mundo

Nueva York, la única ciudad de EE. UU. entre las 10 más bellas del mundo

La capital del mundo ocupó el quinto lugar entre las ciudades más hermosas del planeta.


Elegir cuáles son las mejores ciudades del mundo es bastante complicado. El planeta ofrece un sinnúmero de maravillas en diferentes países que es casi imposible nombrar. Sin embargo, analistas de Online Mortgage Adivsor se dieron a la tarea de seleccionar las mejores ciudades del mundo, basándose, exclusivamente, en estudios científicos sobre la arquitectura.

El estudio llamó la atención por la notable superioridad de las ciudades europeas por encima de las estadounidenses, tanto así que solamente una ciudad estadounidense se destacó entre las 10 primeras ciudades más bellas del mundo. Claro que sí, esta fue la llamada capital del mundo: Nueva York.

El estudio de Online Mortgage Advisor buscó y recopiló imágenes de la herramienta Google Street View de todas las ciudades del mundo, y con esto logró encontrar los detalles de sus calles residenciales y los edificios icónicos de cada ciudad, para así elegir cuáles eran los mejores estéticamente.

Los analistas calcularon las porciones de los edificios de cada ciudad y su cercanía con la proporción áurea, para decidir su calificación. “Cuanto más alta es la puntuación, más cerca están los edificios de una ciudad en promedio de igual proporción áurea”, afirmó la investigación.

Fue así como el estudio tomó las edificaciones más icónicas de cada ciudad, las cuales también son uno de los principales atractivos turísticos, para definir qué ciudades eran más bellas. Según el estudio, Venecia es la ciudad más hermosa del mundo, seguida por Roma, también en Italia, mientras que en tercer lugar estuvo Barcelona, en España. La siguiente ciudad de este continente en el ranking fue Chicago, que ocupó el puesto 17.

Entre las 25 ciudades más bellas del mundo no estuvo ninguna latinoamericana.

Este fue el listado de las 10 ciudades más hermosas del mundo:

1. Venecia, Italia.

2. Roma, Italia.

3. Barcelona, España.

4. Praga, República Checa.

5. Ciudad de Nueva York, Estados Unidos.

6. Atenas, Grecia.

7. Budapest, Hungría.

8. Viena, Austria.

9. Burdeos, Francia.

10. Milán, Italia.

Inflación: arriendos en Nueva York llegan a niveles que empiezan a asustar

A Estados Unidos le urge que la inflación empiece a ceder o de lo contrario tendrá que enfrentar nuevamente el fantasma de la recesión, que mantiene expectantes a los inversionistas y desacelera cada vez más la producción industrial y, por ende, su economía.

Contrario a lo que pasa en Colombia, en este país el gran impacto del crecimiento acelerado del costo de vida se está sintiendo en los combustibles y la vivienda, que en algunos casos llega a niveles que no solo restan poder adquisitivo a las familias, sino que incluso las lleva a reducir los consumos básicos.

Cuando a mediados de mayo el propietario de la vivienda que compartían en Brooklyn la española Paula Sevilla y dos compañeras les anunció que se tenían que ir el 30 de junio, nunca imaginaron la “pesadilla” que iban a vivir para encontrar una nueva morada.

Luego de dos meses de búsqueda, una treintena de visitas y mucho estrés, encontraron un apartamento por 3.000 dólares, con dos cuartos, solo para dos de ellas. Tras muchos idas y venidas, se hubieran podido quedar en el anterior, no lejos del nuevo, pero pagando 800 dólares más, 4.800 al mes.

Solo en el segundo trimestre de 2022, los alquileres subieron en Nueva York el 20,4 %, según el portal inmobiliario StreetEasy.com. Y las filas de aspirantes son mucho más largas que hace unos meses.

“En una ocasión perdimos un apartamento porque enviamos la solicitud cuatro minutos tarde”, exclama a la AFP esta joven de 26 años con cierta incredulidad.

A veces no basta con llegar primero ni, incluso, ofrecer más dinero del que piden los propietarios –en muchos casos grandes empresas o fondos de inversión, en particular en Manhattan– para lograr firmar un contrato de arriendo. Los requisitos para alquilar son draconianos: ganar un salario anual 40 veces superior al alquiler mensual, tener un historial de crédito impoluto, presentar las dos últimas declaraciones de impuestos y los estados de la cuenta bancaria.