bogotá

Atención: capturan y envían a la cárcel a uno de los fleteros más peligrosos de Bogotá

Se trata de Edwin Alejandro Cárdenas, quien formaría parte de una organización delincuencial denominada Los Fríos.


La Fiscalía General de la Nación logró que un juez de control de garantías decretara medida de aseguramiento en centro carcelario en contra de Edwin Alejandro Cárdenas Camelo señalado de los delitos de concierto para delinquir y hurto calificado y agravado, cargos que no fueron aceptados.

Según la investigación adelantada por la Unidad de la Estructura de apoyo de la Seccional Bogotá, el procesado formaría parte de una organización delincuencial denominada Los Fríos, dedicada, al parecer, al hurto a personas en la modalidad de Fleteo.

La evidencia fílmica recopilada da cuenta que Cárdenas Camelo, presuntamente participó en cinco eventos y cumplía un rol específico dentro de esa banda y era el de conductor o transportador.

La investigación da cuenta de que el procesado, al parecer, esperaba en un vehículo a los demás integrantes del grupo criminal quienes marcaban a las víctimas dentro de la entidad bancaria y posteriormente las abordaban con violencia y con armas de fuego para despojarlas de fuertes sumas de dinero.

El hombre fue capturado por uniformados de la Policía Nacional en vía pública, ya que pesaba una orden de captura en su contra. Cárdenas Camelo deberá continuar el proceso que se desarrolla en su contra desde la cárcel nacional Modelo.

Así es como Los Norteños se robaban carros de lujo en Bogotá

A principios de julio, la Fiscalía impactó la banda delincuencial Los Norteños que tiene en su prontuario robos por más de 1.000 millones de pesos, solo en el norte de Bogotá. Las víctimas de esta organización criminal eran conductores y propietarios de vehículos de lujo atacados con armas de fuego en plena vía pública, la mayoría cuando estaban por ingresar a su vivienda.

Los videos de seguridad muestran cómo en cuestión de segundos los criminales se lanzaban contra las víctimas, los amenazaban, les apuntaban con armas de fuego, las bajaban de los vehículos, para luego desaparecer, bajo la mirada digital de los sistemas de seguridad.

Los delincuentes no solo se llevaban los carros, secuestraban a las víctimas para obligarlas a hacer retiros de sus cuentas bancarias, en lo que se conoce como los paseos millonarios, la dinámica criminal que los atracadores utilizan para privar de la libertad a sus víctimas mientras lo llevan por cajeros electrónicos en los que exigen retiros de dinero.

“En otra acción judicial, fueron judicializados cinco hombres que pertenecerían a la banda Los Norteños, dedicada al hurto de vehículos de alta gama en la modalidad de atraco. El material de prueba da cuenta de que estarían involucrados en nueve eventos delictivos ocurridos en el norte de Bogotá, cuya cuantía superó los 1.000 millones de pesos”, dijo la Fiscalía.

La investigación del Gaula de la Policía fue fundamental en el proceso y la posterior captura de los responsables. Las víctimas, que fueron secuestradas, contaron detalles a los investigadores para identificar a los delincuentes, conocer la dinámica criminal y cómo lograron evitar el seguimiento de las autoridades por varios meses.

La banda conocida como los “norteños” se dedicaban a asaltar a conductores de vehículos de alta gama en toda la ciudad.
La banda conocida como los “norteños” se dedicaban a asaltar a conductores de vehículos de alta gama en toda la ciudad. - Foto: Fiscalía

Los secuestradores llevaban a las víctimas como un boleto para huir sin generar sospecha y garantizar que la Policía no fuera informada del atraco. Así las cosas los delincuentes lograron completar el atraco sin el temor de ser descubiertos, con la víctima secuestrada, nada les podría salir mal.

El problema para Los Norteños, esta banda de criminales, es que la ambición fue más allá de su comprensión. Cuando las víctimas no tenían dinero en las cuentas, los obligaban a llamar a sus familiares para que ellos consiguieran el dinero a cambio de permitirles recobrar la libertad. Lo hicieron en tantas ocasiones que la confianza los delató.

“En los hechos conocidos los conductores de los carros robados habrían sido secuestrados, mientras les desocuparon las cuentas bancarias. En dos casos, presuntamente, los señalados delincuentes exigieron dinero a los familiares de las víctimas por su liberación”, explicó la Directora Seccional de fiscalías (e), Myriam Rojas Prada.

Noticias relacionadas