Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Luna llena
Imagen de referencia/Getty Images. - Foto: Getty Images

mundo

Lo que se sabe del nuevo mineral que China encontró en la Luna

Ese país asiático se convirtió en el tercero en el mundo en haber descubierto un nuevo mineral en la Luna.

Científicos chinos descubrieron un nuevo mineral lunar a través de la investigación de las muestras traídas de la Luna por la misión Chang’e-5.

Este es el primer mineral nuevo descubierto en la Luna por China y el sexto por la humanidad. El nuevo hallazgo convirtió a China en el tercer país del mundo en haber descubierto un nuevo mineral en la Luna, dijo Dong Baotong, subdirector de la CAEA, tras Estados Unidos y Rusia.

El nuevo mineral, que denominaron Changesita-(Y), es una especie de cristal columnar transparente e incoloro. Fue descubierto a partir de un análisis de partículas de basalto lunar por un equipo de investigación del Instituto de Investigación de Geología del Uranio de Pekín, una subsidiaria de la Corporación Nuclear Nacional de China.

La Changesita-(Y) ya ha sido aprobada oficialmente como un nuevo mineral por la Comisión de Nuevos Minerales, Nomenclatura y Clasificación de la Asociación Mineralógica Internacional, informó la agencia de noticias Xinhua.

Además de lo anterior, China lanzó el pasado 24 de julio el segundo de los tres módulos de la estación espacial que está construyendo, una etapa crucial para completar este ambicioso proyecto.

El módulo, llamado Wentian, de unas 20 toneladas y sin astronauta a bordo, fue propulsado por un cohete Larga Marcha 5B a las 14H22 (06H22 GMT) desde el centro de lanzamiento de Wenchang, en la isla tropical de Hainan, sur de China.

Cientos de fanáticos se dieron cita en las playas de alrededor para tomar fotos del cohete elevándose en el cielo en medio de una nube de humo blanco.

Luego de ocho minutos de vuelo, “Wentian se separó con éxito del cohete para colocarse en la órbita prevista”, celebró la agencia espacial encargada de vuelos tripulados CMSA, que calificó al lanzamiento de “éxito total”.

De unos 18 metros de largo y 4,2 metros de diámetro, ese módulo laboratorio se acoplará a Tianhe, el primer módulo de la estación que ya está en órbita desde abril de 2021.

La operación constituye un desafío para la tripulación porque necesita varias maniobras de alta precisión, algunas de ellas a través de un brazo robótico.

Es la primera vez que China tiene que acoplar vehículos tan grandes. Es una operación delicada”, explicó en ese momento a la AFP Jonathan McDowell, astrónomo del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian de Estados Unidos.

“El más rápido”

Provisto de tres espacios para dormir, baños y una cocina, el nuevo módulo cuenta también con sectores para experiencias científicas.

Wentian servirá además de plataforma para controlar la estación espacial en caso de problemas técnicos.

Bautizada Tiangong (“Palacio celeste”) pero también conocida por sus siglas CSS (por “Chinese Space Station”, en inglés), la estación especial debería estar plenamente operativa para finales de año.

Luego de Wentian, los tres astronautas de la misión Shenzhou-14, actualmente en la estación especial, recibirán a otro módulo-laboratorio, Mengtian, en principio durante el mes de octubre.

La estación tendrá entonces su forma final en “T”. Sera similar en talla a la exestación espacial ruso-soviética Mir. Su expectativa de vida sería de al menos 10 años.

“La CSS habrá terminado de ser construida en solo un año y medio, el ritmo más rápido de la historia para una estación espacial modular”, subrayó Chen Lan, analista del portal Go Taikonauts.com, especializado en el programa espacial chino.

“En comparación, las construcciones de Mir y la Estación Espacial Internacional (ISS) duraron 10 y 12 años respectivamente”, precisó.

Cuando Tiangong esté terminada, China podrá realizar por primera vez un relevo de tripulación en órbita por primera vez.

Este relevo debería llevarse a cabo en diciembre, cuando los astronautas de la misión Shenzhou-14, actualmente en la estación espacial, dejen a lugar a los de Shenzhou-15.

China se vio obligada a construir su propia estación a raíz de la negativa de Estados Unidos a autorizarla a participar en la ISS.

El gigante asiático invierte desde hace algunas décadas miles de millones de dólares en su programa espacial.

El gigante asiático envió su primer astronauta al espacio en 2003.

El país posó en 2019 un aparato en la cara oculta de la Luna, un hecho inédito a nivel mundial. En 2020, China recogió muestras del satélite de la Tierra y el año siguiente envió un pequeño robot a Marte.

China prevé además enviar hombres a la Luna hacia 2030.

*Con información de Europa Press y AFP.