bogotá

Doble homicidio en Bosa: los muertos tenían antecedentes, según la Policía

Las autoridades buscan a los responsables del crimen ocurrido en el sur de Bogotá.


La localidad de Bosa, en el barrio San Bernardino, ubicado en el sur de Bogotá, fue sacudida por un doble homicidio, a la vista de los transeúntes. El sujeto que cometió el crimen escapó, mientras que las autoridades desplegaron un amplió dispositivo de seguridad para ubicarlo.

Un violento episodio se presentó en las últimas horas en la localidad de Bosa, en donde dos hombres entre los 40 y 42 años fueron asesinados, en lo que sería un ajuste de cuentas.

Tras la ejecución del crimen, al sitio llegaron las autoridades para poder establecer que lo había ocurrido. Las primeras versiones que entregó la policía, a través del coronel Harry Pabón, comandante operativo No 3, indican que los fallecidos tenían antecedentes judiciales y todo obedecería a un ajuste de cuentas.

“En el barrio San Bernardino se presenta un doble homicidio, al parecer, por ajuste de cuentas, son dos hombres entre 40 y 42 años, aproximadamente. Estas personas tienen anotaciones por homicidio, estupefacientes, porte ilegal de armas, entre otros”, señaló el oficial.

Agregó que, “la persona que los agrede huye del lugar y en este momento está siendo buscada por la Policía Nacional, con el personal de policía judicial estamos verificando cámaras”.

La situación generó revuelo entre los habitantes de este sector, quienes no podían creer lo que había sucedido a plan luz del día. “Yo sí vi cuando un sujeto salió corriendo, pero nunca me imaginé que había asesinado a dos personas”, señaló Marta González, habitante del barrio, y quien después de entregar la breve declaración se persignó e ingresó temerosa a su casa.

Este caso se presentó luego de haberse registrado otro grave hecho de inseguridad en el centro de Bogotá, en donde dos sujetos ingresaron a una entidad bancaria y la asaltaron llevándose una millonaria suma de dinero, que aún no ha sido confirmada.

“El atraco sucedió cerca del mediodía, en el centro de la ciudad, en la calle 20 con carrera tercera, donde dos individuos ingresaron a una entidad bancaria y realizaron un hurto, se está verificando a través de cámaras y testimonios para dar con el paradero de los responsables”, dijo por su parte el coronel Wildford Méndez, comandante operativo No 4 de Bogotá.

Los casos quedaron en manos de la Policía y la Fiscalía para poder ubicar a los responsables del doble homicidio y del asalto al banco.

Es de anotar que recientemente la Policía publicó una lista de las personas más buscadas en la ciudad, a quienes se les señala la comisión de varios delitos. Entre ese cartel hay un capítulo especial donde se hace referencia a 10 mujeres, sindicadas de cometer millonarios atracos a personas utilizando benzodiacepinas para drogarlas, en lo que se conoce popularmente como hurtos con escopolamina.

Por quien brinde información que permita la captura de las personas que aparecen entre los más buscados de Bogotá, las autoridades ofrecieron una recompensa de hasta 10 millones de pesos.

Según el comandante de la Policía en la capital del país, el general Eliécer Camacho, lo que se busca con esta clase de imágenes, es que la ciudadanía también se involucre y ayude a las autoridades con la plena identificación de los delincuentes.

Respecto al caso de las mujeres más buscadas, las autoridades indicaron que se están haciendo varios trabajos de investigación para ubicarlas, teniendo en cuenta que su modus de delinquir es similar en varios casos.

La técnica que usan para lograr su cometido, consiste en asistir a establecimientos públicos, por lo general bares y discotecas, en donde luego de entrada la noche se ganan la confianza de hombres que se encuentran solos, buscan la manera de acercarse a ellos, y con un par de coqueteos logran su objetivo.

Mientras comparten en la discoteca, ellas aprovechan el descuido de sus víctimas y en la bebida disuelven una benzodiacepina, que son fuertes fármacos que producen sueño. Con la persona fuera de si, se la llevan a diferentes lugares para saquearle las cuentas bancarias, o desocuparles el apartamento.

En algunos casos, las víctimas han fallecido, por eso el llamado de las autoridades a la comunidad para que ayuden a identificarlas.