero cuando se unen la rivalidad es más que segura.

Leo y virgo

El fuego de leo le permite destacar en cualquier escenario y el orden de virgo hace que destaque por su inteligencia. El primero es egocéntrico y el segundo neurótico, predice Cosmopolitan.

En ese sentido, leo tiene un toque de drama en su vida y virgo odia eso, le gusta lo oculto, reservado y menos visible. Si la dupla de signos no tienen nada en común, resultan ser los peores enemigos que alguien pudiera tener.

horóscopo
El horóscopo está conformado por 12 signos zodiacales que se distinguen por fecha y elemento natural. - Foto: Getty Images

Cáncer y sagitario

Sagitario hace lo que se le dé la gana y cáncer piensa, en ocasiones, que eso puede tener efectos negativos en su vida. El sitio web Terra da a conocer que el atributo de los nacidos bajo el signo de sagitario es la diversión y entretenimiento, pero para cáncer es la tranquilidad y silencio.

Cada signo adquiere su propia personalidad, pero en el caso de estos dos no existe ningún elemento parecido. No obstante, si cáncer logra orientar a sagitario, pueden pasar del odio al amor.

Libra y escorpio

Resulta ser que, al contrario de cáncer y sagitario, esta pareja de signos tienen puntos parecidos en su forma de pensar; les gustan los lujos y la buena vida.

Cosmopolitan dice que libra puede llegar a ser hipócrita con escorpio, mientras que estos son atrevidos. A uno le gustan las cosas directas y al otro evitar problemas. Por su parte, Terra los cataloga como todo un opuesto en el que uno arriesga todo y el otro lo intenta, luego de pensarlo por un tiempo. Su rivalidad podría ser fuerte, advierten.