deportes

Roban reloj a Robert Lewandowski mientras firmaba autógrafos

Todo ocurrió cuando el jugador del Barcelona llegaba a entrenar.


El futbolista polaco Robert Lewandowski, nueva estrella del FC Barcelona, sufrió el robo de su reloj cuando llegaba a entrenar a la ciudad deportiva del club catalán, aunque lo recuperó poco después, informó este viernes la policía.

Los hechos se produjeron el jueves por la tarde, cuando el atacante de 33 años, recién fichado del club alemán Bayern Múnich, llegaba a entrenar a la ciudad deportiva Joan Gamper con su vehículo y se detuvo a firmar autógrafos, explicaron a la AFP fuentes de la policía catalana (Mossos d’Esquadra).

Un joven de 19 años apareció entonces y le sustrajo el reloj de la muñeca.

La policía recibió el aviso a las 16H30 y, menos de una hora después, encontró al presunto ladrón, aún con el reloj, escondido cerca, en unos matorrales.

El presunto autor fue detenido como sospechoso de “robo con violencia”, explicaron las fuentes policiales.

Estas aclararon que el jugador no sufrió ningún daño, pero que el hecho de haberle sido sustraído el reloj del cuerpo motivaba esa calificación de “con violencia”.

El Barça y Lewandowski fueron frenados por el Rayo en el inicio de La Liga

Primer partido y primera decepción: el FC Barcelona, donde debutaba en partido oficial su nueva estrella Robert Lewandowski, solo pudo empatar 0-0 en casa contra el Rayo Vallecano, el pasado sábado en la primera jornada del campeonato español.

El Camp Nou esperaba goles y una primera celebración, pero tendrá que esperar para ello.

“Entiendo que haya decepción, las expectativas eran altas”, admitió el entrenador azulgrana, Xavi Hernández. “Analizaremos el partido para mejorar. Hay que seguir creyendo en el modelo y continuar trabajando”, señaló.

Lewandowski fue titular e intentó repetidamente estrenar su cuenta anotadora con sus nuevos colores. Su próxima oportunidad será el próximo fin de semana, contra la Real Sociedad en San Sebastián.

‘Lewy’ se mostró activo en el ataque, junto a Raphinha y Ousmane Dembélé, pero no lo suficiente como para derribar el muro del Rayo.

La mejor acción del artillero polaco fue en el minuto 13, cuando un centro de Dembélé fue aprovechado por el exdelantero del Bayern Múnich para elevar por encima de Stole Dimitrievski y abrir el marcador, pero el tanto fue inmediatamente anulado por fuera de juego.

Tuvo luego una buena ocasión en el 82, pero su disparo con la zurda no fue bien dirigido.

El Barça llegó incluso a tener sudores fríos en el descuento final del partido, cuando Salvi Sánchez marcó (90+5) para el Rayo, pero el tanto fue anulado, igualmente por fuera de juego.

Raphinha, llegado al Barça desde el Leeds, se topó a menudo con la defensa visitante, sin encontrar espacios.

Los otros fichajes del club catalán no brillaron especialmente en este estreno liguero: Andreas Christensen fue titular en el centro de la defensa y dejó su lugar a Sergi Roberto a la hora de juego, mientras que Franck Kessié, que entró en el 73, apenas se dejó ver.

El francés Jules Koundé (ex-Sevilla), el otro fichaje del equipo, vio el partido desde la grada, ya que por el momento no pudo ser inscrito porque el club necesita primero rebajar su masa salarial, algo que planea hacer en los próximos días.

El Rayo Vallecano se confirma como un equipo muy incómodo para el Barcelona, que perdió dos veces ante ese rival madrileño la pasada temporada.

*Con información de AFP.