bogotá

Ante el incremento de hurtos con sustancias tóxicas, Alcaldía hará mayor control en las droguerías

El hurto con empleo de escopolamina del primero de enero al 30 de abril de 2022 presentó un crecimiento del 80 % y tan solo en el mes de abril se incrementó en 120 %.


Ante el disparado incremento de robos a personas con escopolamina u otras sustancias tóxicas en Bogotá en las últimas semanas, el secretario de Seguridad, Aníbal Fernández de Soto, reveló que desde la administración distrital se adelanta una estrategia para hacer un mayor control en la venta de este tipo de productos en las droguerías de la capital del país.

El funcionario indicó que la Secretaría de Seguridad está trabajando de la mano con la Policía Metropolitana de Bogotá, gremios de taxistas, industria farmacéutica y establecimientos de comercio, para prevenir y contrarrestar esta modalidad de robo.

“Ante el aumento de delitos con sustancias tóxicas en Bogotá, particularmente en hurto a personas, hemos venido emprendiendo acciones de prevención y también de investigación judicial para contener y reducir este fenómeno. En primer lugar, este es un tema de corresponsabilidad en donde estamos buscando la participación activa de establecimientos nocturnos, que es en donde más ocurren estos hechos y por eso hemos venido fortaleciendo las redes de cuidado y los frentes de seguridad con la participación de estos establecimientos”, aseguró el secretario Fernández.

Asimismo, el secretario de Seguridad hizo un llamado a los bogotanos: “Necesitamos que la ciudadanía sea consciente de los riesgos y cuide el relacionamiento con personas extrañas en sitios públicos. Cuando acudan a establecimientos nocturnos, traten de usar transporte seguro y por eso estamos trabajando con taxis y las redes de plataforma tecnológica en movilidad para garantizar seguridad en estas zonas comerciales en las noches”.

Ahora, en cuanto a un mayor control a las droguerías, Fernández explicó el trabajo que se adelanta. “Hemos venido avanzando con la industria farmacéutica para poder establecer mejores controles y más pedagogía sobre este uso de sustancias porque se derivan específicamente de algunos fármacos que tienen venta restrictiva y por ello estamos haciendo un ejercicio de control”.

Frente a los casos de hurtos que se han presentado en la ciudad con el empleo de sustancias tóxicas, el secretario de Seguridad afirmó que las autoridades en Bogotá han venido adelantando investigaciones con la Fiscalía General de la Nación y la Policía, que han permitido la captura de siete personas involucradas en este tipo de delitos.

Al mismo tiempo, hay investigaciones estructurales en contra de grupos delincuenciales que utilizan esta modalidad para reducir a sus víctimas y cometer hurtos.

El concejal de Bogotá por el partido Centro Democrático Jorge Colmenares ya había advertido en su cuenta de Twitter en la necesidad de que el Distrito hiciera mayor control en la venta de medicamentos sin fórmula médica.

“Pido a la Secretaría de Salud ejercer mayor control en las droguerías; grandes y pequeñas, para verificar que sí se estén solicitando las fórmulas médicas en la venta de fármacos psiquiátricos, ya que ahora los delincuentes los están usando para drogar a sus víctimas y robarlas”, fue el llamado del cabildante.

El hurto con empleo de escopolamina del 1.° de enero al 30 de abril de 2022 presentó un crecimiento del 80 % y tan solo en el mes de abril se incrementó en un 120 %. Así lo advirtió el concejal de Bogotá por el partido Colombia Justa Libres, Emel Rojas.

“Tenemos que en estos cuatro primeros meses de 2022 en Bogotá se presentaron 819 hurtos a personas en donde se empleó la escopolamina, esto cuando se compara con el mismo período de 2021 arroja un crecimiento del 80 %, ya que el año pasado tuvimos 454 casos”, señaló Rojas.

“Únicamente en abril de 2022 se presentaron 174 casos de hurtos con escopolamina en la ciudad, (lo que) representa un crecimiento del 120 % respecto del mes de abril de 2021, donde se presentaron 79 casos”, agregó Rojas.

Por lo anterior, el concejal Emel Rojas citó a debate de control político al secretario de Seguridad, Aníbal Fernández, para que dé las explicaciones del caso.