empresas

Asocapitales rechaza alerta de Procuraduría sobre congreso de entretenimiento para adultos

La asociación recalca que es una “intromisión injustificada” y que el evento cumple todos los requisitos.


Tras la polémica que ha desatado la ejecución del congreso internacional de la industria del entretenimiento para adultos (Lalexpo, Latin American Adult Business Expo), luego de que la Alcaldía de Cartagena lo cancelara y se tuviera que trasladar a Barranquilla, donde nuevamente contó con la desaprobación de las autoridades, la Asociación Colombiana de Ciudades Capitales (Asocapitales) abogó por la realización del evento.

Con un comunicado dirigido a la opinión pública, la asociación manifestó su inconformidad con las alertas de la Procuraduría, que advirtió al alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, sobre los posibles riesgos que tendría la realización de este congreso en la capital del Atlántico, ya que podría poner en riesgo a la población menor de edad.

“El llamado de atención del ente de control presume, sin prueba alguna, que al autorizar la realización del mencionado Congreso, la Alcaldía de Barranquilla podría poner en peligro las garantías contra la explotación sexual de mujeres y menores de edad”, afirma Asocapitales en su misiva, recalcando que la Procuraduría no tendría pruebas para emitir tal juicio.

A reglón seguido, la asociación afirmó que las advertencias de la Procuraduría no tendrían “fundamento” alguno y defendió la realización del evento, afirmando que este contaba con todos los permisos y licencias que requería el Gobierno nacional, además de no estar promoviendo ninguna actividad que fuera ilícita o ilegal, por lo que no se debería cerrar la puerta a la ejecución del congreso.

“Este evento cumple con el parámetro del respeto a la normatividad laboral colombiana y rechaza cualquier forma de explotación sexual”, agregó Asocapitales en su comunicado, haciendo frente a las advertencias sobre presunta promoción o vulneración de derechos por explotación sexual en la realización del evento, recalcando que no son las premisas que imparten sus participantes.

A continuación, la asociación remató su argumentación recalcando que era deber de las autoridades nacionales autorizar los eventos que cumplan todos los requisitos legales, insistiendo en que un congreso como este debía entrar en el desarrollo de la libre expresión y culto, mismos que pregona la carta magna del país.

“Nos permitimos recordar que si un evento de naturaleza empresarial o comercial cumple con los requisitos legales, es facultad de las entidades territoriales autorizarlo, independientemente de si este se ajusta a los parámetros morales de grupos de ciudadanos. Todo esto dentro del marco de la libertad de expresión, la libertad de cultos y el libre desarrollo de la personalidad consagrados en la Constitución Política de Colombia”, puntualizó.

Asocapitales concluyó insistiendo en que la advertencia de la Procuraduría va más allá de sus funciones de vigilancia y control, afirmó que su llamado de atención hacia el alcalde de Barranquilla es una “intromisión injustificada” y rechaza sus comentarios e insta a la ejecución del congreso de la industria del entretenimiento para adultos.

Esta no es la primera vez que el congreso se realiza en el país, sino que tuvo su primera edición en 2014 y, desde entonces, ha tenido como sede las principales capitales de Colombia. Sin embargo, este año ha sido criticado, aseguran los organizadores en un comunicado, únicamente porque busca “desde la legalidad y el respeto de los derechos humanos y colectivos, visibilizar la labor de más de 150.000 personas que hacen parte de la industria en el país”.

Este espacio congrega a modelos webcam, actores y actrices porno, directores y productores de estos contenidos.