Tendencias
Las entidades que ayudan en medio de la crisis hicieron un llamado a todos los beligerantes a permitir el paso de la ayuda hacia Brooklyn", zona de Cité Soleil donde se concentra la violencia
ONU advierte sobre eventuales consecuencias sanitarias de la crisis social que vive Haití. - Foto: AFP / Richard Pierrini

haití

ONU alerta sobre situación sanitaria en Haití: casos de cólera podrían crecer peligrosamente

Falta de agua potable, problema de combustibles y crisis de basuras, algunos de los factores que podrían catapultar la implosión de una crisis de cólera.

La Organización de Naciones Unidas (ONU) prendió este jueves 6 de octubre sus alarmas frente a la situación sanitaria que atraviesa uno de los países más pobres del continente: Haití. La organización advirtió que, en dicho territorio, actualmente azotado por una ola de violencia, no solo se enfrentan estos dos lastres, también una ola de cólera.

Por eso se encendieron alarmas frente a las medidas que debe adoptar Haití. La ONU señaló la necesidad de crear un corredor humanitario que pueda facilitar el acceso a este territorio de algunos de los productos esenciales, como el combustible, y en el caso sanitario, el ingreso de agua potable.

La entidad se refirió a que el agua que se está consumiendo en ese país no cuenta con las características que la hagan digna del consumo humano y, por el contrario, podría convertirse en un trampolín para que se catapulte la ola de la enfermedad advertida.

El bombillo de alerta de la ONU se enciende pocos días después de que Haití advirtiera internacionalmente, el pasado domingo, la detección de sus primeros casos de cólera, luego de tres años sin reportes, cifra que además está complementada por una situación que preocupa aún más a la comunidad internacional: ya hay muertos por la enfermedad.

De acuerdo con los datos proporcionados por las autoridades de ese país, la cifra de decesos asociados a la enfermedad durante la actual ola ha ascendido a siete casos.

Según precisan medios internacionales, a la fecha, en Haití habría once casos confirmados de la enfermedad, mientras que las autoridades sanitarias mantienen la lupa puesta sobre otros 111 casos que se estiman sospechosos.

Sin embargo, las autoridades internacionales han referido que la cifra reportada podría estar enmarcada en un peligroso subregistro, lo que refiere que la cifra real de casos de personas afectadas por la enfermedad es aún más elevado, según advertencia de los especialistas de la ONU en misión en Haití.

De acuerdo con lo recogido por medios internacionales, recientemente, Ulrika Richardson, coordinadora residente y humanitaria de la ONU para Haití, advirtió a través de una videoconferencia que los casos reportados de cólera en ese país responden a la ciudad de Puerto Príncipe. Ello, sin que hubiese certeza sobre si allí se concentra la enfermedad o si esta realmente tiene otras dimensiones, al no tenerse datos reales de las zonas de provincia.

“Estamos de hecho ante un incremento exponencial y hasta explosivo de casos de cólera”, advirtió el experto, quien señala la importancia de que se trabaja en frenar algunos de los factores que ayudan a catapultar la explosión de la enfermedad.

El experto dijo que “las condiciones están dadas para una tormenta perfecta, infortunadamente”.

El cólera en Haití: cifras históricas

La ola de cólera que se proyecta podría estallar actualmente en Haití prende las alarmas, en tanto no sería la primera vez que este país se tiene que enfrentar a una situación semejante. En el pasado, exactamente en la década anterior, este territorio se vio en medio de una situación que, entre 2010 y 2019, dejó un total de 10.000 personas muertas.

La situación actual no plantea soluciones a la vista, en tanto la crisis social y económica pone de manifiesto la escasez de muchos de los recursos necesarios para hacerle frente a la emergencia. Esta puede estallar aún en medio de un ambiente muy violento y exacerbado, por el inconformismo social que se ha visto reflejado en disturbios, saqueos y manifestaciones.

Según recoge la Agencia AFP, actualmente, y desde mediados de septiembre, “la terminal de importación de combustible más grande del país, en Varreux, está bajo el control de poderosas pandillas armadas”. Esto ha representado que se pronuncie aún más la crisis de desabastecimiento, lo que a su vez tiene impacto en las situaciones sanitarias pues, entre otras consecuencias, está el problema de la recolección de basuras, situación que también juega en contra de la lucha sanitaria.

*Con información de AFP