entrevista

El alcalde de Medellín, Daniel Quintero, sería candidato presidencial en 2026, ¿de qué depende?

La esposa del alcalde de Medellín en diálogo con SEMANA reveló detalles sobre una posible aspiración de Quintero a la Presidencia.


En diálogo con SEMANA, Diana Osorio, la esposa del alcalde de Medellín, Daniel Quintero Calle, manifestó que su pareja sentimental podría aspirar a la Presidencia de Colombia para el periodo 2026 a 2030.

Esto si, dijo Osorio, “terminamos bien la Alcaldía y tenemos buenas cifras para presentarle a Colombia, Daniel podría ser candidato en 2026″.

La esposa del alto funcionario de la ciudad de Medellín aseguró que Quintero tiene las cualidades pertinentes para ser presidente del país y que llevaría a Colombia por un muy buen camino.

“Creo que podría ser presidente, tiene la madera y llevaría a Colombia en esa senda del futuro, a niveles de un ingeniero electrónico”, indicó Diana Osorio.

La primera dama de Medellín fue muy clara a la hora de manifestar que su esposo no pertenece a ningún partido político y que, por ende, no tiene un líder que le dé una línea y orientación.

“Daniel no ha tenido jefe político. Él es independiente, un ‘cusumbo solo’ en la política. No le gusta ir bajo la línea de ningún político. Los escucha, tiene buenas relaciones, pero irse por un partido, no creo”, aseveró Osorio.

La esposa del alcalde de la capital del departamento de Antioquia agregó que si Quintero toma la decisión de encaminarse por la Presidencia del país va a contar con su apoyo, tal cual lo ha hecho hasta la fecha.

“Quiero lo que Dios quiera y si Dios quiere que Daniel sea presidente, voy a estar apoyándolo y haciendo toda la labor social por mi país, cogobernando con él. Me parece que el complemento y la visión femenina en los gobiernos es muy importante”, concluyó Diana Osorio.

Con respecto a lo manifestado por Osorio sobre la buena culminación de Daniel Quintero en la Alcaldía de Medellín, recientemente se conoció que la revocatoria contra su mandato estaría muy cerca de caerse.

En ese sentido, el magistrado del Consejo Nacional Electoral (CNE), César Abreo, habría encontrado argumentos para sostener que hubo irregularidades en el proceso administrativo del comité que busca revocar de la alcaldía de Medellín a Daniel Quintero.

En medio de la certificación de los estados contables, el despacho de Abreo, respaldado en un análisis del Fondo Nacional de Financiación Política del CNE, sostendría que los miembros de la revocatoria habrían sobrepasado los topes de ley, que no pueden superar los 236 millones de pesos.

Sin embargo, los implicados repiten que las cifras están enmarcadas en la Constitución. “Los estados contables están perfectamente presentados y no tienen de otra: certificar positivamente”, mencionó Andrés Rodríguez, vocero del comité revocador.

Pero la ponencia de Abreo estaría en contra de las pretensiones del comité anti Quintero. Incluso, el magistrado habría propuesto ante la Sala Plena que se formulen cargos en contra de los promotores de la revocatoria por las inconsistencias que encontró en los estados contables.

Y es que otro de los argumentos de Abreo cuestionaría el no pago del salario al contador y auditor del comité. No obstante, los miembros de la revocatoria justificaron que hubo tres contratos divididos en procesos distintos: recolección de firmas, campaña y cierre. Es decir, hubo contrataciones y finalizaron cuando culminaron el informe contable que fue enviado al CNE.

Ahora bien, con base en el informe que presentó el magistrado César Abreo, los ocho restantes togados de la Sala Plena decidirán el futuro de la revocatoria.

Si aprueban los estados contables, los habitantes de Medellín tendrían que acudir a las urnas para buscarle un reemplazo a Daniel Quintero. De lo contrario, si la mayoría de los magistrados votan negativo, se le acabaría la respiración al proceso y el alcalde continuaría en el cargo.