nación

Caso Freddy Rincón | Fiscalía solicitó cerrar investigación por accidente que cobró su vida

El exjugador de la Selección Colombia en la década de los noventa falleció después de que la camioneta que manejaba fuera embestida por un bus del MIO.


Tres meses después del accidente que le arrebató la vida al exfutbolista de la Selección Colombia Freddy Eusebio Rincón, la Fiscalía General solicitó ante un juzgado de Cali cerrar la investigación. La petición tiene como base el hecho que se comprobó que el exjugador estaba manejando la camioneta.

A esta conclusión se llegó después de revisar una serie de pruebas documentales y técnicas que permitieron establecer cómo fue el trágico de accidente. En esta etapa se descartó la hipótesis de que Rincón estuviera en el puesto de copiloto, como se planteó en un primer momento.

Los investigadores tuvieron en cuenta el informe forense del Instituto de Medicina Legal, así como los estudios técnicos, la declaración de varios testigos y las cámaras de seguridad ubicadas en la zona. En la audiencia, que tendrá que ser programada por el centro de servicios judiciales, un juzgado de conocimiento definirá si admite o no la petición.

Para el ente investigador, los hechos que rodearon la muerte del exfutbolista ya quedaron aclarados y por eso no existen méritos para continuar la investigación. En dicha audiencia podrán intervenir, además, los representantes de la Procuraduría General, el MIO y la defensa de los familiares de Freddy Rincón.

El pasado 22 de abril, la vicefiscal general Martha Yaneth Mancera y Jorge Eduardo Paredes, médico forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, presentaron elementos para demostrar que el exfutbolista Freddy Rincón sí iba manejando en el momento del accidente.

Inicialmente, el fiscal general de la nación indicó que el exfutbolista Freddy Eusebio Rincón Valencia conducía la camioneta involucrada en el accidente que la ocasionó la muerte, en Cali (Valle del Cauca). Esta conclusión, explicó, está soportada en los informes técnicos y forenses, los análisis realizados por el Instituto Nacional de Medicina Legal y los videos de las cámaras de seguridad del sector.

La información obtenida hasta el momento, indicó el jefe del ente acusador, fue corroborada con los testigos y personas que se acercaron al lugar del accidente para apoyar en las tareas de rescate. “Los elementos adicionales que surjan de este tema están siendo analizados, en el marco de la autonomía y la independencia, por parte del fiscal del caso”, precisó el Fiscal Barbosa Delgado.

La Fiscalía también comprobó que Rincón no tenía puesto el cinturón de seguridad de manera correcta, ya que la banda del pecho fue ubicada en la cintura. Mancera presentó fotografías que corresponden a las horas previas al accidente, en las que quedan en evidencia los movimientos del exfutbolista durante la tarde y noche del 10 de abril. Además, confirmó quiénes y en qué asientos iban los acompañantes.

Otras de las declaraciones de la vicefiscal es que Freddy, al volante, se pasó el semáforo en rojo y que no se encontró que estuviera tomado. Agregó que se tomaron 13 declaraciones juradas y se revisaron 17 cámaras de seguridad. En total, 849 evidencias, incluidos diez videos.

A su turno, Jorge Eduardo Paredes, médico forense del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, explicó por qué, siendo el piloto y el impacto mayor en el copiloto, Freddy Rincón murió.

Aunque la Fiscalía General de la Nación ratificó que Freddy Rincón iba manejando la camioneta de placas UGR-410 que colisionó gravemente con el bus del MIO en la calle 5ª con carrera 34, en Cali, el pasado 11 de abril.

Su hermano Manuel Rincón, que había declarado a diferentes medios que el Coloso iba de copiloto, se niega a creer lo determinado por el ente acusador. “En la familia no creemos, porque se ve que el golpe se lo lleva el copiloto, si las otras personas iban al lado de Freddy. Según la Fiscalía, él era el chófer de los que iban atrás y todo el golpe se lo llevó el copiloto y, si no fuera así, él estaría vivo”, dijo en diálogo con SEMANA.

Desde SEMANA se le argumentaron al hermano del ídolo del fútbol las explicaciones entregadas por la Fiscalía, como el detalle del cinturón de seguridad que entregó el forense Jorge Eduardo Paredes, que acompañó a la vicefiscal general Martha Yaneth Mancera en la rueda de prensa oficial, asegurando que lo tenía mal puesto. “La Fiscalía le está dando manejo a esto, quien sabe quién estaba implicado. Freddy está muerto y qué mejor que echarle la culpa al muerto”, respondió vehemente.

Según contó, la familia se está asesorando legalmente y junto a los hijos y los demás hermanos y familiares se establecerá una reunión para ver que cuál es el paso a seguir. “No entiendo la ley en este país de nosotros, todo el mundo se acomoda”, argumentó.