Tendencias

Home

Mundo

Artículo

Trump desea “buena suerte” a Biden antes de su reunión con Putin, y le dice: “no te duermas”
Donald Trump pide indemnización a China por la pandemia. - Foto: AP

mundo

“Países han sido destruidos por la pandemia y China debe indemnizarlos”: la propuesta de Donald Trump

El expresidente señaló que el país asiático debe pagarle US$10 billones a su país por los efectos del virus.

Un año y tres meses después de que estallara la pandemia de coronavirus en Wuhan, China, el mundo a penas está empezando a recuperarse de los estragos que ha causado el virus en materia de vidas perdidas, empleos y economía; sin embargo, en opinión del expresidente de los Estados Unidos, Donald Trump, señaló que los países “han sido destruidos por la pandemia”.

Con relación a esto, el exdirigente republicano manifestó que China debe pagarle a su país US$10 billones, como forma de compensación por los daños que ha dejado la covid-19.

“La cifra es más alta que esto, pero es solo lo que pueden pagar. Y esto es para nosotros”, declaró Trump en una entrevista con Fox News, quien añadió que el monto sería mucho mayor si se habla a escala global.

Trump desea “buena suerte” a Biden antes de su reunión con Putin, y le dice: “no te duermas”
El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump - Foto: AP

“Países han sido destruidos por lo que hicieron y, sea un accidente o no, espero que fuera un accidente, espero que fuera por una incompetencia o un accidente”, explicó, al tiempo que agregó que “nuestro país fue golpeado muy fuerte, pero otros países fueron golpeados mucho más fuerte”, por lo que “ciertamente China debe ayudar”.

Trump señaló que Pekín “se benefició” de la propagación de la covid-19, porque Washington “estaba en un proceso de hacer cosas en las que alcanzaron a China a un nivel que nadie pensaba que fuera posible, y una vez que el virus chino llegó, el mundo cambió”.

“No pensabas en la economía, pensabas en salvar vidas”, explicó Trump, a pesar de que durante su administración no se manejó adecuadamente la pandemia y el número de contagios y muertes durante 2020 ubicó a Estados Unidos como el país más afectado de todo el mundo por la pandemia.

En muchas de sus manifestaciones y concentraciones, el expresidente le quitó importancia al virus, al uso permanente de tapabocas, las cuarentenas y el cierre permanente de comercios, pues Trump afirmaba que esto iba a dañar la economía de su país e iba a dejar a millones de personas en la pobreza.

Estados Unidos llegó a más de 2 millones de casos de covid-19 durante el mandato del republicano, casi 300.000 casos diarios y un pobre avance en la vacunación en el país, además de la muerte de casi 500.000 personas, una situación que cambió radicalmente una vez asumió el presidente Joe Biden, que ha logrado contrarrestar el avance del virus, gracias a las medidas sanitarias, pero sobre todo, gracias a la rápida vacunación en el país.

Hasta el momento, la covid-19 ha contagiado a más de 177 millones de personas en todo el mundo y ha cobrado la vida de 3,83 millones de personas. De igual manera, el PIB global cayó más de 8,5 %, debido al impacto del virus, aunque vale la pena mencionar que la única potencia del mundo en donde no se contrajo la economía fue en China, que logró crecer levemente, a pesar de la catástrofe sanitaria.

Estados Unidos y la Unión Europea impulsan nueva investigación

A las investigaciones desarrolladas por la Organización Mundial de la Salud (OMS), ahora se podría sumar una nueva visita impulsada por Estados Unidos y la Unión Europea, debido a los resultados poco concluyentes que arrojó el documento publicado por la OMS.

En un documento conocido por Bloomberg, los países involucrados “piden avances en un estudio de fase 2 transparente, basado en evidencia y dirigido por expertos convocados por la OMS sobre los orígenes de la covid-19 y que esté libre de interferencia”.

Además, el texto señala que Estados Unidos y la Unión Europea “se comprometen a trabajar juntos hacia el desarrollo y uso de un medio rápido e independiente para investigar tales brotes en el futuro”.

Tanto la administración de Joe Biden, como la de Donald Trump, han pedido a China que sea más transparente con la información sobre el origen del virus, del que siempre se ha dicho que surgió de forma natural en el mercado de Huanan y que, posiblemente, podría haber sido transmitido de algún animal silvestre (como un murciélago) a los seres humanos.