Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Hasta el domingo, se contabilizaron 75.592 focos de incendio, frente a los 75.090 detectados en todo 2021. (Photo by MICHAEL DANTAS / AFP)
Hasta el domingo, se contabilizaron 75.592 focos de incendio, frente a los 75.090 detectados en todo 2021. (Photo by MICHAEL DANTAS / AFP) - Foto: AFP

mundo

Incendios en la Amazonia de Brasil durante 2022 ya superaron los ocurridos el año anterior

Hasta el domingo se contabilizaron 75.592 focos de incendio en el amazonas brasileño.

Los focos de incendio detectados en la Amazonia brasileña en lo que va de año ya superan los registrados en todo 2021, según datos oficiales. Hasta el domingo se contabilizaron 75.592 focos de incendio, frente a los 75.090 detectados en todo 2021, de acuerdo con datos satelitales del Instituto Nacional de Investigaciones Espaciales (Inpe).

Septiembre ya se había anunciado como un mes crítico en materia de incendios, al registrar 18.374 focos en apenas una semana, casi 10% más que en todo el mismo mes de 2021. La ONG ambientalista Greenpeace afirmó en un comunicado que el aumento de los incendios es una “tragedia anunciada” y que “está claramente asociado a la deforestación y a la apropiación de tierras”.

La deforestación y los incendios forestales se han disparado bajo la administración del presidente ultraderechista de Brasil, Jair Bolsonaro, que el 2 de octubre busca la reelección, tras cuatro años de un mandato marcado por duras críticas internacionales por su política medioambiental.

Desde que Bolsonaro asumió la Presidencia, en enero de 2019, la deforestación promedio anual en la Amazonia brasileña aumentó 75 % en comparación con la década anterior.

“Tras cuatro años de una clara y objetiva política antiambiental por parte del gobierno federal, vemos que, ante la inminencia del fin del actual mandato (...), invasores de tierras y todos aquellos que han actuado en la ilegalidad vieron un escenario perfecto para avanzar sobre la selva”, dijo en el comunicado el portavoz de Greenpeace Brasil para la Amazonia, André Freitas.

Los ambientalistas acusan al presidente de fomentar la deforestación de esta selva vital para frenar el cambio climático, con cortes de recursos de las agencias de control ambiental, su retórica a favor de la agroindustria y la minería, y críticas constantes a las ONG ambientalistas.

El mandatario rechaza las críticas argumentando que la extensión de la Amazonia dificulta su fiscalización y que Brasil “conserva sus bosques mucho mejor que Europa”.

En su programa de gobierno, si es reelegido, Bolsonaro prevé continuar las operaciones militares Verde Brasil y Guardianes del Bioma, pese a haber sido criticadas por su alto costo y baja eficacia para combatir la deforestación, los incendios y la criminalidad en la Amazonia.

Su principal adversario, el expresidente izquierdista Luiz Inácio Lula da Silva, promete por su parte fortalecer los órganos oficiales de control ambiental para combatir las actividades ilegales en la región, y reactivar el millonario Fondo Amazonia, financiado por Noruega y Alemania para auxiliar en tareas de preservación, paralizado desde que Bolsonaro asumió el poder.

Según última encuesta, Lula mantiene ventaja sobre Bolsonaro en carrera presidencial en Brasil

El exmandatario de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva continúa liderando la carrera electoral rumbo al 2 de octubre ante el presidente Jair Bolsonaro, según una encuesta del Instituto Datafolha divulgada.

A poco más de dos semanas de la primera vuelta, Lula mantiene 45 % de las intenciones de voto frente a 33 % de Bolsonaro, un escenario de “estabilidad total” en relación con el sondeo de la semana pasada (45 % vs. 34 %), dijo la directora de Datafolha, Luciana Chong, al presentar los resultados.

Con la mayoría de los apoyos divididos entre Lula y Bolsonaro, estas son consideradas las elecciones más polarizadas en décadas en Brasil. El centroizquierdista Ciro Gomes marcha tercero, con 8 %, empatado técnicamente con la centrista Simone Tebet, que tiene 5 %.

Pese al escenario de estabilidad, con variaciones dentro del margen de error de +/- 2 puntos, el apoyo al mandatario ultraderechista creció en los últimos meses, recortando la distancia con Lula, quien en mayo pasado lo superaba por 21 puntos.

Para vencer en primera vuelta, un candidato precisa más del 50 % de los votos válidos (sin blancos ni nulos). Siguiendo ese criterio, Lula conseguiría el 48 % de los votos válidos. En un eventual balotaje, vencería a Bolsonaro por 54 % a 38 %.

El presidente conservador, sin embargo, desacredita los sondeos. “Aquí no está la mentirosa Datafolha. Aquí está nuestro Datapueblo”, dijo ante una multitud de seguidores en Brasilia la semana pasada, un discurso que es replicado por muchos de sus más fervientes seguidores.

*Con información de la AFP.