Wall Street
La inflación y el fantasma de la recesión siguen afectando seriamente este mercado de valores. - Foto: Getty Images

inversionistas

Wall Street terminó la semana en rojo, afectada por el miedo y la inflación

La falta de buenas noticias se hace cada vez más notoria en este mercado.

La bolsa de Nueva York terminó a la baja este viernes -9 de diciembre-, preocupada por la inflación que, si bien está bajando, no lo hace al ritmo que los analistas esperaban para evitar un nuevo endurecimiento de políticas por parte de la Fed en Estados Unidos.

Durante esta jornada se conocieron varios resultados que no cayeron bien entre los inversionistas.

Al cierre de las operaciones para esta jornada, el Dow Jones perdió 0,90 %, el tecnológico Nasdaq 0,70 % y el índice ampliado S&P 500 de 0,73 %. Desde su arranque, estas tres referencias dieron luces de que caerían con fuerza.

Este escenario se configuró luego de que el Departamento de Trabajo reportara que los precios mayoristas subieron 0,3 % en noviembre sobre octubre, ligeramente más que lo esperado por los economistas.

“Los números en sí no son tan significativos. Son simplemente menos amistosos que lo que los actores de mercado esperaban”, reflexionó Patrick O’Hare, de Briefing.com, quien añadió que el punto clave del reporte es “que levanta preocupaciones sobre el índice de precios al consumo que se conocerá la semana próxima (el martes)”.

Corredores de Bolsa - Wall Street
Wall Street completa cerca de dos meses con índices volátiles en el mercado de valores. - Foto: Getty Images

El índice de precios mayoristas en 12 meses se ubicó en 7,4 %, por debajo del dato de octubre. Pero los inversores siguen preocupados por el elevado dato. Los precios “siguen subiendo a un ritmo que está muy por encima del objetivo”, añadió Rubeela Farooqi, de High Frequency Economics, en una nota de análisis.

Pero con los costos de producción que parecen haber alcanzado un máximo, algunos consideran que los datos respaldan menores alzas de tasas de interés por parte de la Reserva Federal, el banco central que se reunirá la semana próxima.

Entre tanto, las bolsas europeas cerraron hoy con alzas moderadas, atenuando las caídas provocadas durante la semana por el temor a una recesión económica. La plaza de París subió un 0,46 %, Fráncfort un 0,74 % y Londres un 0,06 %. Milán ganó igualmente un 0,29 % y Madrid un 0,67 %.

Otra noticia relevante del día corrió por cuenta de la confianza de los consumidores en la economía estadounidense, que se recuperó en diciembre contrariamente a lo esperado por los analistas, aunque sigue deprimida, según la estimación preliminar de la Universidad de Michigan publicada el viernes.

Este índice se ubicó en 59,1 puntos contra 56,8 puntos en noviembre. Este repunte sorprendió a los analistas, que esperaban un dato de 56,5 puntos, según el consenso de sus previsiones reunido por MarketWatch.

Este avance es “particularmente importante para las familias de ingresos altos y las que tienen más acciones” en bolsa y ven esos activos “sostenidos por las recientes alzas de los mercados de valores”, resumió Joanne Hsu, directora de la encuesta, citada en un comunicado. Los consumidores también son más optimistas sobre la evolución de la inflación en los próximos meses.

“Las expectativas de inflación para el año entrante mejoraron considerablemente, pero siguen relativamente altas”, sostuvo Hsu. El nivel de inflación esperado por los hogares es de todos modos el más bajo en 15 meses.

Un petróleo que empieza a asustar

El petróleo siguió bajando este viernes y el precio del barril de West Texas Intermediate (WTI), el crudo de referencia en Estados Unidos, rozó la cota simbólica de 70 dólares por barril.

Durante la jornada, el WTI bajó hasta los 70,08 dólares por barril en Nueva York, para cerrar en 71,02 dólares, una caída de 0,61 %. El barril de Brent del mar Norte para febrero alcanzó un nuevo mínimo en el año, a 75,11 dólares, para cerrar luego en 76,10 dólares con caída de 0,06 %. Desde el inicio de la semana, algunas noticias potencialmente favorables a una subida de precios no fueron suficientes para frenar la caía del oro negro.

Los precios comenzaron al alza el viernes luego de que el presidente ruso, Vladimir Putin, señalara que podría proceder a una “reducción de la producción si fuera necesario”. Pero el impulso se diluyó rápidamente y el crudo terminó con una sexta baja consecutiva. En una semana el WTI y el Brent perdieron 12 %.

“Es una debacle total”, comentó Matt Smith, de Kpler, para quien el mercado “probará” la cota de 70 dólares para el WTI. Entre tanto, para Edward Moya de Oanda, el mercado sigue concentrado en el debilitamiento de la oferta cuando se acerca una posible recesión. Nada en el corto plazo parece revertir la tendencia que lleva los precios a la baja.

*Con información de AFP.