debate

El choque entre Francia Márquez y el general (r) José Luis Esparza por el racismo

Las fórmulas vicepresidenciales de Gustavo Petro e Ingrid Betancourt tuvieron un encontrón durante el debate de SEMANA y El Tiempo por el tema del racismo en Colombia.


El tema del racismo en Colombia ha sido protagonista en la recta final de la contienda electoral, especialmente después de lo ocurrido con la cantante de música popular Marbelle y sus comentarios hacia la fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro, Francia Márquez.

Por esta razón, el tema no pudo pasar desapercibido durante el debate de SEMANA en el que participaron las fórmulas vicepresidenciales de los candidatos.

En este sentido, Francia Márquez y el general (r) José Luis Esparza, fórmula vicepresidencial de Ingrid Betancourt tuvieron un desacuerdo con respecto al reconocimiento del racismo como un flagelo que aún permea a Colombia.

Durante su intervención, Márquez aseguró que el racismo “siempre ha existido y no solo porque no señalen por nuestro color de piel sino también un racismo desde el Estado que no ha permitido que la población raizal, palenquera e indígena tenga derechos”, dijo.

Además, aseguró que su presencia y la de otras personas en la política es un acto de justicia racial, para poder garantizar la participación de quienes históricamente han sido excluidos.

En este sentido, Esparza tuvo un desacuerdo con Márquez y aseguró que los asuntos étnicos se están pasando en “momentos de populismo” y que no se trata de centrar la campaña política en el racismo sino en la diversidad cultural.

“Como soldado tengo amigos con los que compartí la vida militar y nunca sentí la perspectiva del racismo”.

A esto, Márquez respondió asegurándole que el que él no sintiera el racismo no significaba que no existiera. “Parte de negar el racismo es no reconocerlo, el racismo lo padecemos quienes llevamos el color de piel y porque nos discriminan, no lo ha padecido pero solo decir razas es parte de ese racismo colombiano, porque raza solo hay una y es la raza humana”.

“Desde que soy niña he escuchado de la deuda histórica con los pueblos étnicos por eso hay que ir mas allá del decir sino ir a la reparación”, añadió.

El candidato a vice no se quedó callado y afirmó que “reconozco la diversidad cultural, se ha determinado la posibilidad de que todos hagan parte de las diversidad pero no estoy de acuerdo en ponerla como panorama político”.

Además, añadió que: “Su región la conozco bien, Francia, pero las condiciones no se dan desde un discurso, hay que entender las verdades; estas regiones como Cauca tienen esas vivencias que yo conozco pero no puedo decir que no se reconozca esa diversidad cultural”.

El conflicto armado

En cuanto al tema del conflicto armado y si hay o no hay un “derecho político” de los grupos delincuenciales para ejercer la violencia en el país, la candidata vicepresidencial aseguró que “ninguna actividad que atente contra la vida tiene ni sustento político ni nada”.

“Llevamos 22 masacres en lo que va corrido de este año […]. En Cauca no para la violencia, todos los días nosotros estamos atendiendo a la muerte. Líderes y lideresas, todos los días asesinados, y niños asesinados por estos actores armados, pero también por el mismo Estado colombiano”, manifestó, no sin antes recordar que la verdadera salida para acabar con el conflicto es la búsqueda de la paz.

“No es justo que los niños sigan enterrando a sus padres, ni las madres a sus hijos”, añadió, lamentando que su defensa por la vida se ha tergiversado como un apoyo a los grupos al margen de la ley como el ELN o las disidencias de las Farc.

Frente a las manifestaciones sociales que se vivieron el año pasado y las críticas realizadas en contra del Esmad, Francia Márquez manifestó que, aunque esta institución se desarrolló con buenas intenciones de proteger y cuidar, no solo el derecho de los manifestantes a protestar, sino a los propios marchantes, con el tiempo se fue tornando en un sistema que hoy ataca al pueblo que debería defender.

“El Esmad terminó (convertida) en una institución que violenta a los jóvenes, de quienes protestan y salen a las calles a pedir mayores garantías para todos. Una institución que le saca los ojos a la juventud. Que asesina a la juventud”, añadió.