gente

MasterChef Celebrity | “No está a la altura de la competencia”: duro jalón de orejas en el reality

La competencia cada vez está más dura en el famoso programa de cocina.


Pasan los días y los jurados de MasterChef Celebrity, el reality del Canal RCN, son cada vez más exigentes con cada uno de los participantes.

En tal sentido, este miércoles el chef y jurado Nicolás de Zubiría no dudó en llamarle la atención a los participantes Corozo y Jair Romero, quienes regresaron al reality esta semana.

Los participantes presentaron un plato que no fue del agrado del jurado, pues este consideró que no estaba a la altura de la competencia que cada vez se pone más reñida.

Y es que este miércoles los participantes debieron medirse en una prueba de salvación por parejas, donde el ingrediente principal fueron las tortillas.

Al presentar su plato, el humorista y el actor llegaron al atril con dos platos: unas flautas con verduras y un postre. No obstante, las cosas no les salieron bien y De Zubiría se los hizo saber.

“Los vegetales piden cariño, más trabajo para sacarles el mejor sabor, la mejor textura. Y acá la flauta enrollada y frita… La verdad que no es un plato muy rico, no está a la altura de este momento de la competencia, así que se tienen que actualizar rapidito, les dijo el chef a ambos participantes.

En tal sentido, en el reto del miércoles se definió que quienes irán al reto de eliminación serán los participantes: Corozo, Jair Romero, Aída Morales, Aída Bossa, Natalia Ramírez y Carlos Báez.

Entre tanto, las parejas elegidas ganadoras fue la integrada por ‘Tatán’ Mejía y Manuela González, y la que conformaron ‘Chicho’ Arias y ‘Estiwar G’.

“No tiene criterio”

MasterChef Celebrity es uno de los programas más vistos por los colombianos; el programa se trasmite por el Canal RCN de domingo a domingo a las 8:00 p. m. En medio de la competencia se han presentado altercados entre los participantes y los jurados, al no compartir diversas posturas frente a los platos que se preparan y presentan durante la emisión.

En días pasados, el jurado Jorge Rausch y la modelo trans venezolana tuvieron un encontrón en medio del programa. El altercado inició cuando el juez chileno Christopher Carpentier anunció, luego de una prueba por parejas, que las peores habían sido Isabella Santiago y Natalia Ramírez.

“El peor plato o el que menos nos gustó fue el de Natalia e Isabella; pasen por sus delantales negros, por favor”, les dijo el jurado chileno, indicándoles que quedaban en riesgo de eliminación.

Luego del anuncio, la presentadora Claudia Bahamón le preguntó a Isabella qué pensaba al respecto, pero esta sorprendió a todo el equipo del reality con su respuesta: “Estoy tranquila, a estas alturas de la competencia no me tengo que tomar nada personal. Si esa es la decisión del jurado, me parece muy bien”, contestó.

Frente a esta actitud, Bahamón hizo énfasis en que las calificaciones nunca pasan por el plano personal, pero el juez Jorge Rausch fue más allá y con tono de seriedad ratificó: “Claramente que no es personal”.

Pero Isabella continuó refutando: “Exacto, el plato no gustó. No les gustó a los jueces y no hay nada que hacer”. En ese momento, Bahamón le consultó a la venezolana si el plato que había hecho con su compañera Natalia le había gustado. “Me encantó”, aseveró la modelo trans, sorprendiendo a los jurados con su respuesta.

Es por esto que el jurado Rausch no pudo guardar silencio ante la respuesta de la modelo y delante de todos los presentes reprendió a la participante: Si a usted le gustó ese plato, está en la olla. Está grave, no tiene criterio”, le manifestó.

Y le recomendó tener autocrítica: “Es importante que aprendan a cocinar y a tener criterio. El plato era muy malo. Si usted dice que le parece que el plato estaba bueno, reevalúe su criterio”.

Pese a las palabras dichas por Rausch, Isabella continúo defendiendo su criterio y su plato: “Lo que estoy diciendo es que…”, apuntó la venezolana, pero el chef la interrumpió y con un tono más vehemente le dijo: “¡Le estoy enseñando!”.

“Solo estoy diciendo que me gustó el sabor del cerdo”, insistió Isabella, pero el también juez Nicolás de Zubiría se metió para terminar con el encontrón: “Isa, entiende que la cosa va mal”.